Las Cosas Que Pasan – 4 de marzo 2021

enlaces:

No hay crisis para la Italia militar de ‎la OTAN‎, por Manlio Dinucci
https://www.voltairenet.org/article212321.html

El Partido Demócrata trata de cortar las ‎transmisiones de televisoras de oposición
https://www.voltairenet.org/article212325.html

Joe Biden ordenó su primera operación ‎militar como presidente
https://www.voltairenet.org/article212326.html

En busca de mi yo interior: Mutilación de Ganado: El Posible Por qué.- Liliana Flotta.//Alarma en el norte de Chile por una enigmática criatura que ataca como el mítico “chupacabras” y que ya mató a más de 50 animales.
https://conocimientodemisersuperior.blogspot.com/2019/02/mutilacion-de-ganado-el-posible-por-que.html

La crisis y el “gran reseteo” del FEM (Davos) son respaldados por la FED y el BIS (los bancos centrales importantes) para deshacerse del dinero que sobra. – acratas.net
https://acratasnet.wordpress.com/2021/02/26/la-crisis-economica-actual-y-el-gran-reseteo-del-foro-economico-mundial-de-davos-son-imprescindibles-para-la-fed-y-el-bis-los-bancos-centrales-de-los-estados-importantes-para-deshacerse-del-exce/

Contra el encierro de la gente: ANÁLISIS DE LA SOCIEDAD DEL BIENESTAR
https://contraelencierro.blogspot.com/2021/02/analisis-de-la-sociedad-del-bienestar.html

La remodelación de la agricultura mundial: la agenda del FEM detrás de la “reforma agrícola” del gobierno de Modi en la India | La Verdad Nos Espera
https://melvecsblog.wordpress.com/2021/02/26/la-remodelacion-de-la-agricultura-mundial-la-agenda-del-fem-detras-de-la-reforma-agricola-del-gobierno-de-modi-de-la-india/

Orbita Cero: Mendoza, Argentina: El exfuncionario del Pentágono, Lue Elizondo, reacciona al encuentro OVNI de American Airlines
https://orbitaceromendoza.blogspot.com/2021/02/el-exfuncionario-del-pentagono-lue.html

Astillas de realidad: EL MÉDICO URUGUAYO JAVIER SCIUTO DESMONTA LA NARRATIVA OFICIAL DEL CORONATIMO POR COMPLETO
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/el-medico-uruguayo-javier-sciuto.html

Astillas de realidad: LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y CENSURA ESTATAL
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/libertad-de-expresion-y-censura-estatal.html

noticios:

No hay crisis para la Italia militar de ‎la OTAN‎

por Manlio Dinucci

Italia espera reactivar su economía gracias a las inversiones de carácter militar. Esta ‎estrategia es precisamente lo que daba por sentado el estadounidense Richard Hatchett, ‎director de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), cuando trabajaba con el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, bajo la administración ‎de George Bush hijo. Hatchett fue el primero en proponer el confinamiento de la ‎población sana, no con fines médicos sino políticos.‎

Mientras que Italia se mantiene paralizada por la «crisis económica que la pandemia ha desatado», ‎como la define [el nuevo jefe de gobierno Mario] Draghi en su discurso programático, hay un sector que no sufre por esa crisis y que incluso está en pleno auge: el sector militar vinculado a ‎la OTAN. ‎

El 17 y el 18 de febrero, mientras el Senado y la cámara baja de Italia votaban la confianza ‎a favor del gobierno de Draghi, el ministro de Defensa Lorenzo Guerini (ratificado en ese cargo) ‎ya participaba en el Consejo del Atlántico Norte, que se reunía por primera vez en presencia de ‎la nueva administración estadounidense de Joe Biden.‎

La reunión abordó el próximo incremento del gasto militar. El secretario general de la OTAN, ‎Jens Stoltenberg, subrayó que 2021 será el séptimo año consecutivo de incremento del gasto ‎militar en los países europeos de la alianza atlántica, que ya la elevaron en 190 000 millones de ‎dólares en relación con el año 2014.‎

Pero Estados Unidos y la OTAN piden mucho más y el ministro Guerini confirmó el compromiso ‎de Italia a incrementar su gasto militar (en términos reales) de 26 000 millones a 36 000 millones ‎de euros anuales, agregando a los fondos ya asignados al ministerio de Defensa las sumas que el ‎ministerio italiano de Desarrollo Económico ha previsto desembolsar con fines militares: ‎‎30 000 millones más otros 25 solicitados al Fondo Europeo de Reconstrucción. Claro, todo eso ‎sale de los fondos públicos de Italia. ‎

En la OTAN, Italia se comprometió a dedicar al menos un 20% de sus gastos militares a la compra ‎de nuevo armamento. Así que, en cuanto entró en funciones, el ministro Guerini firmó –el 19 de ‎febrero– un nuevo acuerdo de 13 países miembros de la OTAN más Finlandia, designado como ‎‎Air Battle Decisive Munition, para la compra de «misiles, cohetes y bombas que tienen un efecto ‎decisivo en el combate aéreo». ‎

Bajo esa formulación, similar a la de un grupo de compra solidaria (pero no se trata de comprar ‎legumbres sino misiles), supuestamente se economiza un 15 o un 20% de lo que se gastaría… ‎aunque la OTAN no dice cuánto es el monto final del gasto. ‎

Los misiles y bombas de nueva generación que Italia está comprando también servirán para ‎armar los aviones de guerra F-35b, fabricados por el gigante estadounidense Lockheed Martin, ‎que conformarán la dotación del portaviones italiano Cavour, que llegó el 13 de febrero a la base ‎estadounidense de Norfolk (Virginia). Allí estará el Cavour hasta abril para obtener la ‎certificación de capacidad para operar con esos aviones estadounidenses. Italia, anunció Guerini ‎con orgullo, será uno de los pocos países –con Estados Unidos, Reino Unido y Japón– que ‎disponen de un portaviones con aeronaves de quinta generación. ‎

Así reforzará Italia, como subraya el primer ministro Mario Draghi, su papel de «protagonista de ‎la alianza atlántica, tras los pasos de las grandes democracias occidentales, en defensa de ‎principios y valores esenciales», acrecentando en particular «nuestra proyección hacia las áreas ‎de interés natural prioritario, como el Mediterráneo ampliado, con atención particular a Libia, el ‎Mediterráneo oriental y África». ‎

En el «Mediterráneo ampliado» –que en la particular geografía de la OTAN se extiende desde el ‎Atlántico hasta el Mar Negro y, por el sur, hasta el Golfo Pérsico y el océano Índico– opera, ‎desde la base de Sigonella, en la isla italiana de Sicilia, la fuerza de la OTAN de «vigilancia ‎terrestre», con drones AGS RQ-4D proporcionados por Estados Unidos. ‎

Esa fuerza de la OTAN comenzó a operar el 15 de febrero, según anunció el general ‎estadounidense Tod Walters, comandante supremo de las fuerzas de la OTAN en Europa –cargo ‎que siempre ejerce un general estadounidense. Los drones de la OTAN que desde Sigonella ‎‎«vigilan» –léase “espían”– esa área para preparar acciones militares están bajo las órdenes de ‎otro general estadounidense, Houston Cantwell.‎

El primer ministro Draghi, que considera a la nueva administración estadounidense «más ‎cooperativa hacia los aliados», se declara «confiado en que nuestras relaciones y nuestra ‎colaboración sólo pueden intensificarse». De eso podemos estar seguros. El 17 de febrero ‎se desarrolló por videoconferencia la primera reunión, con el apadrinamiento del Pentágono, en ‎la que 40 industrias y centros de investigación universitarios de Italia ofrecieron sus productos y ‎servicios a las fuerzas armadas de Estados Unidos. ‎

El tema del encuentro fue «Innovate to Win» (Innovar para vencer). La innovación –explica el ‎ministerio italiano de Defensa– es ‎

«la clave no sólo para obtener una ventaja competitiva sobre nuestros potenciales ‎adversarios –actuales y futuros– en el plano militar sino para la recovery [en inglés en el ‎texto] del tejido industrial nacional al final del periodo de crisis provocado por la ‎pandemia de Covid-19». ‎

Manlio Dinucci

El Partido Demócrata trata de cortar las ‎transmisiones de televisoras de oposición

El Partido Demócrata del presidente estadounidense Joe Biden está ejerciendo actualmente ‎grandes presiones sobre las empresas distribuidoras de televisión por cable para que saquen ‎ciertos canales de televisión de sus listas de distribución en Estados Unidos.‎

Se trata específicamente de interrumpir el acceso del público a Fox News, One America News ‎Network (OANN) y Newsmax, acusando a esos canales de ser opositores políticos que apoyaron al ‎ex presidente Donald Trump. ‎

Dos miembros de la Cámara de Representantes por el Estado de California, Anna G. Eshoo y Jerry ‎Mc-Nerney, escribieron a los principales operadores de televisión por cable (Comcast, Verizon y ‎Cox) y a las plataformas de internet (Roku, Apple y Hulu) exigiéndoles que interrumpan la difusión ‎de lo que llaman «desinformación». ‎

Estos dos representantes demócratas son miembros de la Comisión de ‎Energía y Comercio (House Energy and Commerce Committee), que realizó el 24 de febrero ‎una audiencia sobre el tema “Estimulando las llamas: desinformación y extremismo en ‎los medios” (Fanning the Flames: Disinformation and Extremism in the Media).‎

La Constitución de los Estados Unidos de América prohíbe al Congreso la imposición de límites a ‎la libertad de expresión. ‎

Joe Biden ordenó su primera operación ‎militar como presidente

El presidente estadounidense Joe Biden autorizó personalmente la primera operación militar de ‎su mandato, el 25 de febrero de 2021. ‎

Según el secretario de Defensa, el general Lloyd Austin, se trató de bombardear una ‎instalación supuestamente utilizada por milicias chiitas sirias en la frontera entre Siria ‎e Irak. ‎

Para justificar esta acción militar, que constituye una evidente violación de la Carta de las ‎Naciones Unidas, el Pentágono afirmó que las milicias atacadas –Kaitib Hezbollah y Kaitib Sayyid ‎al-Shuhada‎– estaban implicadas en los atentados realizados del 15 al 22 de febrero en Irak contra ‎personal militar estadounidense y contra personal vinculado a empresas de Estados Unidos. ‎

La operación, que dejó al menos 17 muertos, tuvo lugar después de una comunicación ‎entre el ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, y su homólogo sirio Faysal Mikdad. ‎

Esta acción militar estadounidense parece estar vinculada a las conversaciones de la ‎administración Biden con Irán sobre ya que las milicias atacadas ‎constituyen una especie de contacto entre los teatros de operaciones sirio e iraquí. ‎

Al parecer, la administración Biden estaría dispuesta a aceptar que Irán se convierta en gendarme ‎regional pero rechaza permitir la constitución de un nuevo imperio persa, que abarcaría Líbano, ‎Siria, Irak y Azerbaiyán, conforme a un proyecto iraní [1]. El objetivo de la administración Biden sería ‎volver a una situación en la cual Irán haría de gendarme regional, como en tiempos del shah Mohamed Reza Pahlevi. ‎

Según el almirante John Kirby, vocero del Pentágono, antes de la realización de esta operación. el ‎Departamento de Estado informó a sus interlocutores –probablemente los Estados que ‎el presidente iraní Hassan Rohani pretende incluir en su proyecto de nuevo imperio persa y la Federación ‎Rusa. ‎

Sin embargo, la Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado o el ‎Departamento de Defensa, no han aclarado si Estados Unidos simplemente informó ‎de antemano a Rusia o si adoptó medidas para evitar que militares rusos corrieran peligro durante la operación. ‎

Mutilación de Ganado: El Posible Por qué.- Liliana Flotta.//Alarma en el norte de Chile por una enigmática criatura que ataca como el mítico “chupacabras” y que ya mató a más de 50 animales.

Publicamos hoy un excelente artículo de la investigadora Liliana Flotta sobre las mutilaciones de ganado y su relación con los visitantes de dormitorio y abducciones extraterrestres. 

Estoy seguro que este artículo no dejará indiferente tanto a investigadores como a los  interesados en estos inquietantes y casi impenetrables misterios

Los estudiosos de los denominados Objetos Voladores No Identificados hemos  tomado para su investigación, de acuerdo a los testimonios que nos van llegando, diferentes aspectos del fenómeno. Por ese motivo, muchos de esos aspectos en los que algunos de nosotros nos especializamos, no nos permiten ver el proceso en su totalidad quedando sólo como compartimientos estancos: cada fase, apartada de las otras. La realidad de la temática es extremadamente compleja, tiene aristas tan variadas como la vida misma, más, si lo que estamos estudiando es justamente una forma de vida y sus distintas maneras de actuar y sus tecnologías. Si queremos llegar a tener una mirada más objetiva y abarcativa, ninguna de esas facetas deben quedar excluidas de las otras. Debe ser parte del esfuerzo común de los investigadores unir los hallazgos, atar cabos, deducir y aportar hipótesis. Por supuesto podemos equivocarnos, pero si no investigamos y pensamos, no se aprende.
Este trabajo no podría haberse realizado sin las excepcionales investigaciones de tantos colegas ufólogos, que han dedicado su valioso tiempo y sus recursos tanto materiales como intelectuales en el seguimiento e investigación in situ de los casos denunciados en todo el país de mutilaciones de ganado. Han tenido la constancia de analizar si estos casos fueron muertes naturales, por acción de depredadores o mutilaciones extraordinarias, como lo han expuesto al público en cada investigación. Gracias a los aspectos encontrados por estos colegas, hemos hecho este análisis extrapolando lo investigado por nosotros sobre los llamados Visitantes de Dormitorio y los aspectos y pautas fisiológicas y biológicas de los protagonistas. Por eso, unimos los dos tipos de fenómenos que se adjudican a Entidades Biológicas Extraterrestres (EBEs).
Luego de haber llegado a determinadas conclusiones derivadas de lo investigado en  los casos de Visitantes de Dormitorio comenzamos a ver una relación entre éstos y las mutilaciones de ganado. El llamado de atención resultó de la noticia de mutilaciones de  animales en la misma fecha de visitas a varias de las personas investigadas por nosotros, a las que seguimos durante varios años, que también han sido pacientes de nuestro colaborador médico. Estos hechos, que pueden  parecer aislados, se refrendan con avistamientos de Objetos Voladores No Identificados, en las mismas fechas en lugares cercanos a las mutilaciones y en otros lugares del país.
Un trabajo sumamente iluminador ha sido el que realizara Hugo Ruggeri, en el cual expone su hipótesis de la utilización de los animales para la realización de vacunas e inmunización, según sus investigaciones, para los mismos alienígenas mutiladores.

Entrando en ese campo, gracias a los trabajos excepcionales de investigación realizados por nuestros colegas, se han descubierto en nuestro país las mismas mutilaciones que se vienen realizando en otros lugares del planeta desde los años 70 del siglo pasado. En los trabajos de Luis Burgos, José AlbertoTunich, Silvia Pérez Simondini, Andrea Pérez  Simondini, Quique Mario, el recordado Mario Bracamonte, Oscar Mendoza, Luis Bruzza y todos sus equipos de colegas investigadores, se han dado a conocer que en las mutilaciones de carácter extraordinario, los animales aparecen con órganos faltantes, sin sangre con ausencia de colapso vascular y con cortes de los tejidos limpios y sin sangrados, dando la impresión de haberse utilizado elementos quirúrgicos avanzados.
En nuestras pampas, se han registrado estos casos desde 2001 hasta la fecha, con la intervención de organismos oficiales como  SENASA (Servicio Nacional de Sanidad Animal de Argentina) ya que estos casos afectan la economía de las regiones y de los productores en particular.
Nunca se dieron respuestas satisfactorias. Tampoco se han dado en otros países.
Son muy importantes algunos testimonios recogidos por nuestro amigo y colegaCarlos Iurchuk  volcados en su entrañable web “Dragón Invisible” que, sin temor, expresan muchos de los veterinarios que se han topado con estas mutilaciones.
En muchos de los casos se han avistado luces en los campos donde han aparecido los animales mutilados, relacionándolos con OVNIs. Según los investigadores estos son testigos fidedignos y no los ponemos en duda. De nuestra parte hemos recogido un testimonio de primera mano en una investigación realizada en Gobernador Ugarte, Pcia.de Bs. As. República Argentina,  en que el testigo ve cómo una luz violeta envuelve a un vacuno y lo eleva,
dejándolo caer a tierra unos metros más adelante ya mutilado. En este campo, la familia del capataz ha tenido varios Encuentros Cercanos del Primero y Tercer tipo, incluyendo tiempo perdido, y Visitantes de Dormitorio.  El padre de familia en uno de esos E.C fue envuelto en un haz luminoso, perdiendo la conciencia. Cuando se recuperó, encontró su pecho marcado por punciones en círculos concéntricos. Su esposa, además de la experiencia de ver a los característicos seres de aproximadamente 80cm, macrocéfalos con grandes ojos, también tuvo la pérdida de un embarazo a los tres meses de gestación.

En los casos de mutilaciones de ganado, los animales aparecen con la falta de uno o ambos ojos, la lengua y la tráquea, apareciendo el hueso maxilar sin musculatura y la falta de aparato auditivo. Les extraen el recto, las ubres y el aparato reproductor. Estos animales se han encontrado sin sangre, reiteramos, habiéndose advertido la falta de colapso vascular.
Según las investigaciones de nuestros colegas, los animales mutilados son jóvenes, encontrándose vacunos y equinos entre seis (6) meses a dos (2) años de edad.
En su reporte, H. Ruggeri indica la presencia de depósitos de magnesio y potasio en el pelaje, olor medicinal en el animal o en el suelo como de incienso o azufre; destrucción y decoloración celular por quemadura; rastros de tranquilizante o drogas en el animal, en estos casos chlorpromazine; pelo quemado y depilado en zona de heridas; cortes como aberturas en el abdomen; extracción de bazo; en algunos casos extracción de corazón y pulmones de manera inusual; ardor en manos al tocar los cortes sin protección.

En el terreno no se han encontrado huellas de ningún tipo, esto es: sangre del animal muerto; huellas de pataleo del animal, típicas en momentos anteriores a la muerte del mismo; huellas de neumáticos que indiquen intervención de vehículos. En el cuerpo del animal, no se encuentran desgarros en el cuero indicando el ataque de un depredador.

Los cortes observados en los animales son totalmente limpios, dando la impresión de haberse hecho con bisturí y cauterizados. La remoción del músculo en el maxilar, no deja rastros de raspado en el hueso. Estos son parte de los testimonios de los veterinarios que verificaron estas mutilaciones extraordinarias.
La impresión que dejan estos sucesos es que se hacen con precisión quirúrgica.
Lo que los investigadores siempre nos hemos preguntado es por qué. Por qué tomar un animal, mutilarlo prolijamente y volver a dejar sus restos en el campo.
Debemos tener en cuenta que ignoramos la forma de pensar de estos seres. Su lógica es distinta de la nuestra.
Si esto lo hicieran laboratorios farmacéuticos para sus investigaciones, simplemente comprarían las vacas, de hecho, así es ya que se utilizan desde hace mucho tiempo los animales para estos fines y se llaman Granjas Farmacéuticas.
Ya desde finales del siglo XIX se experimenta con vacunas y se presentan varias formas de vacunación.
Una “vacuna” es una suspensión de microorganismos (o alguna parte o producto de ellos) que produce inmunidad al ser inoculada en un huésped. La vacuna induce en el huésped la formación de anticuerpos frente al organismo causante de la enfermedad.
Pasteur usó el término “vacuna” en 1880, que proviene del latín vacca, reconociendo el éxito de Edward Jenner que en 1796 vacunó a un niño de 8 años de viruela, extrayendo los exudados de las pústulas de una vaca con viruela. A partir de ese momento se desarrollaron numerosas vacunas, lo que ha llevado a erradicar enfermedades y a reducir la incidencia de otras muy graves.
Las vacunas se clasifican en tres tipos:
–        Atenuadas: son preparaciones de bacterias o virus vivos que están debilitados o alterados en su virulencia, capaces de producir una respuesta inmune. La mayoría produce inmunidad para toda la vida, sin necesidad de inmunizaciones de recuerdo.
–        Inactivadas: son suspensiones de bacterias o virus muertos por la acción de químicos. En este tipo de vacuna es necesario dividir las  dosis en días o semanas para inducir la protección, ya que los virus muertos no se replican como  en las vacunas atenuadas.
–        Toxoides: son preparaciones obtenidas de toxinas de bacterias inactivadas.
En los últimos diez años, la tecnología de ADN recombinante ha permitido la creación de una nueva generación de vacunas que evitan las limitaciones de las vacunas tradicionales.
Con estas vacunas, se pueden eliminar los genes de virulencia de un agente infeccioso y mantener la habilidad de estimular la respuesta inmune. En este caso, el organismo modificado genéticamente puede usarse como vacuna viva sin las preocupaciones acerca de la reversión a la virulencia, ya que es imposible que un gen completo pueda ser readquirido espontáneamente durante el crecimiento en cultivo puro.
Se pueden crear sistemas vivos no patógenos que transporten antígenos de un agente patógeno con el que no estén relacionados (éste es un tópico muy interesante sobre el que volveremos).
Para aquellos agentes infecciosos que no se pueden mantener en cultivo, los genes que codifican para las proteínas que tienen determinantes antigénicos se pueden aislar, clonar y expresar en un huésped alternativo como alguna bacteria o líneas celulares de mamíferos. Estas proteínas son formuladas luego en vacunas, utilizando los fragmentos antigénicos.
Es importante tener en cuenta, que para producir algunas vacunas, deben utilizarse fuentes de proteínas como la carne, pues no se producen en medios sintéticos. Se han utilizado tanto células humanas en biotecnología, como también tejido de riñones de mono. Para cultivar virus animales, se están utilizando huevos de pollo embrionados y cultivos celulares a los que se les hospeda in vitro un virus. Los tejidos deben provenir de una fuente bacteriológicamente estéril, utilizándose gran cantidad de células. Queda claro que la producción de virus animales y humanos requiere cultivos celulares, por lo tanto, la extracción de tejidos vivos.
Esta nueva generación de vacunas ha abierto nuevos campos para la prevención y tratamiento de enfermedades en que la vacunación no formaba parte del repertorio empleado para tratamientos como el cáncer y enfermedades autoinmunes como la diabetes (otro tópico importante en el tema que nos ocupa).
En la investigación e hipótesis de trabajo de H. Ruggeri, el autor expone su teoría de que se utiliza a los animales mutilados para la inmunidad de los alienígenas. Es una muy válida teoría, teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, pero también pueden deberse estas mutilaciones a otros varios motivos, sin alejarnos demasiado de  la hipótesis de la inmunización.
Teniendo en cuenta lo investigado por nosotros en el campo de los Visitantes de Dormitorio, junto con la invalorable colaboración del Dr. Ítalo, a quien le debemos el haber encontrado en los protagonistas de estos casos, una interrupción del ciclo de Krebs, esto es, de la Respiración Celular, nos vemos frente a una experiencia que multiplica sus posibilidades.

En principio, vale recordar lo expuesto en nuestro anterior  trabajo: “Invasores Silenciosos”, en que detallamos que la respiración celular se produce en al ADN mitocondrial, siendo éste una cadena circular alojada en el interior de las mitocondrias con 37 genes, que son heredados por vía materna y que determina el parentesco de grupos de individuos. Estos orgánulos emiten señales a las células para que éstas se conviertan en células específicas: cardíacas, estomacales, hepáticas, etc. También son las mitocondrias las que determinan la apoptosis, o muerte celular a través de la emisión de mensajes. Dijimos en dicho trabajo, que gracias a la respiración celular, se produce en el interior de la mitocondria el elemento llamado ATP, Adenosina Trifosfato y oxígeno para dotar de energía al organismo. Además se produce gracias al ciclo de Krebs el transporte de  electrones, flujo a través del cual se transfieren sustancias a través de membranas. En nuestra hipótesis de trabajo exponemos que esta inhibición de la respiración celular, es realizada para producir una mutación instantánea en el protagonista humano, para luego realizar extracciones de sangre y posiblemente tejidos, lo que se puede observar en ellos como marcas muy puntuales en su cuerpo luego de la experiencia de la Visita en su dormitorio.
En su momento, también dejamos en claro que en el protagonista humano, se puede advertir un estrés post traumático por el recuerdo vívido de la experiencia. Hemos tomado siempre los casos en que el testigo recuerda esos sucesos. Pero luego de las últimas investigaciones, sabemos que también existe un estrés celular por la falta, aunque breve, de oxígeno y energía química en el visitado, un estrés oxidativo que también, según los análisis que recomendara el Dr. Ítalo, derivan en faltantes de hierro, magnesio y fósforo, anemia, disminución de hematocrito, y cambio drástico en la frecuencia cardíaca. No debemos olvidar, que un profesional médico desde el primer diagnóstico, conoce los ritmos de su paciente, y resulta para él muy extraño que el mismo paciente cambie estos ritmos y presente otros síntomas, a pesar  de la medicación que se le administra. La expresión del profesional fue: “El paciente no es el mismo que estuve tratando” ante los cambios producidos en esos pacientes. En la misma hipótesis de trabajo, analizamos la posibilidad de que en los visitados, se trate de cambiar incluso la rotación de las sustancias que los electrones permiten que se intercambien en la respiración celular, pues, tal vez, no tengan la misma que en nuestro planeta, ya que todos los elementos que nos sustentan tienen esta característica; las moléculas de nuestro cuerpo tienen el mismo giro que las de todos los elementos que se encuentran en la Tierra utilizados en el sustento de la vida orgánica, si así no fuera, no podríamos alimentarnos ni tomar energía del aire que respiramos. Para hacer gráfico este ejemplo, diremos que Luis Pasteur, llegó a la conclusión de que únicamente los seres vivos podían producir un compuesto de moléculas asimétricas que fueran todas en  la misma dirección. En 1981, una firma estadounidense anunció que había patentado un proceso para la fabricación de un azúcar con giro levógiro, que se utilizaría como endulzante artificial. Tendría el sabor del azúcar, podría ser utilizado por diabéticos, no engordaría, y al no ser atacado por microorganismos no produciría caries y se mantendría fresco. En otro planeta, estos elementos podrían tener una rotación contraria, aun siendo los mismos. Si este fuera el caso, ningún ser vivo extraterrestre podría alimentarse, respirar, o enfermarse y contaminarse con elementos de nuestro planeta, pues éstos, no serían compatibles con su fisiología. Para acceder a nuestro planeta y poder llevar ritmos normales de vida, deberían adaptar las condiciones de los elementos naturales a sus propios ritmos. Como también antes lo expresáramos, podrían estar en ese momento de la visita al protagonista humano, cambiando la posibilidad de emisión de mensajes desde las mitocondrias a las células, si los sistemas orgánicos que quieren producir lo requieren.
Hablamos también de las llamadas enfermedades de Fosforilación Oxidativa, que son de reciente estudio por parte de nuestros científicos; éstas son dolencias heredadas en familias donde se encuentran mutaciones del ADN mitocondrial (transmitidas por la madre), entre las que se hallan ceguera, sordera, epilepsia, cardiopatía, fatiga, intolerancia al ejercicio, desórdenes mentales (demencia), falta de crecimiento y diabetes.
Las mitocondrias se encuentran en todos los tejidos, pero existen muchas más en aquellos que realizan más trabajo y requieren más cantidad de oxígeno, como son: el corazón, sistema nervioso central, cerebro en general y músculos esqueléticos.

Otro de los factores que nos llevan a realizar nuestra hipótesis es la de los embarazos perdidos en las protagonistas femeninas de Visitantes de Dormitorio.
En estos casos, las mujeres visitadas por las entidades han tenido embarazos que han sido removidos a los tres meses de gestados sin que quedara nada del mismo. Estos casos han sido corroborados por  nuestras testigos investigadas, incluso con pruebas médicas.

Por este motivo, hemos elucubrado la teoría de la búsqueda de híbridos por parte de las entidades, a partir de las continuas mutaciones realizadas en los protagonistas a través de generaciones, ya que, volvemos a repetir, este extraño fenómeno se da en familias enteras durante toda la vida.

Es por estos motivos que suponemos que las mutilaciones de ganado acompañan las intervenciones en los humanos, pues, para lograr una hibridación exitosa, tal vez estén necesitando algunos complementos que ni ellos, ni nosotros podamos aportar.
EL ASUNTO DE LOS ANIMALES MUTILADOS
Resulta sugestivo que de un grupo de animales para producción, que en cualquier campo suelen ser de muchas cabezas, tomen sólo un animal. Si seguimos con la misma línea de pensamiento, el animal elegido debe también ser determinado durante algún tiempo por esas mismas entidades, produciendo en él las mutaciones que sean necesarias para sus fines.
Es probable entonces, que de la misma manera que en los protagonistas humanos de estos fenómenos, los animales también sean modificados genéticamente durante algunas generaciones, para que la herencia de madres a prole, tenga las adaptaciones apropiadas a sus fines, seguramente usando de la misma manera el ADN mitocondrial. 

Recalco que posiblemente sus modificaciones también se realicen en el ADN mitocondrial, debido a que los animales de crianza son fertilizados artificialmente por un semental, por lo que el ADN  paterno, nuclear, es siempre el mismo.

Según los investigadores de animales mutilados, éstos no tienen rigidez cadavérica, a pesar de que se los encuentre con muchas horas de fallecidos. Los animales carroñeros no se les acercan, lo que resulta más curioso, ya que es normal que los animales muertos sean devorados por otros como buitres, perros, etc.
Según la investigación de nuestros colegas, se encontró en muchos de estos animales un tranquilizante, lo que muy bien podría ser el causante de que los carroñeros no se les acerquen. Pero tal vez, existan en el animal otros elementos que impiden la putrefacción normal.

Se puede suponer que los animales elegidos hayan tenido también una mutación genética, o que se hayan expuesto a factores químicos desconocidos. Como ya dijimos, no existen respuestas de los organismos competentes que expliquen estas mutilaciones tan precisas.

Pero supongamos que para llevar a cabo la hibridación que realizan en las mujeres, a las que fertilizan y luego de tres meses extraen el feto, necesiten una inmunización especial. Bien podría ser esa extracción de toda la sangre del animal el punto de partida para la fabricación de anticuerpos, luego de los manejos biotecnológicos en el animal y en el humano. Como lo indicamos anteriormente, nuestra ciencia puede modificar genes para transportar en sistemas vivos no patógenos, antígenos de un agente patógeno con el que no estén relacionados; si en esta última década, nuestros científicos han llegado a tales logros, qué no podrían realizar seres de avanzada tecnología que, por las investigaciones que hemos llevado a cabo y volcado en nuestro anterior trabajo, aparecen desde hace siglos en las viviendas y en los campos de nuestro hábitat, de los que se habla como demonios, íncubos y súcubos, que roban a los niños de las familias y matan a sus animales.
Otra de las incógnitas es la extracción de los órganos: siempre los mismos.Seguiremos con la misma línea de pensamiento y volveremos a revisar las enfermedades que se producen por cambios genéticos en el ADN  mitocondrial, recordando siempre que estos cambios en la cadena de ADN mitocondrial los pasa la madre a la prole, a sus hijos.
Tomemos entonces a los embarazos supuestamente perdidos de las mujeres que han protagonizado estos fenómenos denominados Visitantes de Dormitorio e hipotéticamente, supongamos que esos hijos han tenido un desarrollo, en otro lugar, fuera de la protección y vigilancia de la madre.
Como antes expusimos, las enfermedades de Fosforilación Oxidativa, por mutación en el ADN MITOCONDRIAL, producen retinopatía pigmentaria, que lleva a la ceguera.

En los animales mutilados aparece extraído completamente el globo ocular, sin tocar otro tejido. Con él, va la retina. En toda la bibliografía consultada, no hemos encontrado que en estas mutilaciones se remueva el nervio óptico; sólo el ojo con una precisión tal que no extraen tejidos adyacentes.
Otra enfermedad de Fosforilación Oxidativa es la degeneración de células del conducto auditivo, por lo tanto la sordera.
En los animales aparece extraído el oído. De igual manera, sin remoción de otros tejidos.
La epilepsia mioclonal, la ataxia y las neuropatías son parte de estas enfermedades en los humanos. Producen falta de coordinación motora, apoplejías, parestesias (insensibilidad en órganos de los sentidos) convulsiones, debilidad y atrofia muscular. La epilepsia mioclonal tiene varias formas  y suele relacionarse con procesos metabólicos y degenerativos. La ataxia ocasiona daño progresivo en el sistema nervioso central con síntomas que van de la debilidad muscular y problemas de dicción a enfermedad cardíaca. La neuropatía es enfermedad del sistema nervioso periférico, relacionada con la diabetes, una enfermedad metabólica autoinmune.
En las mutilaciones se extrae el músculo que recubre la quijada y se quita la lengua, la faringe la laringe y la glándula tiroides. El músculo removido es esquelético, justamente donde atacan las enfermedades de fosforilación Oxidativa. Las células de la lengua del animal, rumiante en estos casos, tienen también muchas mitocondrias por el trabajo excesivo al que son sometidas. La glándula tiroides es sumamente importante en el metabolismo de los mamíferos.
Y luego, tenemos enfermedades como la diabetes, también relacionada con el proceso metabólico; cardiopatías, enfermedades hepáticas, y renales.
A los animales mutilados se les han removido órganos sexuales, ubres (glándulas mamarias), ano, y se han encontrado incisiones en otros órganos del cuerpo.
En un testimonio muy interesante el veterinario consultado encontró un corte circular perfecto en el pecho del animal por el que se extrajo limpiamente el sistema corazón-pulmones. En una reciente investigación, nuestro amigo y colega Adolfo Gandin Ocampo, encontró con su equipo de investigación, una vaca mutilada en un sendero de animales entre pastizales, en la Provincia de Entre Ríos, Argentina. Tenía todas las características que hemos detallado: faltante de la lengua faringe y laringe, sin músculo en el maxilar, hueso sin raspados; faltante del ojo, oreja y órganos auditivos, ese corte circular perfecto en el cuero del pecho con el faltante del corazón y los pulmones, extracción de ubres y muy importante, aparentemente la vaca estaba preñada cuando ocurrió la mutilación, pues aparecía la placenta todavía unida a la madre, pero por supuesto sin rastro del feto. Lo interesante del caso es que los investigadores llevaban un perro bravo con ellos, tanto que enfrentaba a todos los animales pequeños o grandes que se le acercaban. Al llegar al lugar donde se encontraba la vaca mutilada el perro no quiso acercarse, permaneciendo como a veinte metros, sin acatar las órdenes de su amo que lo instaba a colocarse a su lado.
Si tomamos en cuenta estas extracciones, habiéndose adaptado a los animales para que sus tejidos anulen los problemas orgánicos producidos por las mutaciones en los humanos, los híbridos resultantes tendrían gracias a ellos, la posibilidad de desarrollo que las entidades requieran; que además , serían distintas a las humanas y también a las alienígenas.

Si por la capacidad que se le adjudica a las vacunas de ADN se puede combatir enfermedades autoinmunes como la diabetes, bien podrían utilizarse la sangre y los tejidos glandulares del animal  para propósitos afines. Y según lo expuesto, si estos órganos hubiesen estado sometidos especialmente a trabajos de biotecnología e ingeniería genética, también se utilizarían para reemplazo orgánico o bien, cultivos. Es posible, que el animal mutilado y devuelto a su campo, dados los  cambios genéticos que se llevan a cabo en él, no sea apto para el consumo humano. Si extendemos esta hipótesis un poco más, el animal debe morir y de ninguna manera ser aprovechados sus restos por ningún otro ser viviente, ni animal ni humano.
En todos los casos concienzudamente analizados, sólo se encontraron moscas y otros insectos en los restos. Hemos tenido acceso a casos en otros países en que el animal encontrado muerto con alguna mutilación, fue nuevamente mutilado en días posteriores, encontrándose faltantes de otros órganos. Según datos del investigador Raúl O. Chávez de La Pampa, también se encontraron en su momento animales que fueron mutilados en etapas en esa zona de Argentina.
Volviendo a la hibridación, el ser resultante tendría características de las  dos especies. Pero deberían adaptarlo para que resistiera otro ambiente diferente al terrestre, tomando tejidos que no podrían ser extraídos de humanos, sin dejarlos mutilados o sin vida.
Por supuesto, podemos correlacionar los fenómenos de Visitantes de Dormitorio y Mutilación de Ganado porque los animales son de crianza, conocidos por sus dueños y atendidos por sus veterinarios. Si sólo hubiesen utilizado animales salvajes quizás nunca nos hubiésemos dado cuenta de la interacción de sus intervenciones. Pero teniendo en cuenta los avistamientos, tanto de objetos como de luces en los campos y la aparición de animales muertos con circunstancias extrañas en su entorno, nuestra curiosidad en la investigación nos lleva a realizar estos análisis. Inclusive, teniendo en cuenta que en los casos de Visitantes de Dormitorio, contrariamente a los de Abducciones en los que se testifica la aparición de un objeto o nave,  podemos hablar de “entidades no asociadas”.
De la misma manera que nosotros utilizamos los tejidos animales para nuestra inmunización, los utilizarían ellos para la inmunización de sus híbridos. No sabemos si también utilizan elementos de su propio entorno para complementar los paliativos a los problemas orgánicos que se les presentan. Nosotros no tenemos acceso a ellos, sólo podemos observar lo que ocurre a nuestra gente y a nuestros animales; al menos, nos dejan sus rastros como para tratar de entender que esto está ocurriendo, que es un fenómeno extraordinario y que la única manera de acercarnos a él completamente, es uniendo las piezas del gigantesco rompecabezas y sacar algo en conclusión.
Todos estos órganos extraídos de los animales, tienen relación directa o indirecta con los órganos humanos que padecen enfermedades hereditarias por mutaciones en el ADN mitocondrial. Si extrapolamos estos hallazgos a los nuestros, podemos inferir una mutación genética en los animales elegidos para realizar no solamente inmunizaciones específicas, sino también reparaciones en los posibles órganos enfermos de sus hibridaciones, o aún, xenotransplantes de esos tejidos. Pero existe la posibilidad del rechazo a órganos o tejidos exógenos,  situación recurrente en los transplantes de órganos entre humanos aun con parentesco de primer grado. Ante este problema, no se debe dejar de lado la eficiente respuesta anti rechazo en el embarazo. En biotecnología se trabaja en el Sistema Inmune que protege a los organismos de cuerpos extraños a través del Complejo Mayor de Histocompatibilidad; éste reconoce antígenos presentes en las células. En el embarazo de los mamíferos hay ciertos mecanismos que evitan el rechazo del feto, entre ellos, la alteración de las inmunoglobulinas maternas; alteración en número y función de los linfocitos T y B, actuantes en la inmunización; aumento de las hormonas suprarrenales; presencia de las hormonas placentarias; síntesis de factores de crecimiento polipectídicos uterinos y placentarios, con propiedades inmunosupresoras.
Desde el punto de vista inmunológico el desarrollo del complejo campo de los transplantes de órganos y tejidos ha llevado a buscar alternativas para evitar el rechazo. El fenómeno del embrazo presenta una fórmula perfecta para este problema, explicando también cómo el feto sortea el problema del sistema inmunológico para lograr la supervivencia. A las mujeres se les extrae el feto a los tres meses de embarazo, sin que quede nada del mismo: ni placenta, ni saco embrionario, ni feto. A las vacas, les son extraídos útero, glándulas mamarias, bazo, y también los fetos.

Para el caso, supongamos que nuestros visitantes no son mamíferos, por lo que no se reproducen de forma vivípara o padecen infertilidad. Sin embargo pueden haber encontrado una forma de compatibilidad con los mamíferos terrestres, para crear esa hibridación. Si sus productos tienen la necesidad de transplantes de órganos o tejidos, la manera más sencilla de evitar el rechazo sería la que acabamos de plantear. La placenta humana o animal, emite hormonas inmunosupresoras para proteger al feto. Ambas especies, humana y animal sufren la extracción de los mismos. El bazo también es extraído siendo éste el centro de actividad del sistema inmune, el mayor de los órganos linfáticos. Allí se sintetiza la inmunoglobulina M y  es productor de glóbulos rojos en el feto. Las glándulas mamarias, son productoras de proteínas. Si los visitantes no son mamíferos, la extracción de las ubres del animal, pueden proveer del tejido adecuado para su cultivo. De todas maneras, las madres humanas o animales, aun habiendo sufrido una modificación genética o no; habiéndoseles implantado un embrión híbrido, no rechazarían al feto como un elemento extraño a su cuerpo.

En los animales se han encontrado depósitos de magnesio y potasio en el pelaje, por lo que podemos inferir que habría gran cantidad en sangre, la que se extrae completamente. Estos minerales han resultado parte de los faltantes en los análisis realizados en los pacientes visitados que han sido estudiados por nuestro asesor médico. Puede esta situación ser una coincidencia en lo que se refiere a la manipulación biológica o, simplemente, siguiendo la fórmula analítica de H. Ruggeri,  usar esos minerales para señalar al animal en la manada. Posiblemente utilicen los minerales nombrados para ambas cosas. Recordando siempre que el testigo investigado por nosotros en diciembre de 2000, vio cómo la luz violeta proveniente del OVNI levantaba al animal 
y luego lo depositaba unos metros más adelante ya mutilado, corroboraríamos la teoría de Ruggeri, que siendo fotoluminiscentes el magnesio o el potasio con luz ultravioleta, permitirían determinar al animal.

La sustancia chlorpromazine encontrada en los cuerpos mutilados, es un antipsicótico. Se utiliza en psiquiatría para los enfermos de esquizofrenia. Esta es una fenotiazina; un compuesto de azufre y nitrógeno volátil y tóxico. Se desarrolló en 1883, y fue introducida por la firma Du Pont como insecticida en 1935. Se usa como antihelmíntico para ganado, esto es, que se utiliza como antiparasitario muy frecuentemente.
Si bien el chlorpromazine es un medicamento antipsicótico tranquilizante, sus compuestos de azufre y nitrógeno bien podrían ser los causantes de ese olor particular que dicen los testigos haber percibido. Pero no podemos dejar de lado que es utilizado para eliminar parásitos  intestinales en el ganado. Eso podría significar que los mismos productores rurales les simplifiquen el trabajo a los mutiladores. En los análisis realizados por los investigadores pampeanos se han encontrado en los animales restos de Formaldehido, sustancia conservante y antiséptica, de fuerte olor, que podría favorecer la conservación de los restos. Esto apoyaría nuestra teoría que la misma inteligencia estaría impidiendo que esos restos sean consumidos.
Es muy interesante lo encontrado por R. Chávez en su investigación, en la que refiere del ácido olor de la carne.
También se encontraron compuestos químicos desconocidos en los animales, algunas sustancias gelatinosas de las que no se pudieron extraer muestras debido a los cambios que en ellas se producían constantemente, volviéndose líquidas y luego cristalizándose para desvanecerse. Más algún agente patógeno también desconocido por los profesionales. Estos datos refuerzan  nuestra teoría del portador para inmunizar por agentes patógenos no relacionados con los animales terrestres. Se  encontró oxindol en estos animales mutilados,  un derivado de Indol, una sustancia utilizada para tinturas azul o añil, lo que puede resultar en el color verde azulado  de las gotas gelatinosas, y de ciertos efectos de color azul en algunas zonas del cuerpo del animal. Chávez refiere específicamente haber encontrado ese color en el ojo que queda en el animal mutilado. El Oxindol es  un componente de algunos alcaloides.
Estas sustancias encontradas nos dan la pauta, como lo explica H. Ruggeri, que los animales mutilados se encuentran sedados pero vivos cuando se extraen la sangre y los órganos.
Tanto en los casos de la Provincia de La Pampa como en otros de nuestro país, se verificó la existencia de radiación electromagnética en el animal y en su entorno.
Coincide este hallazgo con la presencia de campos electromagnéticos en las viviendas, más específicamente en los espacios donde se vieron las entidades interactuando con los testigos, o las zonas de entrada y salida de las mismas.
Hay por lo tanto, una gran energía que es utilizada en estos dos fenómenos. Y también otro punto de unión. Debemos recordar al lector que en los casos estudiados de Visitantes de Dormitorio, junto a la aparición de la criatura se produce en el protagonista una parálisis total en su cuerpo, que solamente le permite mover los ojos. Sabemos que si se expone a un individuo a ondas de muy baja frecuencia (ELF) sufre una parálisis similar. En el caso de los humanos protagonistas de estos encuentros, tienen conciencia del ser y de lo que hace sobre su cuerpo. No hay efectos en ellos de tranquilizante, ya que en muchos de nuestros casos al retirarse la criatura, el protagonista del suceso se levanta de su cama y persigue al visitante, 
o si la visita es diurna, puede reaccionar sin que nada lo paralice. Lo que no sabemos es si ese tipo de alcaloides que se utilizan en el animal, puede ser parte de otras implementaciones para producir efectos puntuales en el cuerpo ayudando en el vaciado de los órganos y la sangre.

Sin embargo, en el reporte de R. Chávez se expuso a un animal mutilado a los efectos de un horno de barro a 200° C de temperatura durante ocho (8) horas y éste no se cocinó, resistiendo la gran temperatura.
¿Qué nos puede sugerir este hecho? Si a pesar de la incidencia de un fuerte campo magnético que puede dejar residuos en animales, personas y lugares, no destruyen la materia orgánica, y ésta resiste la cocción a 200° C de temperatura, hay en el medio otro proceso para nosotros desconocido. Este mismo proceso debería ser, entonces, el determinante para que los restos del animal sean devueltos al campo. Posiblemente ellos no los pueden reducir. ¿Podría ser este desconocido proceso el mismo al que someten a los protagonistas humanos para protegerlos de otros daños que suelen aparecer por fuertes campos magnéticos? No podemos dejar de lado que en nuestras investigaciones de Visitantes de Dormitorio hemos encontrado campos magnéticos aún dos meses después de la visita y que los mismos campos muy fuertes, han destruido electrodomésticos e instalaciones eléctricas completas. La radiación  electromagnética es capaz de destruir el núcleo de la célula.
Con respecto a la falta de descomposición de los cuerpos, sólo hemos encontrado  algunos datos que, sin tener en cuenta la acción de químicos u otros elementos desconocidos, pueden dar explicación.
Las  fases de descomposición cadavérica son:
–        Inicial (intervienen sólo microorganismos ya presentes en el cuerpo)-        Putrefacción.-        Putrefacción negra.-        Fermentación butírica-        Fermentación seca.
Una sustancia antiséptica como el Formol, o algún antibiótico y el mismo antihelmíntico del que hemos hablado, pueden haber destruido los microorganismos que inician la descomposición.
La putrefacción comienza en el aparato digestivo y el sistema circulatorio, los cuales se han extraído en los animales. En apariencia no debería haber hinchazón por gases ya que no existe sangre en los cuerpos, posiblemente tampoco linfa. Luego la putrefacción sigue en el sistema respiratorio, también extraído continuándose en los otros órganos siendo los últimos en pudrirse los músculos.
Con respecto a la rigidez cadavérica (que no se ha registrado en los animales mutilados), ésta se produce porque las mitocondrias no producen ATP (Adenosina Trifosfato, o energía química) y no se separan los filamentos de actina de los filamentos de miosina, lo que produce la contracción del sistema muscular. Esta rigidez se termina cuando se liberan sustancias que degradan la actina y la miosina y comienza la putrefacción. En los casos investigados por todos los colegas, esto que es lo normal, no ocurre. ¿Las mitocondrias otra vez en escena?
La Miosina es una proteína del músculo esquelético, mientras que la actina es una proteína del citoesqueleto. Si estas dos proteínas que tienen relación con lo anteriormente citado han sido extraídas del animal, ¿pueden ser la causa del faltante de rigor mortis?
Todo lo que hemos expuesto nos ha llevado a integrar ambos fenómenos en los que se observa una inteligencia detrás. Parecen estar unidos por necesidades que nos son extrañas y a las que apenas tenemos acceso, tratando de tomar todos los aspectos, de los cuales con toda seguridad, se nos escapan  una infinidad. ¿Por qué lo hacen? En principio, porque pueden. Sinceramente, no creemos que, por todo lo expuesto, la mutilación de órganos en los animales sea una forma de distracción o cobertura alguna para solamente tomar la sangre que requieren y realizar inmunizaciones. Todo lo que hacen tiene una finalidad y para poder observarla, no podemos dejar ningún aspecto del fenómeno de lado; debemos tomarlo en su totalidad.
Conclusiones:
Del análisis que surge del presente trabajo considero que:
Hemos encontrado una correlación de fechas en los casos de Visitantes de Dormitorio, Mutilación de Ganado y avistamientos de luces o Encuentros Cercanos de 1° y 2° tipo, estadísticamente significativas.
Entendemos que existe una manipulación genética en los animales mutilados que impide su reducción en los tiempos normales después de la muerte del mismo, cambia las condiciones de sus tejidos, por lo que la carne tiene olor ácido y no se cocina a 200° de temperatura y que tiene correspondencia con las necesidades de la inteligencia que los realiza.
Las mutilaciones de órganos en los animales tienen correspondencia con las deficiencias en los órganos producidas por las enfermedades de Fosforilación Oxidativa. Este tema tiene relación con la  hipótesis de hibridación humano-alienígena, que hemos expuesto en otros trabajos. Dejamos en claro que creemos que se extraen los órganos de los animales para reparación o xenotransplante en sus híbridos. 


 Por tal razón se extraen de los animales:
–        Ojos-        Conducto auditivo-        Lengua-        Faringe, laringe y glándula tiroides-        Musculo esquelético-        Corazón y Pulmones.-        Actina y Miosina que impiden el rigor mortis en el animal
Asumimos la utilización de los animales como medio de inmunización, teniendo en cuenta nuestra hipótesis de hibridación. Para ello extraen:
–        Sangre en su totalidad-        Bazo-        Recto y otros tejidos que pueden utilizarse para cultivos vivos.
Entendemos que se utiliza la forma eficiente del embarazo de los mamíferos como medio anti  rechazo en los transplantes de órganos o tejidos extraídos a los animales. Por este ítem en particular  se extraen:
–        Útero-        Feto y/o Placenta.
Hay relación entre los campos magnéticos que quedan en el animal mutilado o en su entorno y los campos magnéticos encontrados en los casos de Visitantes de Dormitorio.
Seguramente con el paso del tiempo y nuevas investigaciones, se encuentren modelos teóricos que puedan explicar los distintos aspectos de esta fenomenología, aunque sabemos perfectamente que la última palabra la tienen “ellos”, los no humanos.

La crisis y el “gran reseteo” del FEM (Davos) son respaldados por la FED y el BIS (los bancos centrales importantes) para deshacerse del dinero que sobra.

La hegemonía de EE.UU. en el mundo se basa en el monopolio de su Sistema de la Reserva Federal sobre el señoreaje del dólar y la imposición de su valor ficticio mediante el uso de las armas. Los accionistas de la FED son grandes bancos que incluyen no sólo entidades financieras de Wall Street, sino también de Europa. ¿Pero a quién pertenecen realmente estos bancos? A los socios que componen la FED (Reserva Federal Norteamericana), todos de propiedad y gestión financiera de la “etnia sagrada”. Son bancos radicados en EEUU, pero cuyos cerebros están en el paraíso fiscal formal que es la City de Londres, con Rothschild al frente.

Entre esos bancos propietarios de la FED figuran Citigroup, Morgan Staley, Merril Lynch, Bank of America, Barclays PLC, Bear Sterns, Goldman Sachs, JP Morgan y Lehman Brothers.

¿Dónde está el truco? EEUU no crea su propia moneda desde 1913, cuando se impuso la FED a traición una Navidad (President Wilson did it!). Todo el dinero circulante en USD es propiedad de la FED, que se lo alquila (!) para su uso a los ciudadanos a cambio de un impuesto federal y lo presta al Gobierno Federal USA cuando éste lo necesita. Actualmente, EEUU debe a la FED unos 25 billones de dólares. Increíble, cuando podría crear su propiuo dinero de la nada, en vez de que lo hagan unos banqueros no electos. Por estatutos, cada vez que el Gobierno necesita un préstamo (su déficit suele ser de 1 billón al año), la FED adquiere el derecho a emitir, además, 7 veces lo prestado al Gobierno para prestárselo casi gratis a sus bancos socios.

Durante la crisis financiera mundial entre los años 2007 y 2009 la Reserva Federal distribuyó varios préstamos por más de 16 billones de dólares a los bancos que son sus principales accionistas. Es decir, la lista de los beneficiarios de los préstamos fue efectivamente la lista de los principales accionistas de la Reserva Federal.

Algunos beneficiarios de los préstamos de la Fed son bancos extranjeros, incluyendo a los británicos Barclays PLC, Royal Bank of Scotland, Bank of Scotland, los suizos Credit Swiss y UBS, el alemán Deutsche Bank y el francés BNP Paribas. Los grandes están todos en el ajo del crédito gratuito.

Como complemento a la FED, para atender al control del resto de las divisas importantes, el BIS (Banco Internacional de Pagos) fue creado por los gobernadores del Banco de Inglaterra y el Reichsbank en 1930 y está protegido por un tratado internacional, por lo que el BPI y sus activos están legalmente fuera del alcance de cualquier Gobierno o jurisdicción. Es decir, el BIS es intocable. El banco tiene sólo 140 clientes, pero en los años 2011 y 2012 obtuvo ganancias libres de impuestos estimadas en 1.170 millones de dólares.

El BIS maneja los intereses de los bancos centrales y la construcción de la nueva arquitectura de la financiación transnacional no solo como respuesta mundial a la crisis financiera global, sino creando las crisis a su conveniencia.

El BIS es el club más exclusivo del mundo, tiene 18 miembros que se reúnen en Basilea, Suiza, en el marco del Comité Consultivo Económico del BIS. Son los banqueros centrales, cuya independencia está constitucionalmente protegida, y controlan la política monetaria en el mundo desarrollado. Gestionan la oferta de dinero a las economías nacionales. Fijan las tasas de interés decidiendo así el valor de todos los ahorros e inversiones. Ellos deciden si vendrán tiempos de austeridad o crecimiento. Sus decisiones alteran nuestras vidas.

El BIS permaneció abierto a los negocios a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, aceptando el oro y llevando a cabo operaciones de divisas de la Alemania nazi. El banco fue utilizado tanto por los Aliados, como por las potencias del Eje como un punto secreto de contacto para mantener abiertos los canales internacionales de financiación.

No es que el dinero esté por encima de los intereses políticos, sino que fabrica esos intereses y es capaz de llevar a las naciones a la guerra cuando le conviene a la casta de los banqueros mega-millonarios.

La crisis monetaria actual viene de la acumulación del exceso de dinero creado por la FED, fundamentalmente, y por todos los bancos comerciales del mundo: Debido al sistema de reserva fraccionaria, todo crédito a empresas y particulares se hace creando dinero de la nada y poniéndolo en circulación sin otro contrapeso que un valor negativo equivalente en la contabilidad del banco. Se calcula que hay en el mundo moneda por valor de 3.000 BILLONES de dólares, cuando el PIB mundial es de tan solo 60 billones. Es decir, 50 veces más dinero que producción anual. Para permitir que ese PIB se distribuyera y consumiera harían falta solamente unos 6 billones de dólares. El resto es dinero en la cumbre, dinero amenazando con “bajar al llano” provocando la mayor inflación habida en la historia del mundo.

Para “bajar al llano”, llegar al vulgo, ese dinero ha de comprar bienes tangibles: oro, tierras y edificios; y también debe ser prestado a los estados para enjugar sus déficits. La crisis del Covid19, más falsa que el juramento de una mujer adúltera, sirve a ese propósito: El acuerdo de 194 países firmado con la OMS a propósito de las pandemias incluye la financiación ilimitada de los estados para compensar el shock de ingresos fiscales por el Gran Confinamiento. Noticias como la venta de los acuíferos españoles a la empresa francesa Suez, forma parte de los síntomas de la inflación que viene. O los globos sonda sobre la venta de las costas españolas, los parques naturales y los edificios gubernamentales. Judea se apresura a hacerse con todos los servicios fundamentales a nivel mundial mientras suelta dinero-lastre antes de la Gran Inflación.

Nunca digáis que no fue puesto en negro sobre blanco antes de que sucediera. Que no fuisteis prevenidos a tiempo.

FÉLIX UDIVARRI

ANÁLISIS DE LA SOCIEDAD DEL BIENESTAR

Agustín García Calvo, 1993. Editorial Lucina.

Que aquí no se hace filosofía ni literatura, sino política del pueblo

Pensando que las Noticias de abajo, los Avisos para el derrumbe y la serie de Noes que hemos venido sacando en EL PAÍS a trancas y barrancas, acaso a algunos, como les hacían reír, no les parecían lo bastante serios, hemos decidido intentar, por medio y bajo estipendio de este otro honorable Rotativo, ir formulando, con algo menos de risa, una descripción precisa de este mundo en el que vivimos, esto es, una escueta denuncia de las principales falsedades sobre las que este mundo se sostiene.

Es de advertir, al entrar en ello, que en este mundo del Desarrollo, que ya los funcionarios de Hacienda y de la Banca han aprendido a llamar Sociedad del Bienestar, también la Filosofía y la Literatura tienen su espléndido florecimiento (al lado de la Ciencia, a la que respetuosamente complementan en sus funciones) y ocupan en el Estado de Bienestar el puesto que se merecen. Cuando las comadres tienen su vida casi íntegramente llena por la literatura televisiva y hasta el más bajo y bisoño de los funcionarios sabe hablar de la Filosofía de la Empresa o del Nuevo Ministerio, no hace falta insistir más en ello para demostrarlo.

Por tanto, deberían entender los trabajadores de esos departamentos (también, indiferentemente, los productores de filosofía y literatura fina y para masas de selectos) lo que no les gusta entender: que, al hacer literatura o filosofía, están haciendo política, la política de la conformidad, lo mismo si tratan de los sucesos humanos como si fueran cosas que nos pasan porque nos tienen que pasar (la Realidad, hijo: ¿que querías?), como flores, algo mostruosas, que han nacido por su cuenta en los campos de la Historia (y, como glosaba el buen Brassens, «la ley de la gravedad es dura, pero es la ley»), que también cuando se dedican a entretener con cuentos a los lectores (o televidentes —da lo mismo) mientras pasan estos pocos años, a ver si se mueren sin darse cuenta.

Y por tanto, si a alguien le da por hablar con la voz del pueblo, hablar por lo sometido y nunca del todo conformado, ése no puede hacer ni filosofía ni literatura, que es hacer la política de Ellos, sino hacer ¿qué?; pues hacer política, hombre, de la otra, de la contraria.

¿Tan descabellado? Bueno, al fin, en ello le asiste a uno, rezongando por ahí abajo, la voz del pobre pueblo, que, como nunca muere, no tiene por qué andar contando el Tiempo, y le asiste asimismo la evidencia de que este Mundo sólo se sostiene por la Fe (el Crédito), es decir, por la mentira; y contra eso, el lenguaje del pueblo desmandado tiene siempre alguna fuerza.

Que se lucha por lo que no existe

En este análisis y estudio —decíamos— nos guía desde ahí abajo el pueblo, lo que quede todavía vivo. Ahora bien, resulta que el pueblo, como es nada más que algo negativo (que no tiene Personas, que no es la Mayoría Democrática, sino lo contrario: todos; en fin, que no existe, porque tiene cosas mejores que hacer, el pobre), lógicamente, no dice más que NO: que si esto no es vida, que si esto no era aquello, que no creo, Señor, que no creo, y que, aunque me coma la paja que me echen, como el asno de Iriarte, no me olvido de lo que es el grano; y así toda la ristra de NOES que de vez en cuando brotan de los corazones cada día (de los corazones, señora: no los confunda usted con el almita que tiene usted en su almario, que ésa no dice NO).

Y entonces, siendo así la cosa, ¿cómo ese puro NO va a ispirarnos ni guiarnos para análisis ni estudio ninguno serio de la Sociedad del Bienestar? ¿Es que vamos a contentarnos con ir diciendo NO a cada cosa que se nos ofrezca? ¿Es que no estamos aquí, con este análisis, combatiendo por algo positivo? ¿Es que no tenemos nada por lo que luchar?

Hombre, pues, si tanto se nos pregunta, habrá que responder, ¿no? Sí: también aquí luchamos por algo. Y ¿por qué cosa luchamos? Pues luchamos por lo que no existe, claro. Si no, ¿qué gracia tiene? Para luchar por lo que existe, ya están Ellos, los Ejecutivos del Estado de Bienestar, y por ello están luchando cada día y procurando que todo ciudadano luche por lo mismo: por lo que existe, que es lo que a él le conviene, como que también él tiene derecho a existir, el hombre.

Así que los que se hallen tan contentos con esto que existe y tanto lo quieran que estén dispuestos a trabajar hasta la muerte por que se siga desarrollando, para que de ese modo siga existiendo, si están tan seguros de la Realidad y de que lo que es es lo que es, y no hay más cáscaras, si tanto creen en esa Realidad que en ella han puesto la realidad de sus almitas de cada uno, ésos no tendrán mucho que leer ni que responder en este análisis de su Sociedad: porque aquí estamos luchando por lo que no existe, pensando que de lo que existe estamos hasta aquí, y que merece la pena ver si se puede usar la vida y la razón para hacer algo que no sea lo que está hecho.

¡Más fe que el alcoyano! —dirán acaso algunos, meneando compasivamente la cabeza.

¿Fe? Pues no, señor; y este punto conviene esclarecerlo antes de que sigamos adelante. Ninguna fe: lo que hace falta para esta lucha es una gran falta de fe: la falta de la fe que tienen los que creen en la Sociedad del Bienestar y en la Realidad en general, que sólo sobre la fe (de la Mayoría) se sostiene; pues lo que existe sólo existe gracias a la fe.

Pero, con una cierta falta de fe, ya basta para empezar a entender cómo es esto que nos pasa, para seguir luchando por lo que no existe.

De la situación y las fronteras del Desarrollo

Lo primero, como en clase de Geografía, repasamos dónde está el Desarrollo y cuáles son sus límites.

Está situado en medio del resto del mundo, el nodesarrollado, cuyas áreas de tierra y poblaciones se supone que son todavía la mayor parte. Pero eso al Desarrollo no le importa demasiado, porque sabe que ese resto de tierras y de gentes están también más o menos en vías de desarrollo, y en todo caso, que no les cabe otro futuro, otro ideal ni otra aspiración que la de aspirar a integrarse en la Sociedad del Bienestar.

¿Qué importan las vastitudes antárticas o siberianas ni la todavía resistente masa verde del Amazonas o las todavía medio olvidadas islitas innúmeras de la Polinesia?: todo eso está ya metido en cuenta, y sobre ello tiene sus planes el Desarrollo, y destinado está a servir, como todo, de materia al movimiento del Capital y ocasión a millones de nuevos Puestos de Trabajo. ¿Qué importa que los habitantes de la China o de la Indonesia sean tantos millones, o que haya todavía, en el Irán o en el corazón de África, ules residuos de fanatismo religioso o de regímenes arcaicos?: todo está ya destinado a venir a parar en esto, y cuando los estudiantes chinos o africanos se rebelen acaso contra el viejo y brutal estado de sus naciones, nunca será para otra cosa (en esa fe vivimos) más que para aspirar a esto, a la Democracia Desarrollada, al Estado de Bienestar.

Es verdad que en esas afueras del Desarrollo no dejan de producirse circustancias molestas y desgraciadas: no pasa día sin que, allá fuera del Desarrollo, y más enconadamente en el cinturón más cercano al Bienestar (Oriente Cercano, América Central, Somalia, ruinas de los Estados Socialistas) se nos ofrezcan horripilantes epidemias de hambre, guerri- tas devastadoras a fuego lento: ¿para qué contar aquí?: llenas están de eso todos los días las pequeñas pantallas, las grandes planas de la Prensa; como que eso (con los pelicu- lones de las grandes guerras de antaño) es lo que les sirve a las Masas, por contraste, para tomar conciencia de su Bienestar.

Pero no importa: todo eso sabemos también tratarlo con comprensión (sin andar, desde luego, preguntándonos mucho de dónde vienen esas hambres desesperadas, esas guerras de tipo arcaico y montaraz): son los dolores del parto, son las convulsiones necesarias (¿no hemos pasado por ello todos algún día?) para llegar a esto, al Bienestar. Y hasta sabemos tratarlo con horrorizada compasión y con ayuda humanitaria (insuficiente, claro, pero ¿qué vas a hacerle, hijo?: esos pobres proliferan tanto…), a través, naturalmente, de los órganos políticos (o sea económicos: ¿para qué vamos a andarnos con distingos?) del Desarrollo.

Pues bien: es en esto en lo que hay una confusión dialéctica elemental, que hay que sacar al aire cuanto antes: se piensa (mejor dicho: se cree) que los que estamos en el Bienestar, aunque el Bienestar esté montado sobre otra cosa y rodeado de miserias millonarias, podemos disfrutar de dicho Bienestar (con más o menos remordimientos de conciencia) sin que esas circustancias esteriores alteren para nada la calidad del Bienestar de que disfrutamos.

Pero eso no es así. Y como esta mentira es importante, tendremos en la entrega siguiente que examinar de qué maneras la miseria de los suburbios condiciona la forma de la riqueza de que en el Centro se disfruta.

De cómo las miserias de fuera están dentro

Éste es un punto de dialéctica elemental: la creencia de que puede uno disfrutar de la riqueza en medio de la miseria (de los otros) sin que la riqueza de uno resulte tras formada por la miseria que la rodea es una creencia falsa, pero al mismo tiempo fundamental para el manejo y mantenimiento del Desarrollo.

Para entender bien esto, hay que prescindir de toda apelación a la conciencia y voluntad; si no, todo vuelve al mismo embrollo. Si la venganza de los miserables tuviera que depender de los remordimientos de conciencia, personales o estatales, de los esplotadores, que les perturben el sueño y les amarguen el sabor de sus convites, apañados estaban los miserables. ¡Como si no se supiera que el esplotador sólo lo es porque dispone de una idea que lo justifica y le limpia la conciencia!

No: esa venganza es una relación dialéctica objetiva: no pasa por las conciencias, sino que ataca a las cosas mismas, a los bienes de consumo de la Sociedad del Bienestar, que resultan alterados en su realidad misma por virtud de la relación del Desarrollo con la miseria de sus alrededores.

Ya de antes del Desarrollo regía, claro está, esa ley. Al fin, el Desarrollo no es más que la declaración actual de la Historia entera. Se sabía en tiempos de los abuelos, del abuelo Marx por ejemplo, que la riqueza del burgués no era más que una elaboración de la miseria (la venta de la vida) de los trabajadores; y se sabía más tarde, cuando por los años ’50 se clamaba contra el neocolonialismo y demás viejos artilugios de la esplotación, que asimismo la riqueza de los países ricos (‘países’ por hipocresía, claro, por no decir ‘estados’) consistía en la miseria de los países pobres, que, al igual que los viejos proletarios, tanto más se empobrecían cuanto más servían al enriquecimiento de los otros.

Pero todo eso se denunciaba con equivocación, evidente ahora en pleno Desarrollo: se creía que por lo menos los burgueses esplotadores, los estados ricos, disfrutaban del producto de la miseria. Eran denuncias cargadas de moral, y por tanto de mala política para el pueblo, y ante todo, falsas: con ellas se permitía el cambio (para seguir igual) del Capital hacia el Desarrollo. Al menos, el Desarrollo habrá servido para declarar su falsedad: en él la idea misma del disfrutador personal, y del esplotado personal también, se han puesto a sí mismas en la picota: ¿quién es el esplotado?: ¿el trabajador del Desarrollo, con auto, chalé y cuenta bancaria?, ¿quién el esplotador?: ¿el alto ejecutivo (de Estado o de Capital —da igual), que trabaja más que nadie?

La idea misma de ‘esplotación’ era falaz: no era más que una alusión, torpe y confundidora, a la verdadera relación dialéctica que entre ‘riqueza’ y ‘pobreza’ rige.

No: a medida que la administración de la miseria se desarrolla, la riqueza misma, que era su objeto, se trasforma, se vuelve miserable, se plea y se vacía; y es ahí donde se ejerce la venganza de los miserables: sobre los bienes mismos.

En qué consiste ese plearse y vaciarse de riqueza que la riqueza sufre en la Sociedad del Bienestar, es lo que en la siguiente entrega trataremos de empezar a describir.

De la aceptación mayoritaria de los sustitutos

Así que la pobreza de que el Desarrollo se mantiene no se manifiesta como mala conciencia de las Personas, sino como mala calidad de las cosas mismas.

Y ¿en qué consiste esa mala calidad? Porque la verdad es que las Personas están notoriamente contentas con los bienes del Bienestar, hasta el punto de que parece a ratos que aquello de «cualquiera tiempo pasado fue mejor» ya no cuenta para los súbditos del Desarrollo: casi como si aquello de «cualquiera tiempo pasado…» fuese cosa de un tiempo pasado y ahora nos tocase el contento con el presente; o con el Futuro, vamos: ya se sabe que este tiempo presente es casi todo ya futuro, pero, sin embargo, ¿si nos da gusto?

Sólo de vez en cuando se oye por lo bajo rezongar la queja, no de las Personas, sí de la gente, que reconoce que esto no es aquello, que los bienes del Bienestar le saben a vacío, la sospecha de que el Desarrollo le está dando gato por liebre, que la liebre no sabe ya a liebre ni la trucha a trucha, y pasajeros resquemores por el estilo; pero también en esos pasajeros testimonios tenemos que ispirarnos: es tan raro oír hablar a la gente por debajo de las Personas…

Pues sí: todo el management del Bienestar consiste en último término en la técnica del Sustituto. Recuérdese que el Ersatz fue un invento de las guerras, de las escaseces de las posguerras, ya lejanas; pero de ese invento proviene la generalización del Sustituto sobre la que el Bienestar se funda.

Las cosas, los bienes de consumo, aunque conserven a veces sus nombres tradicionales, cuando no les da por sacar el Nombre Nuevo que supla y arrase al nombre superado (como aquel Ejecutivo de Dios que, sosteniendo hace años alguna de las pifias habituales del Desarrollo, declaraba que la autopista no era una carretera, y que lo que había que tener era un concepto de ‘autopista’), el caso es que no son cosas, sino representantes de las cosas, con los que tienen que alimentarse y divertirse los súbditos del Desarrollo como si fueran cosas.

Y, por supuesto, a los Verbos les pasa lo mismo que a los Nombres: no se hacen cosas, no se viaja, ni se bebe, ni aun se duerme ni se folla, directamente, sino que se realiza la idea de cada una de esas acciones, que para eso están en el vocabulario.

Hay un par de objeciones enseguida que borrar: no importa que, sin embargo, en pleno Desarrollo, la calidad de algunos de los bienes de consumo sea en verdad buena y hasta escelente; ni importa tampoco que en el Reino del Bienestar haya algunos desgraciados que no tragan, que no saben cómo se cambia la cosa por el sustituto, y por ende caen en la marginación y la miseria arcaica, y que haya también algunos listos que no se dejan dar gato por liebre y que, solapadamente, disfrutan de algunas cosas de verdad, o por lo menos, que algunas veces, por entre los normales sustitutos, se encebollan con alguna cosa de verdad, a la que un resto de sentido común los ha guiado.

No importa: porque lo que importa para el régimen del Bienestar es que la mayoría ( y la mayoría de las veces) viva de sustitutos, tome los pisos como casas, llame a los plásticos telas, aspire no a pagarse un chófer ni un vagón de tren, sino a hacer él mismo de chófer, y que le guste, que llame al ruido música…

Lo que importa es que se tiene una idea de lo que se hace, y que, por tanto, lo que se hace es esa idea.

Pero cómo ese cambiazo se produce, sólo se entiende bien, naturalmente, hablando de dinero.

De cómo las cosas se hacen dinero y el Dinero es el heredero de las cosas

Hablemos pués de dinero; o sea de la Realidad. Pues ¿qué cosa más real que el dinero?

Verdad que esa realidad del Dinero es un poco inquietante; porque nos siguen haciendo creer que lo real es algo duro, palpable, comestible (algunos hasta llaman material al dinero, puesto que llaman materialistas a los que se dedican al dinero), y, por otro lado, es claro que el Dinero no reúne esas condiciones de palpable, duro, ni material en ningún sentido. El avaro de antaño todavía rebozaba sus manos en el frío de los doblones; todavía la Daisy Delaney de Angela Cárter (Wise Children 1991), en los últimos años del nego- ciazo Hollywood, podía hacerle a su amante el Gran Productor traer del Banco al Hotel unas maletas de millones de billetes de dólares para tirarlos por la cama y revolcarse en ellos; pero ahora ya, en pleno Desarrollo, ¿quién hay que pueda revolcarse en crédito, en un balance mensual de cuentas, en una relación entre las cifras de importación y esportación de los Estados del Bienestar?

No hay cosa menos material, más ideal, más astracta, más sublime, que el Dinero en sus formas más desarrolladas. En verdad, su esencia, como corresponde a tan alto grado de idealidad, consiste solamente en los números que lo mientan: se dice «8.000.000.000», y lo que se ponga detrás (pesetas, dólares, toneladas de agrios, cabezas de ganado, habitantes de la Capital) es un mero aditivo, un pretesto para la cifra, que es la que de veras representa la etérea esencia del Dinero.

Ahora bien: no vayamos a confundirnos y por ello negarle al Dinero realidad: por el contrario, lo único a que esa consideración debe llevarnos es a declarar a la Realidad dineraria, ideal por tanto, según lo dicho. Y así es la Realidad.

Las cosas han desaparecido. El dinero, que era el representante de las cosas, se ha hecho cosa él mismo, la cosa de las cosas: él es la Realidad. ¿Qué otra realidad hay más que la del Dinero?

«No nos haga usted trampa» puede que arguya algún economista con ideas arcaicas sobre la economía, como al Desarrollo le conviene que sean, arcaicas, las ideas de sus economistas «porque lo cierto es que el dinero sigue valiendo porque sigue representando cosas, porque por medio de él se puede acceder a los bienes de consumo, a las langostas, a las cadenas estereofónicas.» Y, hombre, eso sería verdad, si pudiera ser que, mientras el dinero se convertía en cosa, la cosas a su vez no sufrieran la relación dialéctica en sentido inverso.

Pero eso no puede ser; y lo que vemos y palpamos es que las cosas, como corresponde, se han hecho a su vez dinero. O sea que lo que hace usted, señora, cuando va al Supermercado, no es más que cambiar unas formas de dinero por otras, no es distinto de lo que hace cuando va al Banco, que es la tienda de las tiendas, donde, precisamente porque no se vende nada palpable, se vende la realidad de las realidades, que es la misma que se compra.

Ahora supongo que se entiende un poco mejor aquella vaciedad de los bienes del Bienestar de que hablábamos el otro día, aquello de que las cosas y las acciones estuvieran remplazadas por la idea de sí mismas. Ésa era la idea: el Dinero, la idea de las ideas.

Pero el proceso, claro, afecta a las personas lo mismo que a las cosas: porque, a ver, ¿no es usted tan real como la langosta que se ha comprado o el compact disc que le lleva a su hijita? Así que de eso tendremos que hablar también.

Del criterio de rentabilidad y la identidad de Capital y Estado

Tendremos, sí, que hablar de las Personas, que, como son reales, son también en verdad dinero. Pero antes hay que intentar librarse de ciertas confusiones, por falsa distinción, que siguen reinando en el Bienestar, para divertir a la razón y que, entretenida en discutir todavía cuestiones como si ‘privado’ o ‘público’, si ‘administración estatal’ o ‘privatización de los servicios’, no descubra nunca las verdaderas falsedades sobre las que el Bienestar está asentado.

Pues ello es que hace tiempo que la Empresa Privada y la Adminsitración Pública han venido estrechando de tal modo su matrimonio que ya son una misma alma, y en verdad indistinguibles la una de la otra, lejos los tiempos del abuelo Marx, que aún podía distinguir entre el capitalista esplotador y los políticos, perros guardianes del Capital.

Y, sin embargo, la idea de la separación entre lo uno y lo otro, la idea de que se está jugando algo cuando se habla de que el Estado se haga cargo de tal Empresa o que se pasen a la Empresa Privada tales istituciones estatales, sigue rigiendo en este mundo, pese a su vaciedad, o precisamente gracias a su vaciedad, hasta llegar a la necedad superferolítica de que pueda haber alguna diferencia entre una Televisión Estatal y una Privada; como si no se supiera lo que es Televisión.

Pero la verdad es que Estado y Capital son la misma cosa, y sólo dos para disimular; y los mismos son los políticos y los banqueros, y no hay Dios que distinga (o sólo Dios puede) entre los Ejecutivos de Dios de la Empresa y los del Ministerio (o los Sindicatos); como no podía menos de ser: pues lo uno y lo otro está movido y sostenido por lo mismo: una misma Fe en el Futuro, una misma Idea, un mismo idealismo, esto es, una misma creencia en el Dinero como la realidad de las realidades.

Y la piedra de toque para reconoer la identidad de Capital y Estado, y la falsedad vigente de su distinción, es el Criterio de Rentabilidad. El cual vemos todos los días cómo se aplica indiferentemente en las Istituciones Estatales lo mismo que en las Privadas, y cada vez más descaradamente; como es natural, porque aquello de que «De dinero no se habla, niño» era cosa de los viejos burgueses, y ahora, en cambio, nada más decente, y hasta honroso, que hablar de dinero, con esa campechana franqueza que caracteriza lo mismo a los Ejecutivos del Consorcio Bancario que a los del Ministerio de Finanzas; en efecto, teniendo Dios en el Bienestar una cara esencialmente de dinero, ¿qué más claro y honesto, que más santo, que declarar abiertamente que a lo que se va es a la producción de rendimiento dinerario, al acrecentamiento del volumen de las cifras? Cualquier otra cosa, cualquier otro hablar, es sin más sospechoso para el Señor.

Lástima que, con el Criterio de Rentabilidad, a la gente lo que se le hace es la puñeta a gran escala. Pues en cualquier momento, cualquier Ejecutivo de lo uno o de lo otro, podrá quitarle las cerezas de la boca, las vacas de los prados, el caminito de hierro, la tierra misma de debajo de los pies, gracias a la apelación al Criterio de Rentabilidad: porque, déjese de mandangas, amigo, aquí de lo que se trata es de productividad, de rendimiento, de futuro, esto es, de dinero; y ante ello tienen que agachar la cabeza y retirarse las cositas y los corazoncitos, no faltaba más. No estorbe, hombre, y perdone las molestias, pero es que estamos trabajando por su futuro.

Así es como el Criterio de Rentabilidad, al mismo tiempo que prueba la identidad entre Capital y Estado, sirve para eliminar la vieja noción de ‘servicio público’, según en la próxima entrega estudiaremos.

De cómo se ha quedado vacía la noción de ‘Servicio Público’

Ello es que la imposición general del Criterio de Rentabilidad deja inmediatamente vacía (aunque vigente en su vaciedad) la vieja noción de ‘servicio público’: pues ese criterio da por supuesto que lo que es bueno para el Dinero (para el movimiento del Capital) es bueno para la Persona, para el Hombre; lo cual ya se ve que sólo será verdad en la medida que el Hombre sea íntegramente dinero, enteramente identificado con su capital; pero, si quedan entre la gente algunos restos de demandas no dinerarias, de demandas más concretas, sensuales y palpables, si queda algo de gente que no sea todavía enteramente el Hombre, entonces la verdad del presupuesto pierde pie y deja en entredicho el propio Criterio de Rentabilidad.

Ahora bien, era a esas otras demandas de bienes inmediatos y sensibles a lo que respondía, con más o menos falacia, la noción de los servicios públicos de antaño. Que es que había, en formas de dominio anteriores al Bienestar, en que la identidad de Estado con Capital no era tan segura o tan descarada, una cosa que se llamaba Servicios Públicos, S.P.: se trataba en verdad de que el Estado se veía obligado (por una especie de «mala conciencia estatal») a compensar la humillación y aplastamiento de las gentes en nombre de la Patria (esto es, la Patria de los Patrones) mediante algunas reparaciones, que consistían en dedicar una parte (nunca muy grande, claro, pero algo) de los ingresos estatales a cosas como mejorar los caminos, sostener las escuelas, limpiar las calles o los bosquecillos, abrir hospitales o refugios de pordioseros, en fin, esas cosas.

En ese Estado de antaño, lo que era claro era la separación de esas caridades estatales, de esos Servicios Públicos, respecto a cualquier cosa que se pareciese al Criterio de Rentabilidad: los Servicios Públicos eran típicamente improductivos (de dinero), puesto que servían para atender a cosas, a necesidades o beneficios palpables y sensibles para el común de la gente corriente, no creados desde Arriba.

Y otra cosa era (como era casi de norma) que algún sacristán, algún Comisionado de los Servicios Públicos (¡bendita corrupción!) distrajera para su bolso algunas cantidades en desmedro del común; pero, si a alguien se le hubiera ocurrido proclamar que el Servicio Público mismo era un negocio, que tenía que ser rentable, esto es, que el tal hospital, ferrocarril o escuela era, como todo hijo de Dios, una empresa que tenía que funcionar como cualquiera y, en vez de limitarse a gastar dinero, también moverlo, la cosa habría llenado de escándalo y tristeza a los «burgueses e burguesas» que «a sus finiestras soné». Pues bien, eso es lo que en la Sociedad del Bienestar se proclama con todo descaro y a todas luces.

Y por tanto, de hecho (porque hechos son las palabras, desde que las cosas no son más que ideas), lo que al público se le ofrece, en los lugares donde estaban los Servicios Públicos, son unas oficinas en que el Criterio de Rentabilidad (y las consiguientes caras y gestos de los funcionarios) rige igual que en cualquier Empresa Privada: no se trata de subvencionar ferrocarriles que lleven vida a los desiertos y hagan surgir pueblos de la nada, sino de colaborar en la Empresa del Automóvil y la Gasolina; no de limpiar las calles de lo que quede de ciudades, sino de llenarlas de letreros «Estamos trabajando por su futuro: perdonen las molestias»; no de mantener un Servicio de Correos abierto al público cada vez más días y más horas y con más facilidades, sino de desarrollar una cosa competitiva con las Empresas Privadas de Trasporte; en fin, ayudar a mover el Capital, a mantener la Fe en el Futuro haciéndole al público la puñeta de presente.

Así que lógicamente tenemos que preguntarnos: ¿qué son los Impuestos en el Reino del Bienestar?

De la falsificación de los impuestos

Por tanto, dada la identificación de Estado con Capital, la noción misma de ‘impuesto’ ha perdido, con el Desarrollo, todo el sentido que pudiera tener en formas más arcaicas de dominación. Y sin embargo, se sigue en el Estado de Bienestar cobrando impuestos, y se sigue con más empeño y vehemente fe que nunca; ¿no decía el otro día en la Prensa algún Ejecutivo de Dios que el fraude (se entiende: del contribuyente al Estado; del fraude en sentido inverso no se habla) atentaba contra la Sociedad del Bienestar? Así que, como se suele, cuanto más falsa se queda la noción de ‘impuesto’, tanto más es preciso mantenerla en juego, como mentira sustentadora del dominio.

Pero basta con echar la mirada alrededor, contemplar cómo el Aparato Estatal está compuesto de oficinas conectadas con las del Capital en una red inestricable, regidas por el mismo Criterio de Rentabilidad, de manera que no cabe ni pensar en un acto de un Gobierno Desarrollado que atente a la marcha del Capital Desarrollado, en un Ejecutivo de la Hacienda Pública que no participe en la misma Fe en el Futuro (en el Futuro está el Automóvil, en el Futuro está la Red Informática Universal, en el Futuro está el Hombre), para darse cuenta de que hay algo en esto de los Impuestos que suena a hueco.

Porque es que los Impuestos son herencia de viejas formas de Estado, en que se suponía que aquellos ciudadanos o Personas Jurídicas que movían dinero en grande, debían, en compensación de su pecado, entregar a los Administradores del benévolo Gobierno alguna parte de sus ganancias, que a su vez los Administradores dedicaran a sostener obras o istitutos no rentables, que sirvieran a atender a las necesidades y deseos de todos, especialmente de los pobres, o sea de los que no movían capital.

Pero, cuando uno se entera del manejo del Dinero de los Estados del Bienestar, y cómo la mayoría de él está jugando en las mismas inversiones rentables y de futuro que el Capital Privado, queda clara la falta de sentido de esa noción de ‘impuesto’. No: cuando usted, señor, declara y paga a Hacienda, sépalo, no está haciendo nada en lo más mínimo distinto que cuando encarga a su Banco que le compre acciones de tal o cual Empresa de Futuro, sea una Desarrolladora de Autopistas, sea una Proliferadora de Ordenadores, sea, en fin (¿para qué vamos a andarnos con rodeos de mercancías ni nada?), acciones de un Banco boyante, y si es caso, de la propia Banca del Capital del Estado, que no se diferencia en nada de las otras y puede ofrecer una inversión igualmente recomendable: ¿no la ve usted cómo se anuncia por la Tele compitiendo con cualquiera de las que se llaman privadas todavía?

«Pero, hombre, no, no sea exagerado», puede que me diga todavía algún contribuyente: «También el Estado gasta en Sanidad, en Educación…» Pero, sin entrar a indagar ahora cuál es esa educación, esa sanidad, ¿dónde está por eso la diferencia?: ¿es que el Capital del Desarrollo no se dedica también, y más que nunca, a patrocinar y promover istituciones benéficas y culturales, que no le dan rendimiento directo, pero que Él sabe que son necesarias para el Aparato de la Empresa?

La verdad es que, para entender este engaño de los Impuestos, habría que percatarse bien de cómo en el Desarrollo el Dinero es de dos naturalezas, una divina y otra humana, y que la diferencia no corresponde a la de éstatal/privado’, sino a la de Gran Dinero (el del Estado y la Banca) y dinerillo (el de los contribuyentes). Pero esto será mejor que lo tratemos otro día.

Dinero divino y dinero humano

Hablando de Impuestos, veíamos que hay un engaño fundamental, acerca de las relaciones entre el Estado y la gente, sobre el cual Desarrollo y Bienestar se asientan: a saber, el de hacer creer (empezándolo por creer el propio político o economista, que ambos son el mismo) que el dinero que al contribuyente se le saca contribuye al Dinero de las arcas del Estado (como en las formas de dominio más arcaicas, como el de Raquel & Vidas contribuía a la bolsa del Cid Campeador), Dinero que el Estado a su vez distribuye a los súbditos en forma de beneficios, los que el Señor estima que la Mayoría demanda y necesita.

Que esas recaudaciones, en el Desarrollo, en vez de parar en Servicios Públicos, se inviertan en negocios rentables (de dinero), en los que el Estado entra lo mismo que la Banca, ya lo descubríamos el otro día; pero el engaño en eso es todavía más astracto, y cuanto más astracto, más costituyente de la Realidad: es que no se nos deja entender que ni siquiera el dinero que corre entre las manos de los contribuyentes es de la misma naturaleza que el que el Estado y la Banca manejan por lo alto. Hay un Misterio de Transustanciación cuando el dinerillo que a la gente se le reparte, para que se entretenga haciéndose la ilusión de que con él se compran cositas que aún no son dinero, aparece en lo Alto convertido en un Dinero, con cifras espectaculares de 10 ó 12 ceros para arriba, que se mueve solo, que descaradamente no compra más que dinero, esto es, Crédito (de la Gran Empresa o de los Estados —da lo mismo), de manera que las cosas que se citan son un mero pretesto para la operación, y los nombres de esas cosas perfectamente intercambiables, pudiéndose pasar de prensas hidráulicas a cigarrillos turcos como Pedro por su casa.

Se trata de desconocer esta evidencia elemental: que la Sociedad del Bienestar está fundada toda ella en un descubrimiento maravilloso: el Dinero grande o divino, sólo con moverse, sólo con cambiar de sitio en las cuentas, de fechas en el Tiempo, sólo con eso ya produce (dinero, naturalmente: o sea, por sus nombres propios, Crédito, Tiempo Futuro, Tiempo), con la sola condición de que en el proceso le asista una Fe inquebrantable, sin vacilaciones, que es la esencia misma del Crédito, la del Futuro, la del Tiempo, que es el nombre verdadero del Dinero Desarrollado.

Es un procedimiento milagroso, que, así como implica que lo que por él se produzca no pueda ser otra cosa que dinero, más o menos disimulado con los nombres de las cosas, y que por tanto no pueda revertir en beneficios palpables y verdaderos para la gente, sino en este disfrute ideal, hechizado y sonambúlico, del Bienestar, así también es un procedimiento ajeno al dinero en calderilla que a la gente se le reparte para que se haga la ilusión de que compra cosas.

«Pero entonces» podría decirnos alguien «un corolario de eso será que los Impuestos, la contribución de dinero de los particulares al Estado, no tiene sentido en el Bienestar: ¿qué falta le hacen mis dinerillos al Estado?» Y en efecto, al Estado de Bienestar no le hacen falta ninguna los Impuestos: podría vivir lo mismo dedicándose descaradamente a lo mismo que la Gran Empresa, a lo mismo que la Banca, a mover dinero por lo alto.

No, no es verdad que al Estado le haga falta cobrar impuestos, que a Hacienda la hagamos todos, que el Dinero del Estado consista en la suma del dinerillo de los subditos. Y sin embargo, hay que seguir cobrando impuestos, porque hay que seguir haciéndoles la puñeta a los contribuyentes, lo cual es una necesidad primaria para el Estado, lo mismo que para el Capital.

Lo que se quiere conseguir es que todos seamos Hacienda, o sea contables y dinero. Pero eso toca a la costitución del Hombre en el Estado de Bienestar, sobre la que ahora hemos de volver.

Del hombre que aman la Banca y el Estado

Porque es que, en la Sociedad del Bienestar, la Banca y la Empresa y el Estado (que ya hemos visto que son 3 personas distintas y un sólo Dios verdadero) son humanistas como nadie, como nunca (motivo, dicho sea de paso, para que los no conformes se guarden mucho de serlo de aquí en adelante: ser humanista en estos tiempos es algo como ser filósofo o teósofo o cualquier cosa de ésas), y todo su interés está en el Hombre: el Hombre es verdaderamente su interés. Y el juego de palabras no es mío, sino de la Banca, una francesa que lo proclamaba así hace unos 15 años (con otro juego de palabras: ‘capital’=’de primera importancia’): «Para nosotros, su interés de V. es capital»; que podría ponerse del revés, «Su capital es nuestro interés», o sea, aplicándole la fórmula del Interés, «Su capital de V. es nuestro capital»; con lo cual probablemente no mentían. O como algunos Altos Tenderos se proclamaban «Especialistas en Ti».

Hay pués que averiguar qué especie de hombre es ése con el que hablan y al que aman Empresa, Estado y Banca.

Es, desde luego, un Individuo Personal, una Persona: vamos, como Usted mismo, con tal de que V. sea V. y se deje de dudas y borrosidades. A ése es al que Ellos aspiran a formar en masa, la Masa de Individuos, sumables todos, pero cada uno uno.

Para esa formación, el Régimen del Bienestar dispone de múltiples procedimientos, entre ellos, los Medios de Formación de Masas (de Individuos); pero hoy nos toca fijarnos en los que más inmediatamente forman al Hombre por medio de su manejo de dinero.

No basta ya, en efecto, con que el Capital se cuide de que la vida y la razón estén entretenidas la mitad del tiempo tratando de la compra del chalé adosado, del nuevo auto, del nuevo televisor, y con las discusiones (y la práctica) de competiciones deportivas y la compra de entradas para la aparición en estadio del Roquero Infame (todo lo cual es también dinero, puesto que es números), sino que el Estado acude en ayuda, para que la otra mitad se llene con la charla comparativa entre amigos sobre lo que uno desgrava o el otro deduce, la apasionante trata con los Ejecutivos del Fisco, la busca, con ayuda del Asesor Fiscal, de la manera de que la defraudación en la Declaración de uno se mantenga dentro de las normas tácitamente admitidas…, en fin, la tira, la vida entera.

Es ilustrativo comparar dos de los tipos de consultorio radiofónico de más éxito: el de consultas a médicos o magos sobre los entresijos, peligros y asechanzas de los mecanismos del propio cuerpo, y el de las consultas a Técnicos de las Finanzas, en que el viejecito jubilado dice: «Y dígame usted, señor Mengánez: ¿debo incluir el regalo de una bicicleta a mi nieto en la base imponible, o más bien en la casilla de las desgravaciones ?» Que así es como se forma al Hombre: por el aprendizaje del vocabulario de la hacienda: por la boca muere el pez, y se convierte en pez pescado.

Que es que no se trata de cultivar en ese Hombre ningún egoísmo brutal, vago, desmandado, no, sino uno enteramente regulado y computado por dinero. Ese egoísmo domesticado y dinerario es el que la Democracia Desarrollada promueve en cada uno de los elementos de sus Futuras Mayorías.

El hombre que no sabe hablar más que de dinero (así sea el de su operación de hígado o el del traspaso de un futbolista de su equipo), que no piensa más que en forma de dinero, ése es el Hombre del Fin de la Historia, que decía el otro: el que la Empresa necesita para formar lo mismo sus Ejecutivos que sus clientes, y que el Estado procura hacérselo lo más perfecto.

Ese Hombre ¿tiene dinero? Tener… ¿cómo se puede tener una cosa tan astracta y tan sublime, cómo se puede tener números? No: ese hombre ES dinero. Pero cómo a la gente se la convierte en el Hombre que es dinero, vamos a verlo más despacio.

De la prostitución universal

De cómo en el Desarrollo las cosas se subliman en forma de dinero y cómo correspondientemente las Personas, que al fin son también reales, se hacen ellas mismas también dinero, es de lo que estos días estábamos tratando. Y a tal propósito, un estudio de cómo se ha generalizado en este mundo la istitución de la prostitución, el oficio más viejo del mundo, como dice el pueblo con más razón de lo que pueden entender los Individuos, parece pertinente.

Para ello, conviene primero examinar un poco la prostitución en sentido estricto, esto es, la de las mujeres. Que su prostitución es la istitución más vieja de la Historia se entiende recordando que la Historia misma comienza con el sometimiento de las mujeres (y de su amor y su peligro) al Sexo Dominante (que lo es en toda sociedad histórica: todas son patriarcales, y la Sociedad del Bienestar, naturalmente, más que todas, pues que en ella la asimilación de las mujeres al Poder, al Sexo Dominante, alcanza su grado sumo), y ese sometimiento consiste en que, como ya vislumbraba Engels, las mujeres se convierten en la primera forma de dinero.

En una Cultura ya muy avanzada (aunque todavía muy lejos del Desarrollo) como es la nuestra antigua, el dueño de la mancebía puede dejar de hielo al pobre jovenzuelo enamorado anunciándole que ya ha vendido la muchacha que él amaba (en 20 minas, que calculo como equivalente vago de unas 750.000 pesetas actuales, lo que suele ser, desde ahí hasta el triplo, en el mundo helenístico el precio de un esclavo fuerte o de una esclava hermosa), y confirmándole así la venta (Plauto, Ps 347): «amicam tuam esse factam argenteam», «que tu amiga se ha hecho de plata», esto es, se ha convertido en dinero.

Y así, ya sea por la prostitución al menudeo, ya sea por el matrimonio, con o sin dotes o arras numeradas (que en el Desarrollo toman la forma de participación de la Pareja, con el ingreso del trabajo de ambos componentes, en la conjunta economía, de modo que la igualación del dinero iguala los sexos, naturalmente en la forma del Masculino), se han venido vendiendo a lo largo de la Historia entera las mujeres.

Que en el Desarrollo la prostitución de mujeres, la dedicación de las mujeres a trocar sus encantos o favores por dinero, haya alcanzado (no importan los restos míseros de prostitución de tipo más arcaico) la dignidad y el estatuto que se sabe, de tal modo que puedan las putas de cierto standing anunciarse entre las otras Profesiones en la Prensa sería (p.ej. como acompañantes finisemanales de Ejecutivos del Capital o del Estado), o venderles tranquilamente las niñas bien hechas sus encantos a las portadas de revistas o a los vídeos, o en fin, organizarse en Sindicatos (al menos de putas de autopista para arriba), no es más que una indicación de la condición esencialmente prostituta de la Sociedad del Bienestar entera (hace poco tuve ocasión en EL PAÍS de utilizar el caso de las encuestas sobre si vendería V. una noche de su pareja por 1.000.000 de dólares), y viene a probar que la Sociedad del Bienestar es la culminación del desarrollo de la Historia.

No puede el Hombre del Bienestar promocionar la prostitución de sus mujeres sin que Él mismo resulte implicado en el manejo. Y eso es lo que estamos descubriendo hoy en este análisis: que el esquema de la prostitución («Te has hecho de plata, amigo», e.e. «Te has vendido», e.e. «Te has hecho dinero») aparece en el Bienestar generalizado, istitucionalizado, por medio lo mismo de la Banca que de las oficinas del Fisco del Estado- Capital; y, como ya no es deshonroso hablar de dinero ni venderse, sino lo más honroso, franco y verdadero, esa venta del hombre, no el tener dinero, sino el ser dinero, es el fundamento declarado de todo el Estado de Bienestar.

Pero hay que distinguir: no se trata ya de vender el trabajo de uno, de cobrar por lo que hace (que eso es la istitución del Trabajo en las economías más arcaicas), sino de venderse uno mismo, de hacerse uno mismo valor en el Mercado, de ser uno literalmente, numéricamente, su propio interés y Capital. Eso es lo que estudiaremos algo más en la siguiente entrega.

Del valor de la Firma personal

Esto es lo que veíamos: que no se trata ya, en el Desarrollo, de tener dinero, de ganar dinero por el trabajo, sino de ser dinero, las Personas lo mismo que las cosas.

Ya la idea democrática fundamental sobre la que este mundo se ha desarrollado, la de contar como unidad el voto de la Persona para que la suma arroje una Mayoría computada que valga (dejando el resto como cuantía negligible) como equivalente del total, tiene en sí el sello de la contabilidad de las Personas. Pero todo lo que se cuenta es Tiempo, y el Dinero en su pleno desarrollo es Tiempo (Crédito, Futuro), y por tanto la numerificación de las Personas las trata ya como una especie de Dinero.

Siendo la fe en el Hombre (e.e. el Individuo Personal, como el otro día lo describíamos) la Fe fundamental del Desarrollo (motivo más que suficiente para que los disconformes no participen de esa fe), es natural que, siendo el Dinero desarrollado puro Crédito, ese Crédito esté garantizado, no ya por riquezas verdaderas ni obras útiles y palpables, sino por el Nombre, por la Firma. Ése es el solo fundamento de valor en el Mercado y en la Banca, y también en el juego político entre esas Personas Conjuntas que son los Estados del Desarrollo.

Lo mismo la firma reconocida del cheque personal que las transacciones y compras de Nombre de las grandes Empresas y los Bancos, que el cultivo de la Imagen de p.ej. España entre los Estados del Desarrollo, imagen que se sabe traducida inmediatamente en Crédito, nos dan muestras visibles de cómo el Dinero del Bienestar no puede consistir en otra cosa que en el Nombre y en la Firma.

¿Cómo se adquiere crédito, cómo un Nombre se hace fundamento de valor? Por supuesto, vendiéndose: sólo vendiéndose se hace uno dinero, lo mismo que sólo obedeciendo al Poder alcanza poder uno. Con lo que no puede contarse ya es con que el Crédito esté fundado en riquezas palpables, en bienes útiles para la gente, ni en la producción de las obras de uno ni en la de las Empreas (incluida la Banca, que descaradamente no produce producto alguno) ni en el Crédito de los Estados (ni oro en las bodegas ni nada de eso), porque eso eran tal vez fundamentos del Crédito en los regímenes anteriores (antes de la conversión de cosas y personas en dinero), pero no en el Bienestar.

Lo que en cambio sí juega en él primordialmente para la adquisición de crédito es el marketing del Nombre, la suprema industria del Desarrollo, que es la industria de la Venta. A eso se dedica cualquier manager de cualquier estrello, que sabe bien que la voz o las cuerdas o la habilidad que sea era, lo más, el punto de partida, pero que lo que va a asegurar la sucesiva capitalización es el manejo del Nombre y de la Estampa Personal (en TV esencialmente: sólo el que aparece en Televisión existe); pero es a lo que se dedica también enorme parte del presupuesto de los Estados: a promocionar la Imagen de España, por ejemplo. El Crédito engendra Crédito (el vacío engendra vacío —glosaría tal vez alguna maliciosa).

Pero ¿a qué vamos a buscar otras muestras, cuando las más vistosas las tenemos en el reino de la Cultura, siendo la Cultura la oficina principal de los Estados del Desarrollo? Pues ahí, basta con ver un poco en qué consiste el valor de un cuadro, por ejemplo: ¿quién se acuerda de si había alguna habilidad especial (o al menos algún ¡genio!) cuando la primera Promocionadora del Artista empezó a promocionarlo, a ganarle nombre? En la medida que la operación ha tenido éxito, es ya sola la firma la que garantiza el valor del cuadro. Y una vez que el artista se ha vendido y que, en pago, su firma ha adquirido crédito, ya la firma sola se encarga de aumentarlo, y lo que él produzca no será más que pretesto para las paparruchas que suelten los críticos de Arte, agentes del marketing de la Cultura, que también les pagará con su parte de dinero en Crédito.

Pero el caso de las Artes no es más que una muestra (en verdad, tan evidente que no sé cómo, viendo lo que pasa con la firma de un cuadro, puede alguien dudar del análisis que estoy haciendo), y debe generalizarse a los modos de venta de la Persona. Sin embargo, conviene que, después de los Artistas, lo veamos también con otras clases de Personajes.

De la necesaria modestia de los Ejecutivos

Hablando del valor (en dinero) de la Persona en el Desarrollo, después de citar los casos más vistosos de los Estrellos y Artistos promocionados, conviene considerar los de otros Personajes, que, teniendo igualmente imagen (esencialmente, en la Televisión) y Nombre Propio cotizado, gozan por tanto también de Crédito, son dinero: los Ejecutivos del Capital y del Estado, Directivos de Gran Empresa y Dirigentes de Banca (que generalmente son los mismos) y Políticos del Desarrollo, que no deben estrañarse de verse metidos en el mismo saco, una vez que hemos visto cómo en el Bienestar Capital y Estado han realizado su fusión y no hay más Política que la Economía ni más Idea que el Dinero.

(Bien desearía meter un paréntesis esceptuador para los muchos amigos que se metieron en ello, con ideas de Regímenes pasados, y se han encontrado en esto, agitándose por ende en conflictos con los que no saben qué hacer, y que los hacen más simpáticos, como a todo el que padece en vivo contradicciones; pero ¡qué se le va a hacer!: aquí vamos de prisa, y lo que importa es generalizar.)

Pues bien: si nos permitiéramos creer que hay otras épocas (aparte de ésta, donde están todas y que no es ninguna), la comparación con los Grandes de otras épocas, hasta los Ford, los Rotschild y los Roosevelt (o los Hítleres y Estalines, para el caso), que tan llenos de rasgo, color, aureola de gloria o atrocidad, nos presenta la Historia, pondría de relieve la notable palidez que caracteriza a los Ejecutivos del Desarrollo; los cuales, cada vez más, parecen necesitar una condición de mediocridad que los haga intercambiables sin alteración alguna para el Régimen; de manera que cada vez el sustento de su Imagen y su Nombre necesita más derroche de bombo radiofónico, exaltación en titulares de Prensa, y sobre todo, más pantallazo televisivo: sólo así se consigue que la gente retenga, un día, unos años, sus Nombres y sus Efigies, y que crea que son Personas las que rigen de veras los destinos de los Estados, de las Empresas y la Banca; creencia con la cual la gente, a su vez, queda convertida en Masa de Personas.

Es importante examinar esa condición, aparentemente paradójica, de la modestia que tienen que tener los Ejecutivos del Desarrollo para poderse vender con éxito, para ganarse la promoción y exaltación a las cumbres del Crédito y el Nombre.

Pero eso se entiende bastante pronto, recordando que en la Sociedad del Bienestar el trepar en la Pirámide del Poder es equivalente riguroso de venderse; ahora bien, para venderse, tienen que comprarlo a uno; y ¿cómo se consigue que quieran comprarlo a uno el Estado o el Capital?: pues, como Ellos son Crédito y fundados en la Fe, la condición será la de la Fe: que uno se lo crea bien, y ya tiene crédito, ya trepa. El Señor reconoce bien esa capacidad de Fe en sus candidatos a Ejecutivo; y aunque, por lo demás, los escoja a veces entre los que son bastante listos (otras veces no: hay veces que conviene más bien que sean torpes, depende del sitio y el momento), de lo que no puede prescindir es de que se lo crean, de que tengan Fe.

Pero héte aquí que la Fe es lo contrario de la inteligencia: lo más, permite unas ciertas habilidades computacionales, alguna capacidad estratégica de clasificación, de previsión y planeamiento; pero encasillar es negarse a las posibilidades infinitas, preveer es impedir la acción, negativa y creadora, al dar por seguros (como el Crédito necesita) los caminos del Futuro; y así la Fe mata el entendimiento.

En verdad, inteligente no es Persona alguna: inteligente (como en el libro de Heráclito se formulaba) no hay más que el lenguaje mismo, el lenguaje común y popular, que se opone a la jerga de los Políticos y Banqueros, y también a la de Filósofos y Literatos de la Cultura.

Por eso es tan importante para la vida del pueblo, para la rebelión siempre posible, negarse a aprender la jerga de los Ejecutivos, negarse p.ej., como el otro día decíamos, a aprenderse la del Fisco; y más aún: negarse a aprenderse los Nombres de los Ejecutivos (¡ni siquiera para insultarlos por las tapias!), negarse a ver sus imágenes en la Pantalla.

No creer —eso es lo primero. Y así poderles decir a los Ejecutivos del Poder y del Dinero: no queremos vuestro vocabulario, vuestros Nombres y vuestras siglas, que no sabemos lo que significan: nosotros tenemos el lenguaje que nadie manipula, el lenguaje de cualquiera, que sabe siempre, por lo menos, decir NO.

Que librarse del Dinero implica librarse de la Persona

A propósito de diversos tipos de Personajes, hemos visto cómo la condición de la Fe en el Régimen (el creérselo, y opinar, y decidir, pero no dejarse pensar nunca) era la necesaria para que ellos se vendieran con éxito, que los comprase, como Ejecutivos, el Estado o la Banca (da lo mismo), y que en consecuencia adquiriesen crédito, se hiciesen dinero, y, siendo en el Bienestar el Poder lo mismo que el Dinero, tuviesen Poder — naturalmente, sólo para hacer lo que está mandado, lo que ya está hecho.

Por tanto, cuando el pueblo, eso que está por debajo de los Personajes, aspire a librarse del Poder que hoy lo oprime y trata de reducirlo a Masa de Individuos (la aspiración impenitente que, para el Estado de Bienestar, corresponde a aquello que antaño se decía, tan confusa- y traidoramente, la revolución), tiene que sacar aliento para ello de la sola virtud popular, que es el no creer (en virtud de ella ‘pueblo’ es lo contrario de la Masa de Individuos, solidaria en una Fe), y especialmente, no creer que sean Personas, coscientemente, voluntariamente, las que mueven y dirigen el Dinero y Poder que administran la muerte de la gente.

Por el contrario, tiene el pueblo que saber vivir en el recuerdo de las palabras de Cristo en la cruz, «No saben lo que hacen»; y que eso se aplica más rigurosamente cuanto más alto en la Pirámide se halla la Persona, puesto que hemos visto que la condición para trepar por ella es la Fe, y más Fe cuanto más alto. Así que no debe el pueblo caer en el engaño de la atribución a personajes maquiavélicos de las barbaries del Desarrollo: no se trata de Fulano ni Mengano, indiferentemente intercambiables, sino de Estado y Capital.

Pero también, siguiendo las razones de Sócrates siempre vivas, hay que recordar que eso de no saber lo que hacemos es condición de todos, de cualquiera (el solo inteligente es el lenguaje, que es todos y no es nadie), pero que todavía hay una diferencia radical entre los que, encima de no saber lo que hacen, se creen que sí lo saben, y así proceden a obedecer al Capital y Estado, y aquéllos otros que, no sabiendo lo que hacemos, asimismo no nos creemos que lo sepamos, sino que más bien andamos a tientas y sin proyecto (animados, no por un Futuro, sino por la añoranza y el recuerdo de antes de la Historia), tratando de descubrir caminos no trazados de antemano, de acabar con el Poder del Capital y liberar las posibilidades de la vida y de la razón sin fin.

Pero eso implica renunciar a la persona como sujeto hábil para hacer algo que no sea hacer lo que está hecho, que no sea ganar dinero y con ello ratificar al Dinero sobre su trono.

Y por tanto, nada de aquellas ideas de Platón y sus muchos y confusos seguidores, de imaginar un gobierno costituido por los Sabios o Filósofos: pero ¡cómo!, si eso es lo que tenemos precisamente en la Sociedad del Bienestar, siendo los Filósofos no otros que los Altos Ejecutivos de la Economía y de la Física sumisas, que se lo saben y creen en lo que saben, y que, como Ellos mismos dicen a ratos, tienen su filosofía.

Pero tampoco nada de aquellas otras imaginerías fundadas en una fe en la agrupación y solidaridad de los oprimidos, que tomaban el Poder y se costituían en Democracias Iluminadas: eso es justamente lo que ha venido a dar en el Ideal del Desarrollo, que quiere remplazar a todos (con sus restos de pueblo por lo bajo) por la Mayoría de Individuos, que votan cada uno a conciencia y a voluntad y creen que saben lo que compran cuando se venden.

Ningún proyecto que cuente con la Persona puede de veras oponerse al Régimen que padecemos. Pero esto a las Personas nos es tan duro de entender, naturalmente, que todavía tendremos que dedicarle la siguiente entrega.

De los Sindicatos al psicoanálisis

No, no hay compatibilidad ninguna entre la aspiración a librarse del Poder (del Dinero) y el respeto y fe de la Persona, puesto que la Persona ha venido a ser dinero ella misma.

Si quisiéramos una muestra fulgurante, bastaría con mirar a los Sindicatos: la necesidad de ganarse contingentes de Trabajadores (obediencia a la ley democrática de las Mayorías) obliga a los líderes a respetar, lo primero, los derechos de la Persona Trabajadora (y a no asustarla como tal Persona), lo cual, a su vez, viene a dar en respetar la noción misma de ‘trabajo’ (y hasta honrarla, cantando el himno del Trabajo en unísono con los Patrones), y tras el Trabajo, el Dinero mismo; de modo que, con el Desarrollo, el Sindicato queda reducido a oficina colaboradora con la Banca y el Estado en el sustento del Capital; sustento que en la Sociedad del Bienestar (donde el Trabajo es ya descaradamente producción de inutilidades y creación de necesidades) consiste en su movimiento, esto es, en la regulación de la carrera de precios y salarios, en el mantenimiento y regateo de la tasa de Paro, en las cuentas de la creación de Puestos de Trabajo; en fin, un juego necesario para el Dinero, para el Estado y para el estatuto personal del Trabajador, pero para nadie más.

Y, ciertamente, es que es «muy humano» atender lo primero a las necesidades (por más que sean necesidades fabricadas) de los trabajadores, activos o parados, cosa que, aparte de los Sindicatos, también hace a su manera Cáritas Diocesana, y lo hacemos casi cualquiera, cuando, al pedirnos alguien, por las calles del Bienestar, una moneda, nos es más cómodo soltarla que pararnos a discutir el caso. Pero lo que no tiene perdón del diablo es confundir eso con la rebelión contra el Dinero, cuando eso mismo está ratificando la idea de que, al fin, de lo que se trata es de dinero.

No: dada la condición esquizofrénica que a la Persona le corresponde normalmente en el Bienestar, lo sólo razonable que nos cabe con ese asunto es seguir el consejo del Evangelio: «Que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu derecha» (ni viceversa).

No son pués las Personas, ni los Grupos de Personas y su solidaridad entre sí como Personas, lo que puede hacer de veras contradicción ninguna con el dominio del Estado- Capital: contra eso sólo vale lo que siga vivo de pueblo no personal ni contable, lo que viva por debajo de las Personas que se creen que saben lo que hacen y que creen en el futuro a que las condenan; lo que siga viviendo y razonando en todos, que somos lo contrario de la Mayoría.

Y lo que siga viviendo en cada uno, en contradicción con su propia Persona, naturalmente; pues esa contradicción sólo la ha superado el súbdito ideal del Capital-Estado: el muerto. Y es por ello razonable que, en este análisis de la Sociedad del Bienestar, hayamos tenido que venir a dar en un psicoanálisis de la Masa de Personas, que es también psicoanálisis de cada uno de sus componentes.

Pues también el psicoanálisis o disolución del alma surgió para eso, para esa lucha y liberación, cuando a Freud se le ocurrió (en contradicción consigo mismo), por más que luego haya corrido, con los Sindicatos, la suerte que sabemos, de convertirse en industria de reintegración al Orden.

Pero se trataba de eso: de descubrir en las Masas lo que podríamos decir su subcosciencia superficial, y liberar así lo que en cada uno no sea individual (e.e. económico), sino otra cosa.

Pero este análisis está ya, seguro, suscitando grandes dudas y dificultades sobre cómo pensar el derrumbe de esta Sociedad del Bienestar y cómo podría haber vida y razón sin costitución de las Personas: ¡tan primero y natural se nos ha vuelto ya el Dinero! Así que a esas dificultades que a muchos personalmente nos asaltan habrá que dedicar compasivamente el resto de las entregas de este análisis que proseguimos.

Lo fácil que es derrocar el Régimen

Al proseguir este análisis del Régimen del Desarrollo y descubrir la falsedad de sus fundamentos, parece que el análisis mismo nos obliga a pensar en lo que podría no ser esto, a pensar, esto es, en el derrumbamiento de este Régimen y en qué sería una vida de la gente que no estuviera regida por el Dinero; y hay entonces que tomar nota de las enormes dificultades de imaginar esa otra cosa y de liberarnos del miedo que ese abandono del Régimen del Dinero (que, como todos los regímenes, se vende como el único posible) mete en las almas de la Masa y de cada uno.

Pero, antes de intentar sacudirnos de ese miedo y examinar las dificultades, hay que hacerse cargo de lo fácil que es el derrocamiento de este Régimen. Su fuerza es su debilidad. Su fuerza es, como hemos visto, la fuerza del vacío: el Dinero mismo, para alcanzar su más potente dominio sobre el pueblo, ha tenido que volverse cada vez más astracto y más sublime; de tal manera que ya, mientras el dinerillo de la gente mantiene una cierta condición arcaica y la ilusión de que vale por cosas que no son a su vez dinero, en el Dinero divino y verdadero, el de la Gran Empresa, la Banca y los Estados, no queda nada de eso, y todo su valor consiste en el Crédito, en la creencia firme de que el Mañana es de Ellos, de que van a seguir por siempre jugando con el Tiempo, con las Firmas y los Nombres a los que el Crédito se adhiere.

Vivimos pués en el reino de la Fe; y con el Desarrollo no ha hecho sino avanzar el proceso de las Religiones anteriores, que cada vez tenían que hacer que sus Dioses, para mayor dominio, fuesen más astractos y sublimes. Y, por tanto, para el derrocamiento de esta Religión última (la Economía, la Idea del Dinero), basta con que se divulgue un tanto la sospecha de lo vano de esa Fe: que se produzca un descubrimiento del vacío de Dios, un poco al modo de lo que Tácito (Hist V 9) cuenta que se produjo cuando Pompeyo, venciendo a los judíos y iure uictoriae, entró por primera vez en el Templo de Jerusalén: inde uolgatum nulla intus deum effigie uacuam sedem et inania arcana, «de ahí se hizo público que, no habiendo dentro imagen de dioses ninguna, estaba el sitio vacío y eran vanos los misterios», que podríamos glosar como «que los misterios era el vacío».

No hacen falta pués bombas ni metralla contra los frágiles muros de Bancos y Ministerios (que, al revés, serían probablemente contraproducentes, pues no harían más que contribuir a poner en marcha nuevas edificaciones de la nada en cemento, carpintería metálica y vitrofibropuñetas, y a la creación de unos miles de Puestos de Trabajo), no, ni hace falta que vengan a acabar con este Imperio hordas de esos Extraterrestres que (para ilusión de una estranjeridad, amenazante y doméstica al mismo tiempo) imbuye en las mentes de la Masa el Capital-Estado con la Ciencia a su servicio. Si se quiere un modelo, seguro que ni siquiera para el derrumbamiento del Imperio Romano hizo mucha falta que acudieran los Bárbaros del Norte, que poco habrían hecho si la Fe en Roma no hubiera lo primero perdido crédito y dominio entre la población y sus dirigentes.

Basta con que un rumor de duda, un hálito de sospecha, en estas oficinas y en las otras, en aquel pináculo de consorcios o en el de más allá, vaya cundiendo lo bastante (¿no nos dan ya un adelanto las tremebundas fluctuaciones de los Grandes Mercados y la Bolsa promovidas por una noticia insignificante, un par de imágenes sin sustancia que los Medios hayan divulgado?) para que amenace el descubrimiento del vacío del Dios- Dinero, para que rápidamente se resquebraje y se derrumbe un Imperio que está fundado todo en el Crédito, en la Fe. Y esa caída de la Fe en el Dinero arrastra consigo una pérdida de la Fe en la Ciencia de la Realidad, puesto que ella estaba también al servicio del Dinero.

Cierto que —dirán enseguida los lectores de buen sentido—, mientras el derrumbamiento se produce, ¿qué pasa con la gente que no se lo creía tanto? Mientras descubren el vacío del Dinero, mientras le dicen NO a la Fe, esas bocas tienen que seguir comiendo pan, ¿o no? Pues sí: a eso vamos.

¿Qué puede remplazar al estímulo dinerario?

Sí: hay que reconocer esto lo primero, si no queremos caer a nuestra vez en ilusiones: habrá el dinero llegado con el Desarrollo a la suma astracción y sublimidad, no servirá el dinero ya para comprar más que dinero, será el Dinero una ilusión, pero lo cierto es que, sin embargo, si las cosas funcionan así de bien como funcionan en la Sociedad del Bienestar, es sólo gracias a la ilusión esa del Dinero.

Y es natural: ya hemos visto que al Hombre (al Individuo) se le ha hecho dinero a él mismo en este tipo de Sociedad, y desde ese momento, nada que no sea la ilusión de ganar más, de hacerse uno más dinero, puede moverle ni para trabajo ni para ingenio ni para empresa alguna: anulado todo interés por las cosas palpables (y por las gentes palpables igualmente), su aspiración al Bien no podrá tomar otra forma que la de los números de la cuenta, lo que, con manejo y pretesto de las cosas (y personas), va a ganar en números la cuenta personal de uno, o la de su Empresa, o la de su Estado, que es lo mismo.

Que ése es el único motor que mueve el Mundo lo reconocen bien los Ejecutivos de Dios, lo mismo cuando calculan (y discuten con los Sindicatos) la tasa del Incentivo que pueda mover a los trabajadores a seguir produciendo inutilidades, que cuando entran, como políticos, en esas disputas, tan estúpidas como prácticas, de si lo que hay que hacer es entregar al Capital Privado la gestión de las Empresas, ya que es claro que el estímulo dinerario las va a hacer funcionar mejor, o si, por el contrario (que es lo mismo), lo que tiene que hacer el Estado en sus gestiones es imitar a la Empresa Privada en la aplicación del Criterio de Rentabilidad y estimular (dinerariamente, claro) a sus propios Ejecutivos, de modo que tengan tanto interés como los Ejecutivos del Capital en la promoción de la gestión estatal que sea.

Pero estos otros que no somos ejecutivos (o lo somos malos) tenemos asimismo que reconocerlo: lo único que mueve al Hombre en este Régimen del Bienestar es el Ideal, la Fe, o séase el Dinero: sólo por Él tenemos esta abundancia (aunque sea de sustitutos), sólo por Él funcionan (aunque sea en falso) los engranajes de este Mundo; y, si soñamos en el derrocamiento del Régimen, no podemos menos de soñar, como soñadores prácticos y sensatos, en si hay o no algo que sirva de motor (aunque no sea tan eficaz) cuando la Fe en el Dinero se haya roto.

Y, sin contar, desde luego, con la Mayoría (la Mayoría ya se sabe cómo es: está amasada por la Fe), nos preguntamos si habrá por acá abajo algo que nos valga para el caso, que nos susurre que el Dinero no era todo. Pero, para ello, el considerar algunos planes del Ideal dominante para sus poblaciones puede que nos dé luces.

Se trata, como se sabe, de pasar al Sector Terciario. El desarrollo de un Estado se mide por la proporción entre los 3 Sectores: el Primario, la dedicación de mucha población a la labranza de la tierra, es lo más bajo y despreciado para el Ideal; el Secundario, la dedicación a la trasformación de las materias primas en objetos «humanos», industriales, eso era el Trabajo verdadero en los tiempos de la visión de Marx, y en el Desarrollo mantiene una dignidad media; pero lo bueno de veras para el Desarrollo es el Sector Terciario, la dedicación a la producción de nada, y el Estado que más población ha hecho pasar a ese Sector, ése es el más desarrollado. El día que todos seamos funcionarios de Banca y nos dediquemos a intercambiarnos cifras (en la sabia utopía del EREHWON de Samuel Butler la gente acude a los Bancos de Música a dedicarse a una tarea casi tan etérea como ésa), entonces se habrá cumplido el Ideal.

Pero y eso ¿cómo se sostiene? —nos preguntamos los groseros hijos del común—: ¿por magia? Y sospechamos que no: que por debajo del ideal y del Dinero sigue la madre tierra dando pan, los bienes palpables de los que se nutren todos los ideales y las locuras de sus hijos. Hay algo ahí abajo. Y ¿en qué otro sitio va a buscar la gente desengañada relevos del Dinero, sino en la tierra, en lo de abajo?

Pero esto no es más que una ispiración: cómo puede venir a dar en una táctica de remplazamiento del estímulo dinerario, lo estudiaremos a seguido.

Del criterio de utilidad y de las máquinas

El Imperio del Desarrollo necesita como su industria primaria la creación de necesidades, a fin de mantener la ilusión de que el Dinero sirve para satisfacer las tales necesidades. Negarse a la creación de necesidades es algo que sólo podremos hacer la gente (lo que de pueblo quede entre nosotros y en cada uno) gracias a que sintamos que hay, no «necesidades naturales», pero sí bienes palpables y sensibles que no consistan en su idea, que no los haya el

Dinero fabricado ni vendido. Gracias a eso podemos, en medio de todo el vértigo de los números del Desarrollo, acudir a un sentimiento de utilidad no regido por el Dinero: distinguir, pese a todo, entre lo que sirve para comprarlo, para tenerlo, para venderlo, y lo que sirve para otras cosas; sin olvidar que el Ideal del Desarrollo no es, al fin, más que la perfección de una mentira que está en la raíz de la Historia misma, desde que hay Leyes y Administración de la Justicia: aquélla que quería hacer creer que la propiedad es compatible con el usufructo, y hasta sometía el usufructo a la propiedad. Por acá abajo no nos lo creemos: sabemos de la dulzura de «la fruta del cercado ajeno», que sabía decir hasta el gentilhombre Garcilaso, y declaramos que usar no es tener: que o la tienes o la gozas, pero las dos, no.

Es en virtud de ese sentimiento de la utilidad que no se vende, en virtud de un sentido común, como distinguimos, por ejemplo, entre ser propietario de un medio de trasporte (el Ideal Democrático plasmándose en el Auto Personal) y montarse en un medio de trasporte que pase cerca para hacer algún viajecillo que se nos tercie. Ahí está la lucha contra el Auto Personal (con su reata de autobuses, autocares y camiones) apoyándose en los medios de trasporte útiles, trenes, tranvías y demás, que, como no se prestan a la Propiedad, no le sirven al Desarrollo.

Hablamos del uso de las máquinas. Cantamos la utilidad de los ingenios inventados por los abuelos (que los abuelos los inventaran y promocionaran por los más negros egoísmos burgueses y esplotatorios, nos importa un bledo, con tal de que resulte algo de utilidad para la gente: por fortuna, los hombres no saben lo que hacen), los ingenios que venían a acabar con el Trabajo y su falsa necesidad.

Una de las más insignes imbecilidades con que los Ejecutivos del Desarrollo suelen salirle a la gente que pone en duda el Régimen es que, entonces, renunciamos al poder de los ingenios mecánicos, perdemos los beneficios del Progreso; y hacen como que defienden a las máquinas, como si fueran Ellos los que las han inventado, y no más bien los que las han estropeado todo lo que han podido y han reducido a la inutilidad la utilidad de muchos de los artilugios del Progreso de los abuelos, sobre todo por la intromisión de nuevos chismes no pedidos por ninguna necesidad ni deseo de la gente, sino sólo útiles para su venta.

Han matado la utilidad de las máquinas, que venían a demostrar que el Trabajo, la condena de Jehová, era un fantasma, y que, gracias a los esclavos mecánicos, no hacía falta que la gente siguiera trabajando; o, vamos, muy poquito, casi nada: ahí viene la noción, popular como pocas y de sentido común elemental, de los turnos, repugnante a los Ejecutivos del Desarrollo, que, por el contrario, tienen que dedicarse a la creación de Puestos de Trabajo.

No se trata pues de renunciar a las máquinas, sino de usarlas: usarlas para algo que no sea para venderlas, ni para comprarlas, ni para tenerlas, sino, sencillamente, para otra cosa. Un firme, bajo y grosero criterio de utilidad es todo lo que se requiere para distinguir entre los ingenios que sirven para no trabajar y pasárselo dulcemente, y los que sirven para crear necesidades, para seguir haciendo trabajar sin necesidad, para divertir a las Masas o hacerles hacer deporte a los Individuos cuando no trabajan, y, en fin, para mover el Capital y mantener las istituciones del Estado.

Sentido común y criterio de utilidad no les sirven al Estado y Capital para sus fines: por eso le sirven a la gente del común que quede viva. Y todavía nos pararemos un momento en esa contradicción.

No tirar nada bueno a la basura

Hemos hecho asomar la enemistad sin cuartel entre el sentido de la utilidad, arma del pueblo, y el Estado del Desarrollo, que sólo puede mantenerse por medio de la creación de necesidades, la proliferación de productos inútiles (sólo útiles para su venta) y el mantenimiento de la sumisión a la Ley del Trabajo, no necesario para la gente, pero sí para el movimiento del Capital, un Trabajo vano (las horas vacías con que se cuenta son las mismas que cuesta comprar su producto inútil: Tiempo te vendo, en Tiempo me pagas: en eso ha venido a dar la plusvalía), que, como tal, requiere a su vez una diversión vana, contada en un Tiempo del mismo orden que el del Trabajo vano.

Ahora bien, nada llega nunca a la perfección del Ideal Futuro, y es palpable que, en la Sociedad del Bienestar, en medio del tráfago de nadas, dominante, no pueden por menos también de producirse muchas cosas buenas, esto es, de verdad pedidas por los deseos del público sin previa creación del vacío que haga solicitar su compra. Y confiamos tal vez en que, a medida que el Ideal del Dinero cae y pierde su fuerza el estímulo dinerario, en la misma resucita el sentimiento y sabiduría de las cosas, de las que eran buenas antes de ser dinero y propiedad de uno.

No hay, por tanto, que perder la cabeza y atribuirle al Desarrollo todos los bienes de que con el Desarrollo disfrutamos ni pensar que, derrumbándose la Sociedad del Bienestar, tienen con ella que perderse las cosas útiles y placenteras (placer y utilidad son lo mismo, en contra de lo que enseña la Escuela del Capital-Estado) que la industria y el ingenio humano no puede menos de producir aun en medio de todo este tráfago de inutilidades.

Por el contrario: la regla que dicta el sentido común y el egoísmo sensual (que es el contrario del egoísmo astracto y dinerario: el deseo de usar contra el ansia de tener) es la de discernir en este basurero descomunal en que el Estado- Capital está convirtiendo el mundo (la producción de basura, de cosas sin valor de uso, es la producción esencial del Desarrollo), reconocer entre todo ello lo que son bienes palpables y deseables, y no dejar que, sean los que sean los trastornos del derrumbe, se pierda ni una sola de las gracias y los lujos que tuvo que inventar y producir (para sus fines, pero sin embargo) la vieja Burguesía y tiene que seguir produciendo la propia Sociedad del Bienestar.

Pues no se trata de igualar a la población en el contentamiento con los sustitutos, que es lo que el Desarrollo tiene como ideal, repartiendo una miseria de Supermercado entre los millones de sus súbditos, como si hubiera un stock que administrar equitativamente desde lo alto (pero es el Dinero el que se cuenta: la riqueza es incontable), sino, por el contrario, que los palacios y festines de los príncipes y los burgueses se abran para todos, que cualquier lujo (de uso, no de propiedad) y todos los ingenios y las gracias estén al alcance de cualquiera. Y así, por ejemplo, si alabábamos el ferrocarril, era, entre otras cosas, porque «el tren nos hace a todos libres y señores», mientras que «el Auto nos convierte a todos en chóferes y mecánicos».

Se trata (es una táctica sencilla) de aprovecharse y no pagar: aprovecharse de todos los inventos y artilugios que para el disfrute de la vida y la vida de la razón no ha podido por menos de desarrollar el Capital en su desarrollo, y no pagar, ni con Trabajo (propiamente dicho, o sea, para nada: el seguir inventando y fabricando nuevas cosas, eso no es trabajo) ni con el escamoteo de las cosas por sus sustitutos, ni con la conversión del alma en dinero, ni ¡sobre todo! con la confesión de la Fe que el Dios del Desarrollo exige de sus feligreses, empezando por la Declaración a Hacienda y terminando con el Cielo de la Ciencia venal y falsificadora.

¿Es esa táctica posible? Desde luego, para España, para los Estados Unidos, para Cataluña o para Europa, no es posible en modo alguno. Pero eso ¿quiere decir que sea en sí imposible? Eso es lo que vamos a analizar ahora.

¿A quién le hacen falta los Estados?

Es claro que esas cosas que el corazón y la razón están pidiendo, que el Dinero desaparezca de la haz de la tierra, que resucite el uso y amor de las cosas palpables en vez del dominio del Ideal que lo está matando, que, en vez de trabajar para hacer lo que está hecho, se dejen las manos y los entendimientos libres para hacer cosas, las que el deseo y la razón pidan, que, en vez de cumplir el Futuro fatal trazado desde lo Alto, se deje a la gente inventar caminos, que se deje vivir en la tierra gente en vez de Masas de Individuos contadas en unidades y cada unidad costituida en dinero puro, todo eso es imposible mientras siga teniéndose que contar con ideas como ‘Japón’, ‘Alemania’ o, para el caso, ‘Galicia’ o ‘Tanzania’, siempre formados sobre el mismo modelo del Estado, y se piense que aquellas deseables trasformaciones se refieren a los territorios y poblaciones dominados por ideas como ésas. Eso no tiene sentido ni decirlo.

La caída del Capital arrastra consigo la caída del Estado, y en la Sociedad del Bienestar más inevitablemente que en cualquier situación imaginable. Eso prueba hasta qué punto ha llegado en el Desarrollo el matrimonio y la identificación de lo uno con lo otro.

Pero ¿a quién le hace falta que haya Francia? A Francia, indudablemente: no a la gente que rebulla por la orilla izquierda del Rin o por la cara Norte de los Pirineos; en todo caso, al Individo ante su televisor o a la Masa en su estadio, que, al batir la marca el atleta revestido de la tricolor (importado acaso de Zanzíbar), gritan emocionados «¡Hemos batido la marca! ¡Hemos triunfado!» Pero ésos no son gente, sino Francia.

Hay que recordar, una y mil veces, que el deseo aquel de que el Dinero desaparezca y que vuelvan la vida y la razón común a gobernarnos, no tiene de utópico, de imposible en sí, ni pizca: con comunidades tan pequeñas que los vecinos puedan ser, sin votos ni representantes democráticos que valgan, los mismos que su administración y su gobierno, con el sencillo añadido de unas oficinas y redes de comunicaciones entre las comunidades del globo, las que de veras se necesiten, es bastante y está a la mano, de la manera más o menos que se enunciaba ya en el manifiesto de la comuna antinacionalista zamorana, que disfruta de la misma salud que el pueblo todo: que, como no existe, nunca muere.

Y sin embargo, hay que reconocerlo: aterra a las almas el imaginar la desaparición de España, de Irak, de Indonesia: mucha sangre inocente se ha vertido a lo largo de la Historia para sostener esas ideas (en formas más atrasadas de dominio, sacrificando rebaños de gente, mejor de la fresca y en flor de vida, que es la más peligrosa, cuando «el grito de PATRIA zumba», hasta que ya «no hay un puñado de tierra sin una tumba española»; y en formas más avanzadas del Mismo, condenando a muerte en vida a las poblaciones numeradas, ante el televisor, en el atasco de autos personales, en el estrépito de discotecas y de estadios), y esa cantidad de muerte que las Ideas han costado no puede menos de pesar sobre nuestras conciencias. Pero eso ¿va a servir para mantener el mismo Aparato que lo ha ejecutado? Más razonablemente, para aprender a decir así: «Cumplió el Imperio Romano sus funciones, y las cumplieron el Reino de Castilla y el de Aragón, y el Imperio Británico y la Independencia de Venezuela, para llegar a esto. Así tenía que ser, puesto que así ha sido. Pero eso es la Historia; y nosotros no estamos en la Historia, sino en esto.»

Más aún: como la Administración está costituida contando con la idea de los Estados, hay que hacerse cargo de los enormes trastornos y dificultades que les esperan a los que quieran volverla a trasformar en la sencilla administración de las comunidades por la gente, no más Groenlandias Libres ni Europa Una y Grande, repitiendo, manteniendo y ampliando la Administración Estatal con diversos nombres, no más Gobierno desde el Centro y las Alturas, sino un mínimo gobierno desde abajo y según la norma de ‘Cuanto menos, pues mejor*.

Es duro el cambio, sí; pero, a cambio, ¡el aliento de pensar el enorme ahorro que ello trae consigo, de tiempo, de energías, de mentiras!: sólo con imaginar el no tener que sostener más estos Ideales, ni el Futuro del Desarrollo ni la imagen de España por el mundo, sólo con calcular por lo bajo el ahorro de papeleo, de sueldo de Ejecutivos, de pantallazo de Ordenadores, de Congresos, de Aviones, de producción de noticias televisivas, a la gente se nos hace la boca agua.

La serpiente con la paloma

Pero, así como la caída del Capital se mueve por el amor de las cosas, que Él mata por dinero, así la caída de los Estados se alimenta del sentimiento de comunidad, que Ellos tratan de machacar sustituyéndolo por el Conjunto de Individuos y el voto democrático. Y no hay que menospreciar la fuerza del Capital y del Estado; que es aterradora, porque está movida por el Ideal, los Números y la Fe; mientras que la fuerza para negarlo y derrocarlo, la del pueblo, no cuenta con esas armas, sino que vive sólo de una dudosa llamada a los sentidos, de una razón sin ideas, de una añoranza de la vida. Así que, sabiendo la diferencia de las fuerzas, toda la astucia será poca para guardar vivo el sentimiento.

Guardarlo era, en formas más atrasadas del Poder, guardarlo contra la represión, contra las armas de reclutadores y de verdugos, contra caciques o inquisidores; pero en la Sociedad del Bienestar, es ante todo guardarlo contra la estrategia, más avanzada, de la asimilación. Cualquier sentimiento puede convertirse en idea de sí mismo y quedar listo para el cambiazo. Así, por ejemplo, la ingenua defensa de «la Naturaleza» frente a los destrozos de Capital y Estado, queda convertida en Ecología y entra a formar parte de los mecanismos del Desarrollo; o la ingenua busca de una liberación de la represión del Alma (que es su costitución), termina fácilmente en orgía o drogadicción, y entra así también a servir al Capital y completar con un adorno las mentiras de la Ciencia.

Por fortuna, en cuanto a inteligencia, como hemos visto, el Capital-Estado del Desarrollo, al tener que sostenerse en una Fe cada vez más astracta y pura, no puede llegar a grandes clarividencias ni sutilezas, ni emular, desde luego, el Ardid del Espíritu que a través de Hegel quería declararse como regidor de la Historia (y del mundo entero), aunque el filósofo lo dejaba entregado a la ideación y presto a que el Espíritu se encarnara en el militroncho Bonaparte; más bien tiene el Poder que contentarse con una cierta idiocia, semejante a la que Él trata de formar en los Individuos de sus Masas. Y sin embargo, es lo bastante (bien sentimos cada día la fuerza de la estupidez) para confundir a la gente, enredarlos en sus cómputos y proyectos, y hacerles creer en sus mentiras y que las asimilen como ideas propias, hasta que se mueran sin darse cuenta de lo que ha pasado.

Por eso, no puede el pueblo rebelde caer en la trampa de la pureza: no se puede ser puros en este Mundo, sino ser más bien sinuosos y guardar con ardides y disimulos la ternura del corazón. Es, como se sabe, la recomendación del evangelio (Mateos 10, 16): «He aquí que como a ovejas en medio de lobos os envío: sed pués astutos como las serpientes y simples como las palomas.» Esa es más o menos la táctica razonable; y la presión sobre las Personas para que sus conciencias les exijan pureza, rectitud y congruencia, es tal vez la última y más difícil de las trampas, puesto que se nos tiende en nombre de la Verdad. Verdad le pedían a uno los Comisarios de Policía («una declaración sincera») en etapas del Régimen pasadas; verdad le piden los investigadores del Fisco («una declaración sincera») en etapas más avanzadas del mismo Régimen.

Pero aquí se trata de aprovechar los resquicios y las contradicciones del Régimen, que son, como hemos apuntado en este análisis, evidentes (la perfección es sólo su ideal y su futuro) y son el solo aliento para la vida y la razón; y para usar esas contradicciones y rendijas, uno mismo no puede acudir a otra cosa que a sus propias rendijas y contradicciones: pues es en las imperfecciones de uno como Persona donde está el pueblo. Es para guardar eso que en nosotros quede de pueblo y de recuerdo de lo que era antes de la Historia y de pura negación de las Ideas, armas del Poder, para lo que las astucias costantes de la serpiente se requerían. Ni que decir tiene que, si no hay paloma, no hace falta tampoco la serpiente.

Pero no debe el Alma dejarse apoquinar ante los que le piden rectitud y congruencia de sus palabras con la práctica de su vida: pues el hablar o razonar del pueblo es praxis y teoría al mismo tiempo; y uno no es el pueblo: uno no hace la revolución (ni el amor tampoco) ni entra uno en el paraíso.

De la separación entre lo público y lo privado

Pues ya hace días hemos estudiado un poco cómo es que el Desarrollo del Capital (y del Estado, que es lo mismo) ha traído consigo la exaltación del Hombre, esto es, el Individuo Personal, «maximizador de beneficios», como decía aquel insigne Ejecutivo, el Hombre creyente en el Dinero y costituido por su Fe, con el cual se forman las Masas de Individuos, que, al querer cada uno lo suyo, quieren en conjunto lo que Estado y Capital les mandan. No es, por tanto, de estrañar que la vida privada, el sagrado respeto de la privada (privacy: los Britanos se nos adelantaron a acuñar el término), de las opiniones y gustos de cada uno, florezca más que nunca en el Estado de Bienestar.

Al mismo tiempo que las casas se sustituyen por pisitos de bloques de muriendas, los muros que los encuadran, necesariamente delgados y con fracaso costante de la insonorización, se vuelven sin embargo más separadores que nunca y sacrosantos, de modo que jamás un vecino en su nicho pueda enterarse de que el vecino está en el suyo yaciendo ante la misma emisión televisiva, pero por su pantalla propia. Al mismo tiempo que se destruyen los beneficios de vías de hierro, trenes, tranvías y demás medios de traslado útiles, se desarrolla el Auto Personal como centro y símbolo de la Democracia, de modo que todos vayan más o menos al mismo sitio y a las mismas horas, pero cada uno por su cuenta.

Todo ello sugiere la importancia primaria que tiene para el Régimen la Persona, y que, cuanto más el Poder (que es el Dinero) invade y ocupa las vidas y las razones, más se hace necesario mantener la ficción de que hay una vida privada en la que no manda más que uno (o, bueno, uno y su familia) y que, según la vieja máxima democrática que sirvió de base a este tinglado, «La libertad de uno sólo termina donde empieza la libertad del otro», etcétera.

Ello mismo debe sugerir a los no conformes que ahí está la última y más capciosa trampa en que hace el Poder caer a la ingenuidad de los rebeldes: en la división entre una ética (cómo debe uno comportarse, según los dictados de su conciencia) y una política (de lo Alto, por supuesto), que es donde juegan las personas Conjuntas, Empresas, Sindicatos, Estados y demás Istitutos Públicos. Y, si se hace intervenir ocasionalmente la ética en la política (p.ej. en el clamor contra la violencia de las bandas terroristas o de los violadores de niñas, o, por ejemplo, en los procesos de Corrupción de algunos personajes elegidos entre los detentadores de un cierto Poder, pero ligeramente despistados en las normas), ya se sabe para qué sirve eso: para distraer de la corrupción global y legal, en que el juego del Capital se asienta, de la violencia cotidiana que Estado y Capital ejercen sobre las poblaciones, administrándoles la muerte en vida, de la prostitución generalizada o sumisión al Dinero a que se condena a las niñas y a todo Cristo; en fin, para entorpecer una política de abajo que se alzara contra el Imperio del Dinero.

Por eso es tan necesario que los tratos, p.ej. con el Fisco, sean tan estrictamente privados, cada uno personalmente rindiendo cuentas de sus bienes a la Administración del Bien; o, asimismo, que los tratos amorosos sean una cuestión íntima y privada, en la que no puede meter la nariz nadie. Así se consigue que el Señor (Estado y Capital) meta bastante más que la nariz en los tratos fiscales y en los amorosos, que los convierta en istrumento de sumisión a su Dominio. El respeto de la privacía garantiza la vigencia de la tiranía.

Por eso, desde este otro lado, del de abajo, es ésta la operación primera: ¡que la casa se abra! Que no haya más vida privada, que no haya un solo gesto ni trato, ni hacienda ni amor, que no sea (como lo es, aunque no quiera) público y político, y que la desgracia o gloria personal no sirva más que como muestra de lo común.

Una vez más, el lenguaje popular nos da el ejemplo y el aliento: él, que es la casa de todos, porque no es de nadie y es para cualquiera, la sola riqueza humana que se nos da gratuitamente, y que así vive en guerra sin fin contra el Dinero.

El espejo de las afueras del Desarrollo

Pero abrirse la casa de uno y hacerse común implica también que el ámbito del Desarrollo, la Casa del Hombre del Bienestar, se abra también a los de fuera, al común de la gente que lo rodea, no ciertamente en el sentido de procurar y graduar la inmigración de los pobres de fuera a la Casa del Hombre y del Dinero, como ahora se hace, sino un poco en el sentido contrario justamente, según ahora brevemente razonamos, hacia el final de este análisis y volviendo sobre lo que en sus primeras entregas, 3 y 4, anotábamos, cuando contábamos dónde estaba situado el Desarrollo y cómo la desgracia y los horrores de fuera estaban dentro.

Es claro que las hambres epidémicas, las pestes y miserias, las guerritas de tipo decimonónico (como en la reactivación del «volcán de los Balcanes»), las dictaduras religiosas o pistoleras que rebullen desde Persia a Malasia y la América Latina y el África entera desde El Cabo hasta Marruecos, toda la prehistoria recién cocida que circunda al Desarrollo y alimenta las pantallas de sus televisores, no lo circunda ni las alimenta por casualidad ni hay en ello nada de «causas naturales» (nada hay natural entre los hombres), sino que está promovido por el Desarrollo y sosteniendo el Reino del Bienestar. Es así que lo de dentro se manifiesta también en lo de fuera.

Y, si hay algunos que han perdido la sensibilidad para percibir el horror, la miseria y la falsificación del Régimen directamente y aquí dentro, si no les bastan los conglomerados suburbanos y los bloques de nichos con su televisor iluminando los ojos de los espectros, ni el embrollo progresivo del tráfico automovilístico (¿no saben ya ni imaginar la delicia que serían esas calles, esos bosques, si el Automóvil no estuviera?), ni las hordas crecientes de muchachos vomitando de aburrimiento por todos los rincones, si los hay que han llegado a tomarse todo eso como natural y que «lo traen los tiempos» y ya casi ni lo sienten, a ésos puede que el esterior del Desarrollo les sirva como un espejo, donde vean más claro lo que es el Bienestar; o sea, al revés de como los Medios les ofrecen a las Masas esos horrores de los otros, para que se lamenten, hagan ocasionalmente caridades (como antes del Desarrollo las monjitas reunían fondos para los chinitos a los que no había llegado aún la Fe) y en todo caso se consuelen y contenten pensando lo bien que estamos a los que no nos pasan esas cosas: aquí, al revés: para que ese espejo les haga reconocer la verdad del Bienestar de que disfrutamos.

Pienso sobre todo en la fuerza del Ideal que mueve a los millares de chicos y chicas de las afueras del Desarrollo a arrojarse como sea aquí dentro, como al Paraíso, a entregarse al Dinero Salvador: los barcos de albaneses arracimados por las bordas tratando de arribar a las costas de Italia, las chalupas atestadas de marroquíes huyendo de su bazofia (perla ilustre del collar de tiranías miserables con que el Desarrollo se ciñe para su ornato) chapoteando a través del estrechito de Gibraltar, las miríadas de muchachas de los países arruinados de los Regímenes que durante 40 años el Desarrollo estuvo presentando como «la otra forma de Poder» para engaño y terror de las poblaciones, saliendo ahora ellas a las rutas de las puertas del Paraíso a prostituirse ansiosamente a los ocupantes de automóviles del Bienestar…

Tal es la fascinación del Reino sobre las crías de sus alrededores; y sólo los fantasmas fascinan de ese modo. Aquél que, viendo la fuerza de la ilusión mostruosa en esos corazones de los arrabales, no sepa reconocer en ella, como en un espejo, la ilusoriedad, falsedad y tiranía del Estado de Bienestar en que nosotros nos agitamos, ése es que se ha quedado ya del todo ciego y sordo, apto para tragarse todos los sustitutos de la vida y la razón.

Que en ese espejo encuentre el pueblo la fuerza del asco y revulsión contra esto que se le vende como mundo

No ir con los tiempos

Y en fin, para terminar por ahora, lo mismo que las miserias y tiranías atrasadas de que el Desarrollo se rodea pueden acaso usarse al revés de como las usan los Medios de Formación de Masas, no para horrorizarlas vanamente y hacerles sentir lo bien que están en el Bienestar, sino para revelar, como en un espejo, lo que el Bienestar es en verdad, análogamente las barbaries medievales y paleolíticas, los martirios inquisitoriales, las guerras de nazis y nipones, las escabechinas napoleónicas, las invasiones de los tártaros o las matanzas de los romanos, imágenes que también está la Televisión insaciablemente reponiendo ante los ojos cada día, a fin de que los estupefactos contemporáneos reconozcan, hundidos en su sillón, lo mucho que hemos progresado y la Gran Paz de que disfrutamos, pueden tal vez usarse del revés, para percibir mejor por ellas, como si fuesen caricaturas de lo mismo, las barbaries, tormentos y administración de muerte en que consiste el Estado del Desarrollo.

El que sepa reconocer en la combustión de cada autobusada de jubilados las llamas de la hoguera royendo los pies de Juana de Arco o de Giordano Bruno, en las reatas de niños corcovados bajo las mochilas de la Cultura la matanza de los inocentes con Herodes, en los papeleos y pantallazos de Ordenador de nuestras burocracias el relumbrar de dagas y rechinar de huesos de las campañas de Troya o del Gurugú, en la afable sonrisa sobre la corbata del Ejecutivo en desayuno de negocios la siniestra sonrisa de la película de Tamerlán o de Bocasa mandando sus prisioneros a la carnicería, a ése quizá las imaginerías de la Historia le sirvan para algo.

Todas las épocas están en ésta, que no es época ninguna.

No pueden las gentes disconformes o rebeldes creer en la Historia para nada: la Fe en la Historia la cultiva y promociona el Estado-Capital, a fin de que, creyendo los Individuos de la Masa en la existencia de las otras épocas, crean también en el Futuro a que el Capital-Estado los tiene condenados; y que, al creer que hay otras épocas, lleguen a creerse que esto es una época también (en realidad, la Televisión, con el solo encuadrarlo en la pequeña pantalla, está haciendo Historia de la actualidad misma), y, como es sabido que en las épocas no vive más gente que Jerjes o Napoleón, los muertos, la administración de muerte de las Personas de las Masas queda así cumplida.

Pero es claro que las otras épocas no son más que imaginerías que forman parte de esto que nos pasa; y que esto no es época ninguna, sino tiempo vivo, tiempo en el que hablamos mientras hablamos, el que se quiere dejar muerto en el Tiempo de los relojes y la Historia.

Por eso, no se puede creer en los tiempos; y el ir con los tiempos, ese afán, dominante desde las chácharas de chavales sobre motos hasta los Congresos velocípedos de los varones culturales, por estar al día, es la manera de entregarse al Dinero y al Poder, la Muerte.

¡Nunca pués ir con los tiempos! La última y verdadera revolución es la de los muertos, que se niegan a estar muertos; y la evidencia, palpable y actual, es que sigue siempre latiendo, por debajo del Dominio, un corazón que sabe decir «¡Qué bueno esto!» y sabe decir «No», sin importarle un rábano ni la Orden del Día ni las Modas.

Y no hay prisa. El pueblo tiene esa inmensa ventaja de que, como no tiene que existir, no muere nunca.

La remodelación de la agricultura mundial: la agenda del FEM detrás de la “reforma agrícola” del gobierno de Modi en la India

En septiembre de 2021, la ONU celebrará una Cumbre de sistemas alimentarios. El objetivo será remodelar la agricultura mundial y la producción de alimentos en el contexto de los objetivos de “agricultura sostenible” de la Agenda 2030 Malthusiana de las Naciones Unidas. Las recientes leyes agrícolas radicales del gobierno de Narenda Modi en India son parte de la misma agenda global, y no todo es bueno.

En la India de Modi, los agricultores han estado en protestas masivas desde que se apresuraron a aprobar tres nuevas leyes agrícolas en el Parlamento en septiembre pasado. Las reformas de Modi fueron motivadas por un esfuerzo bien organizado del Foro Económico Mundial (WEF) y su Nueva Visión para la Agricultura, parte del Gran Reset de Klaus Schwab, el lado corporativo de la Agenda 2030 de la ONU.

Terapia de choque Modi

En septiembre de 2020, en una votación parlamentaria apresurada, en lugar de una votación formal debidamente registrada, y al parecer sin consulta previa con los sindicatos u organizaciones de agricultores indios, el gobierno de la primera ministra Narenda Modi aprobó tres nuevas leyes que desregulan radicalmente la agricultura de la India. Eso ha provocado meses de protestas agrícolas nacionales y huelgas en todo el país. Las protestas que se están extendiendo por toda la India exigen la derogación de las tres leyes.

En efecto, las leyes ponen fin a las restricciones a las grandes corporaciones que compran tierras y almacenan productos básicos para controlar los precios de los agricultores. También permiten que las grandes empresas multinacionales eludan los mercados estatales locales o regionales donde los productos de los agricultores se venden normalmente a precios garantizados y permiten que las empresas lleguen a acuerdos directos con los agricultores. Todo esto resultará en la ruina de aproximadamente decenas de millones de pequeños agricultores y pequeños intermediarios marginales en la frágil cadena alimentaria de la India.

Las nuevas leyes Modi son medidas que el FMI y el Banco Mundial han estado exigiendo desde principios de la década de 1990 para incorporar la agricultura y ganadería indias al modelo de agronegocios corporativos iniciado en los Estados Unidos por la Fundación Rockefeller hace décadas. Hasta ahora, ningún gobierno indio ha estado dispuesto a atacar a los agricultores, el grupo de población más grande del país, muchos de los cuales viven en pequeñas parcelas o para su subsistencia. El argumento de Modi es que al cambiar el sistema actual, los agricultores indios podrían “duplicar” los ingresos para 2022, una afirmación dudosa y no probada. Permite a las corporaciones comprar tierras agrícolas por primera vez a nivel nacional para que las grandes empresas, las empresas procesadoras de alimentos y los exportadores puedan invertir en el sector agrícola. Contra ellos, un pequeño agricultor no tiene ninguna posibilidad. ¿Quién está detrás del impulso radical? Aquí encontramos la agenda agrícola globalizada radical del WEF y la Fundación Gates.

WEF y los corporativistas

Las leyes son el resultado directo de varios años de esfuerzo del Foro Económico Mundial y su iniciativa Nueva Visión para la Agricultura (NVA). Durante más de 12 años, el WEF y su NVA han impulsado un modelo corporativo en África, América Latina y Asia. El “gran objetivo” ha sido India, donde la resistencia a la toma de control de la agricultura por parte de las empresas ha sido feroz desde la fallida Revolución Verde de la Fundación Rockefeller en los años 60. Para el Gran Reinicio del WEF, más conocido como la Agenda 2030 de la ONU para la “agricultura sostenible”, se debe romper el sistema agrícola y alimentario tradicional de la India. Sus pequeños agricultores familiares deben verse obligados a vender a grandes conglomerados de agronegocios y deben eliminarse las protecciones a nivel regional o estatal para esos agricultores. Será “sostenible”, no para los pequeños agricultores, sino más bien para los grandes grupos de agronegocios.

Para avanzar en esa agenda, el WEF creó un poderoso grupo de intereses corporativos y gubernamentales llamado NVA India Business Council. Su sitio web en la página de inicio del WEF dice: “El Consejo Empresarial de NVA India sirve como un grupo de liderazgo informal de alto nivel para defender la colaboración y la inversión del sector privado para impulsar el crecimiento agrícola sostenible en la India”. Una idea de lo que quieren decir con “sostenible” se encuentra en su membresía.

El Consejo Empresarial NVA India del WEF en 2017 incluyó a Bayer CropScience, uno de los mayores proveedores de pesticidas agrícolas del mundo y ahora, de semillas transgénicas de MonsantoCargill India Pvt. de la gigantesca empresa de cereales estadounidense; Dow AgroSciences, productor de semillas transgénicas y pesticidas; La empresa de OMG y agroquímicos DuPont; el gigante del cartel de cereales Louis Dreyfus CompanyWal-Mart IndiaIndia Mahindra & Mahindra (el mayor fabricante de tractores del mundo); Nestlé India LtdPepsiCo IndiaRabobank InternationalBanco estatal de India; Swiss Re Services, la mayor reaseguradora del mundo; India Private Limited, un fabricante de productos químicos; y el Grupo Adani de Gautam Adani, el segundo hombre más rico de la India y principal financista del partido BJP de Modi. Note la ausencia de organizaciones de agricultores indios.https://www.bitchute.com/embed/wPyKBT9wTQcN/?feature=oembed#?secret=ytmRrRjJE0

Además del principal patrocinador de Modi, Guatam Adani, en el Consejo Empresarial de WEF NVA India, MukeshAmbani es miembro de la Junta Directiva del Foro Económico Mundial de Klaus Schwab. Ambani, otro importante patrocinador de Modi, es presidente y director gerente del conglomerado más grande de la India, Reliance Industries, y la segunda persona más rica de Asia con un valor de 74.000 millones de dólares. Ambani es un firme defensor de la reforma agrícola radical, ya que Reliance puede cosechar enormes beneficios.

En diciembre, los agricultores de Punjab quemaron efigies del primer ministro Modi, junto con el presidente de Reliance Industries, Mukesh Ambani, y el presidente del Grupo Adani, Gautam Adani, acusándolos de estar detrás de las nuevas leyes de Modi.

Para cualquiera que tenga una mínima idea de estos gigantes corporativos, está claro que los intereses y el bienestar de los aproximadamente 650 millones de agricultores de la India no son la prioridad. En particular, la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, una india que ahora vive en EE. UU., ha respaldado las leyes y ha dicho que las leyes agrícolas recientemente promulgadas en la India tienen el “potencial” de aumentar los ingresos de los agricultores.

El 26 de noviembre comenzó una huelga general a nivel nacional que involucró a aproximadamente 250 millones de personas en apoyo a los agricultores. Los sindicatos del transporte que representan a más de 14 millones de camioneros se han manifestado en apoyo de los sindicatos de agricultores. Este es el mayor desafío al régimen de BJP Modi hasta la fecha. El hecho de que el gobierno se niegue a dar marcha atrás sugiere que será una batalla encarnizada.

Para que la Agenda 2030, o Gran Reinicio para transformar las industrias alimentarias y agrícolas mundiales como Klaus Schwab prefiere llamarlo, tenga éxito, es de máxima prioridad que la India, con la población más grande del mundo, sea incorporada a la red globalista de control de la agroindustria empresarial. Claramente, el momento de la desregulación de Modi tiene en mente la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU 2021.

AGRA y la Cumbre de sistemas alimentarios de la ONU

La indicación de la agenda reservada para los agricultores de la India es la próxima Cumbre de sistemas alimentarios de las Naciones Unidas de septiembre. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, anunció en 2019 que la ONU organizará la Cumbre de Sistemas Alimentarios en 2021 con el objetivo de maximizar los beneficios de un “enfoque de sistemas alimentarios” consistente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030. Nombró a Agnes Kalibata de Ruanda como su Enviada Especial para la Cumbre de Sistemas Alimentarios de 2021. La declaración fundacional de la cumbre impulsa la “agricultura de precisión” como GPS, Big Data y robótica, y OGM, como soluciones.

Kalibata, exministro de Agricultura en Ruanda devastada por la guerra, es también el presidente de AGRA, la Alianza para una Revolución Verde en África. AGRA fue creada por las fundaciones Gates y Rockefeller para introducir semillas patentadas con OGM y pesticidas químicos relacionados en la agricultura africana. Una persona clave que Gates puso a cargo de AGRA, Robert Horsch, pasó 25 años como alto ejecutivo de Monsanto.

La Fundación Bill y Melinda Gates también es un “Socio Contribuyente” del WEF.

Después de casi 15 años y alrededor de $ 1 mil millones en fondos de Gates, Rockefeller y otros grandes donantes, AGRA no ha logrado que los agricultores mejoren su bienestar. Los gobiernos obligan a los agricultores a comprar semillas de proveedores comerciales, a menudo vinculados a Monsanto y otras empresas de OMG, así como fertilizantes comerciales.

El resultado es la deuda y, a menudo, la quiebra. Los agricultores tienen prohibido reutilizar las semillas comerciales y se ven obligados a abandonar las semillas tradicionales que podrían reutilizar. El enfoque de AGRA en “orientado al mercado” significa el mercado de exportación global controlado por Cargill y otros gigantes importantes del cártel de granos. En la década de 1990, bajo la presión de Washington y la agroindustria, el Banco Mundial exigió a los gobiernos africanos y de otros países en desarrollo que pusieran fin a sus subsidios agrícolas. Eso, mientras que la agricultura de Estados Unidos y la UE sigue estando fuertemente subvencionada. Las importaciones baratas subvencionadas de la UE y la OCDE llevan a la quiebra a los agricultores locales. Eso es intencionado.

Un informe de 2020 sobre AGRA, False Promises, concluyó, “los aumentos de rendimiento para cultivos básicos clave en los años anteriores a AGRA fueron tan bajos como durante AGRA. En lugar de reducir el hambre a la mitad, la situación en los 13 países seleccionados ha empeorado desde que se lanzó AGRA. El número de personas que pasan hambre ha aumentado en un 30 por ciento durante los años de AGRA … afectando a 130 millones de personas en los 13 países de interés de AGRA ”. El AGRA de Gates ha hecho que la producción de alimentos africana sea más globalizada y dependiente que nunca de la voluntad de las multinacionales globales cuyo objetivo son los insumos baratos. Obliga a los agricultores a endeudarse y exige que se cultiven para la exportación “cultivos comerciales” específicos, como el maíz transgénico o la soja.

La estrategia confidencial de desarrollo agrícola 2008-2011 de la Fundación Gates describió su estrategia:

“Los pequeños agricultores con el potencial de producir un excedente pueden crear un sistema agrícola orientado al mercado … para salir de la pobreza … La visión del éxito involucra a los agricultores orientados al mercado que operan granjas rentables … esto requerirá cierto grado de movilidad de la tierra y un porcentaje más bajo del empleo total involucrados en la producción agrícola directa”. (énfasis añadido)

En 2008, Rajiv Shah fue el Director de Desarrollo Agrícola de la Fundación Gates y dirigió la creación de AGRA por parte de la Fundación junto con la Fundación Rockefeller. Hoy en día, Shah es presidente de la Fundación Rockefeller, socio de Gates en AGRA, cuya fundación también financió la creación de semillas transgénicas patentadas en la década de 1970, la creación de bancos de semillas CGIAR con el Banco Mundial y la fallida Revolución Verde de la India en 1960. Rajiv Shah también es un colaborador de la agenda en el Foro Económico Mundial. Mundo pequeño.

El hecho de que el presidente de AGRA encabece la Cumbre de sistemas alimentarios de la ONU de septiembre de 2021 (tenga en cuenta el uso de “sistemas alimentarios”) expone los vínculos sin fisuras entre la ONU, las Fundaciones Gates y Rockefeller, el Foro Económico Mundial y su red de mega empresas globales.

India, con 1.400 millones de personas, quizás la mitad en la agricultura, es el último bastión donde la agroindustria mundial no ha podido dominar la producción de alimentos.

La OCDE ha sido globalizada por la agroindustria desde décadas y el deterioro de la calidad de los alimentos y la nutrición lo confirma. China se ha abierto y es un actor importante en el mundo de los transgénicos con Syngenta, así como el mayor productor mundial de glifosato.

Las granjas industriales de carne de cerdo de China como Smithfield Farms, donde se cree que se originó la reciente peste porcina africana, están en camino de acabar con los pequeños agricultores allí.

El papel central de Gates-Rockefeller AGRA en la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU 2021, el papel principal del WEF en el restablecimiento de los “sistemas alimentarios” mundiales y las presiones en los últimos meses sobre el gobierno de Modi para implementar la misma agenda corporativa en India como en África, no son todos un accidente. Preparan al mundo para fallas catastróficas en las cosechas y cosas peores.

F. William Engdahl

El exfuncionario del Pentágono, Lue Elizondo, reacciona al encuentro OVNI de American Airlinespor George Knapp

El exjefe de un estudio secreto del Pentágono sobre OVNIs dice que el encuentro cercano de esta semana entre el avión de pasajeros de una aerolínea estadounidense y un objeto desconocido en los cielos de Nuevo México es un excelente ejemplo de por qué el gobierno de EE. UU. necesita tomar más seriamente en cuenta el misterio OVNI.
Lue Elizondo ha estado hablando con George Knapp durante varios años sobre su participación en un programa del Pentágono que alguna vez fue secreto para estudiar OVNIs.
Lue Elizondo pasó diez años trabajando para AATIP, el Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas, una investigación que alguna vez fue secreta del Pentágono sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP), anteriormente conocidos como OVNIs.
El New York Times hizo pública la existencia de AATIP en diciembre de 2017. Desde entonces, Elizondo y otro ex funcionario de inteligencia, Chris Mellon, han informado al personal del Congreso y a los miembros electos del Congreso sobre problemas graves relacionados con naves desconocidas que aparecen de forma rutinaria en el espacio aéreo estadounidense. 
Los investigadores del gobierno han llegado a la conclusión de que estas incógnitas, independientemente de su procedencia, representan una amenaza potencial para la seguridad nacional y una amenaza definitiva para la seguridad de la aviación.
El incidente de American Airlines ocurrió en los cielos sobre el norte de Nuevo México el domingo 21 de febrero. Los pilotos informaron haber visto un objeto oblongo en movimiento rápido pasar sobre su avión a una alta velocidad mientras volaba a 36.000 pies. El objeto no fue detectado por un radar terrestre.
Los pilotos lo compararon con un “misil de crucero”. Tanto la FAA como el FBI se han centrado en el incidente y los pilotos de la aerolínea han sido informados. En este punto, el objeto no ha sido identificado. Los oficiales militares dicen que no tenían naves o misiles operando en ese espacio aéreo en ese momento.
“El hecho es que este incidente demuestra una vez más que simplemente no sabemos qué hay en nuestros cielos”, dijo Elizondo a Mystery Wire. “Ya sea que el objeto fuera un UAP genuino o algo más convencional, este era un problema serio de seguridad aérea para un avión de línea que transportaba tantos pasajeros”.
“Es una prueba más de que el dominio del espacio aéreo de Estados Unidos sigue siendo vulnerable”, agregó Elizondo. Él y su colega Chris Mellon tienen la esperanza de que el Congreso autorice un programa o agencia UAP permanente y en curso para monitorear e investigar objetos desconocidos que aparecen en el espacio aéreo de los EE. UU. Y compartir dicha información con las autoridades de aviación tanto militares como civiles.

EL MÉDICO URUGUAYO JAVIER SCIUTO DESMONTA LA NARRATIVA OFICIAL DEL CORONATIMO POR COMPLETO

Con el aplomo y la seguridad en sí mismo de quien se sabe portavoz de la verdad, el médico uruguayo Javier Sciuto, que en esta entrevista de 18 minutos aparece acompañado por los empresarios Fernando Vega y Fernando Ferreira, pone las cartas sobre la mesa y demuele la versión oficial de la Plandemia con la precisión de un cirujano:

https://lbry.tv/$/embed/ENTREVISTA-SciutoVegaFerreira/2b04e26db72d6694c7ddda79052dae2c53dc792c?r=3mqGPXDEfiAmZyZ1kW6B9b948ShEhX1G

Lo que dice este médico será en cuestión de tiempo aceptado como evidente, aunque ahora prevalezcan en los medios las mentiras de quienes mercadean con nuestra salud y nuestros derechos:

* “Si hacemos test serológicos a toda la población –que son los test que de verdad hay que hacer y no las PCRs-, en una semana se acaba la pandemia”.

* “Esto que estamos viviendo no es una pandemia causada por un virus, es una pandemia de falsos positivos por PCR”.

* “Lo que constatamos los médicos es que hay mucha gente que da positivo a una prueba, sin embargo apenas hay gente que porte un virus, un virus por cierto cuyos síntomas son idénticos a los de la gripe. Aprovecho para decir que perder el olfato y el gusto no es específico de esta dolencia pues lo presentan también la mayoría de las infecciones de vías aéreas superiores”.

* “El 13 de enero de 2021 la OMS ya advirtió a través de un informe de que las PCRs no son instrumentos de diagnóstico adecuados, no se están correlacionando las PCRs con la clínica, es decir que la gran mayoría de los que dan positivo en los test no están enfermos”.

* “Lo que estamos viviendo es una campaña de test positivos y de miedo”.

* “Los médicos deberíamos de exigir lo siguiente: cada vez que se hace una prueba PCR, el laboratorio nos tiene que decir no sólo si es positivo o negativo, nos tiene que mostrar el valor del CT para que el médico pueda evaluar. Si usted tiene un test positivo pero no tiene síntomas, usted no tiene nada, es decir que no está enfermo. A mayores valores de CT menor es la probabilidad de tener virus, con un valor de CT de 30 para arriba no se detecta virus. El CT es el corte con el que se programa la PCR”.

* “¿Por qué no se hacen test serológicos? Porque si a mí me permiten hacerlos en una semana tiro abajo la pandemia. Si se lleva a cabo una buena cantidad de test serológicos, todo esto termina en días”.

* “Hay cosas muy fuertes en esta supuesta pandemia, la mayoría de ellas van en contra del sentido común, como por ejemplo que en el año 2020 en España haya habido tan sólo 19 casos de gripe”.

* “Las mascarillas no tienen razón de ser. Hay un estudio que se hizo en Dinamarca el 18 de noviembre de 2020 y que además se hizo con 100.000 personas, en ese estudio se dice claramente que la mascarilla no ofrece ningún beneficio significativo”.

* “La campaña del miedo hace que la gente vaya corriendo a poner el brazo, es decir a vacunarse. La vacuna de Pfizer no es ni eficaz ni segura según lo que ha publicado la FDA norteamericana, y lo digo con pleno conocimiento porque yo he trabajado con vacunas”.

* “A los colegas médicos les digo que abran la mente de sus pacientes para que se les quite el miedo”.

* “Antes de vacunar a nadie tienen que pedirle consentimiento informado porque sino el que administra la vacuna se puede meter en riesgos muy serios”.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y CENSURA ESTATAL

La libertad de expresión se desvanece. Estamos asistiendo a su trepidante extinción. Incluso las ficticias libertades formales del constitucionalismo liberal están desapareciendo.

Dichas libertades son falsas pues desde 1812, cuando se aprueba la primera constitución del reino de España, hasta 1931, cuando se instituye el sufragio universal, se vulneraron sistemáticamente todas y cada una de ellas. Pero, la cosa no quedó ahí, sino que las élites militares, políticas y económicas mandaron castigar, golpear, torturar y asesinar a cientos de miles de disidentes que osaban contrariarles, sobre todo en la ruralidad. Y lo mismo sucedió en el periodo republicano hasta junio de 1936, cuando estalla la Guerra civil, como bien recoge Félix Rodrigo Mora en Investigación sobre la II República Española, 1931-1936.

El general Francisco Franco realizó orgullosamente matanzas a las órdenes de los gobiernos republicanos, tanto, por ejemplo, contra los revolucionarios asturianos de 1934, como durante su misión imperialista en Marruecos. De modo que resulta fútil hablar de libertad de expresión en aquel entonces, igual que mientras Franco fue generalísimo.

La constitución de 1978 se diferencia poco de las anteriores; si bien, ingenuamente, muchos súbditos del estado español la concibieron como un triunfo. Los sucesivos gobiernos del PSOE y PP demostraron que en realidad representaban una continuación de sus predecesores liberales; iguales en todo, aunque algo más mentirosos, inmorales, ladrones, degradados y zafios.

Hasta 2008 dichos gobiernos disfrutaron de cierta bonanza económica. Este factor nubló el entendimiento y el sentido ético de la mayoría. Mientras se tuviera el estómago bien lleno y cierta abundancia material, lo demás no importaba. Casi nadie se interesaba por la libertad de expresión ni por la de conciencia. El Estado y los medios de comunicación adoctrinaban sin mesura. Por lo que el individuo se quedó mudo; aunque al haberle destruido el cerebro tampoco tenía mucho que decir.

En la crisis de 2008-14 una parte de la población del estado español despertó, intentó expresar su descontento, e incluso plantear un cambio. Con el fin de evitar cualquier transformación, desde la cloacas del Estado se impulsó a Podemos, para manipular, coptar y fagocitar a la juventud más activa. Por otro se implementaron leyes coercitivas y totalitarias, como la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana de 2015, conocida como la Ley Mordaza.

El partido ahora llamado Unidas Podemos prometió retirar la Ley Mordaza implantada por el PP si llegaba al poder, y otros cuantos ingenuos le creyeron. En cambio, cuando lo consiguió, no sólo no retiró esa funesta ley, sino que junto con el otro partido izquierdista PSOE aprobaron el Real Decreto-Ley 14/2019 que continuaba la laminación de la libertad de expresión. En este caso afectaba al mundo virtual, de ahí que se conozca como la Ley mordaza digital. Otro de sus logros es tener el récord de autorizaciones de ventas de armas al extranjero con 22.545 millones en el primer semestre del año pasado; siendo el mayor cliente Arabia Saudí, quien continúa con su matanza imperialista en Yemen.

Así pues, gracias a la izquierda en el poder, la censura, el cierre de blogs, páginas web, cuentas electrónicas, etc., las amenazas, incautación de bienes, multas, torturas y encarcelamientos por parte del Estado se han multiplicado en los últimos años.

Es más, el PSOE y Unidas Podemos van a aprobar la Ley de Igualdad de trato, la cual, según afirman, protege contra las discriminaciones por origen racial o étnico, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad o situación socioeconómica; con multas de hasta 500.000 euros. Empero, en realidad esta es otra medida aniquiladora de la libertad.

Al igual que la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, esta ley “contra la discriminación” establece que “es el denunciado quien debe demostrar que no ha agredido, que no ha vejado.” Este principio es absurdo, injusto e incluso anticonstitucional. Niega el principio de inocencia y el onus probandi. Ergo la coalición de izquierdas es tan fascista que no para de sacar leyes y decretos para extinguir las mínimas libertades que quedan. Y se está instituyendo el peor estado policial totalitario imaginable.

Volviendo al asunto de la libertad de expresión, las manifestaciones de los últimos días en contra de la encarcelación de Pablo Hasél tienen dos lecturas. Por un lado es un imperativo moral apoyar las manifestaciones que luchen contra la opresión y la injusticia. La libertad de conciencia y de expresión son sagradas, y deben defenderse siempre; pese a que no estemos de acuerdo con los contenidos. Un interesante análisis al respecto lo realiza el compañero Antonio Hidalgo Diego en De raperos y policías.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fjulio.pedreiramengotti%2Fvideos%2F10221667054999413%2F&show_text=false&width=560
Por otro lado, al igual que en anteriores ocasiones, en las manifestaciones han aparecido elementos de la extrema izquierda para desacreditar las mismas; con toda seguridad siguiendo instrucciones de agencias estatales como el CNI. Ese lumpen, mostrando su carácter reaccionario y marxista-hedonista, se ha lanzado a saquear establecimientos para robar artículos de marcas caras e incluso de lujo. Hechos patéticos que recuerdan a los disturbios de Los Ángeles de 1992, y los de Londres, así como de otras ciudades inglesas, de 2011.

Así mismo, con la presente campaña de terror plandémica, el fascismo de izquierdas está mostrando sus verdaderos colores liberticidas. En este sentido, el politólogo Esteban Vidal realiza un análisis certero en su Informe coronavirus. Ídem éste ha comentado su preocupación ante la reforma de la Ley de Salud gallega presentada por el PP de Galicia, llamada Ley Auschwitz; que no hace sino avanzar la legislación totalitaria que se implementa desde la capital del Estado.

La más que probable obligación a la vacunación, aunque ya existe alguna persona mayor a la que se le ha obligado a vacunarse contra la voluntad de sus familiares, prosigue la erradicación de las libertades formales que otorga el estado español a sus vasallos. En efecto, cada vez nos quedan menos libertades políticas, civiles y de conciencia-expresión.

Además, ya es bien conocido el control social que se está implementado. Gracias al gran nivel de desarrollo tecnológico las agencias estatales conocen desde el número de empastes dentales que tiene una persona hasta sus inquietudes filosóficas. Ahora bien, amparándose en el clima de miedo y pánico que las élites mismas están instaurando, el nivel de control se está disparando. De hecho, las élites están transformando el sistema parlamentario y partitocrático actual a uno más parecido al chino.

Esto es obvio tras las recientes medidas reindustrializadoras. Con una mano destruyen una parte del sector servicios, pues ciertamente es despilfarrador. Y con otra, al haber un exceso de mano de obra así como la consecuente reducción de los salarios, impulsan la inversión en investigación e industria; en la que sobresale la industria armamentística.

Empero, resulta penoso que Europa occidental se esté convirtiendo en el sumun de la incivilización, cuando hace unos siglos fue la cuna de la libertad, del sujeto autoconstruido, de la igualad entre hombres y mujeres, de la cultura, de la creatividad y el arte, de la ciencia, así como la única región del mundo que desterró el esclavismo.

Ahora tenemos que contemplar espectáculos como las elecciones en Cataluña; donde no se puede enterrar a un familiar y despedirle dignamente pero sí meter una papeleta en una urna. El nivel de barbarie y deshumanización es atroz. Mas no solo es denunciable la vileza y depravación de los poderhabientes, sino también de la de sus vasallos quienes les sirven dócil y sumisamente, e incluso algunos les aplauden.

Ciertamente no existe ningún tipo de libertad real en el régimen político actual. El voto no sirve de nada puesto que la razón de Estado es el todo. Así lo ha sido en los últimos 200 años, y lo seguirá siendo mientras exista el Estado.

Si bien, a pesar de que las elecciones son un engaño en el que cada vez menos gente cree, desde las instituciones han facilitado todo lo posible la realización de las catalanas. Lo mismo que llevando a cabo la habitual campaña política propagandística. Por suerte, de momento no nos obligan a votar como lo hacen en Argentina, Australia, Brasil, Suiza, Tailandia o Grecia, donde seguramente volverían a “suicidar” a Sócrates.

Publicado por .

https://odysee.com/@lascosasquepasanxd:1 https://filastox.bandcamp.com/ https://superocho.org/@Grabaczacr https://www.bitchute.com/channel/RDJWbgU9qz5M/ https://www.minds.com/daemonimperatus/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: