El mercader de noticias – 6 de marzo 2021

lo he cambiado por que hay otro podcast que se llama igual, vale?

ENLACES:

Orbita Cero: Mendoza, Argentina: El costo de visitar la Tierra puede ser demasiado astronómico para los extraterrestres
https://orbitaceromendoza.blogspot.com/2021/02/el-costo-de-visitar-la-tierra-puede-ser.html

Orbita Cero: Mendoza, Argentina: Viaje interestelar: Applied Physics construye el primer modelo de unidades de deformación física (warp drive)
https://orbitaceromendoza.blogspot.com/2021/02/viaje-interestelar-applied-physics.html

Astillas de realidad: LA ONU PROMUEVE LA EUTANASIA ACTIVA ENTRE LOS MAYORES CON UNA CAMPAÑA REPULSIVA
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/la-onu-promueve-la-eutanasia-activa.html

Astillas de realidad: LAS SIETE PREGUNTAS QUE HAY QUE HACER A FAMILIARES O AMIGOS QUE QUIERAN VACUNARSE
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/las-siete-preguntas-que-hay-que-hacer.html

Astillas de realidad: SIN MERCENARIOS COLABORACIONISTAS ESTA FARSA NO SE SOSTENDRÍA NI UN MINUTO MÁS
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/sin-mercenarios-colaboracionistas-esta.html

Astillas de realidad: LAS INYECCIONES DE ARNm NO PUEDEN CONSIDERARSE LEGALMENTE COMO VACUNAS
https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/02/las-inyecciones-de-arnm-no-pueden.html

Biden inicia su era con 22 muertos tras el bombardeo ordenado en Siria
https://panampost.com/oriana-rivas/2021/02/26/biden-22-muertos-bombardeo-siria/

Contra el encierro de la gente: España: La PCR según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias
https://contraelencierro.blogspot.com/2021/02/espana-la-pcr-segun-el-centro-de.html

El gobierno compra la paz social con CCOO y UGT con un incremento del 56% en subvenciones – mpr21
https://mpr21.info/el-gobierno-compra-la-paz-social-con-ccoo-y-ugt-con-un-incremento-del-56-en-subvenciones/

La radiactividad de las pruebas nucleares francesas en el Sáhara sigue llegando a Europa – mpr21
https://mpr21.info/la-radiactividad-de-las-pruebas-nucleares-francesas-en-el-sahara-sigue-llegando-a-europa/

Las notis, boys.

El costo de visitar la Tierra puede ser demasiado astronómico para los extraterrestrespor Matt Williams

En 1950, el físico italoamericano Enrico Fermi se sentó a almorzar con algunos de sus colegas en el Laboratorio Nacional de Los Alamos, donde había trabajado cinco años antes como parte del Proyecto Manhattan.
Según varios relatos, la conversación se centró en los extraterrestres y la reciente avalancha de OVNIs. Sobre esto, Fermi emitió un comunicado que pasaría a los anales de la historia: “¿Dónde están todos?”
Esto se convirtió en la base de la paradoja de Fermi, que se refiere a la disparidad entre las estimaciones de alta probabilidad de la existencia de inteligencia extraterrestre (IET) y la aparente falta de evidencia.
Desde la época de Fermi, se han propuesto varias resoluciones a su pregunta, que incluyen la posibilidad muy real de que la colonización interestelar siga la regla básica de la teoría de la percolación.
Una de las suposiciones clave detrás de la paradoja de Fermi es que dada la abundancia de planetas y la edad del Universo, una exo-civilización avanzada ya debería haber colonizado una porción significativa de nuestra galaxia.
Esto ciertamente no carece de mérito, considerando que solo dentro de la galaxia Vía Láctea (que tiene más de 13.5 mil millones de años), hay un estimado de 100 a 400 mil millones de estrellas.
Otro supuesto clave es que las especies inteligentes estarán motivadas para colonizar otros sistemas estelares como parte de algún impulso natural para explorar y extender el alcance de su civilización.
Por último, pero ciertamente no menos importante, asume que el viaje espacial interestelar sería factible e incluso práctico para una exo-civilización avanzada.
Pero esto, a su vez, se reduce a la suposición de que los avances tecnológicos proporcionarán soluciones al mayor desafío de los viajes interestelares.
En resumen, la cantidad de energía que necesitaría una nave espacial para viajar de una estrella a otra es prohibitivamente grande, especialmente cuando se trata de naves espaciales grandes con tripulación.
La relatividad es una amante dura
En 1905, Einstein publicó su artículo fundamental en el que avanzó su Teoría Especial de la Relatividad. Este fue el intento de Einstein de reconciliar las leyes del movimiento de Newton con las ecuaciones del electromagnetismo de Maxwell para explicar el comportamiento de la luz.
Esta teoría esencialmente establece que la velocidad de la luz (además de ser constante) es un límite absoluto más allá del cual los objetos no pueden viajar.
Esto se resume en la famosa ecuación, E = mc2, que también se conoce como “equivalencia masa-energía”. En pocas palabras, esta fórmula describe la energía (E) de una partícula en su marco de reposo como el producto de la masa (m) con la velocidad de la luz al cuadrado (c2) – aprox. 300.000 km/s; 186.000 mi/s. Una consecuencia de esto es que cuando un objeto se acerca a la velocidad de la luz, su masa aumenta invariablemente.
Por lo tanto, para que un objeto alcance la velocidad de la luz, tendría que gastarse una cantidad infinita de energía acelerándolo. Una vez que se logró c, la masa del objeto también se volvería infinita.
En definitiva, alcanzar la velocidad de la luz es imposible, mucho menos superarla. Por lo tanto, salvo una tremenda revolución en nuestra comprensión de la física, un sistema de propulsión más rápido que la luz (Faster-Than-Light – FTL) nunca puede existir.
Esa es la consecuencia de vivir en un Universo relativista, donde viajar incluso a una fracción de la velocidad de la luz requiere enormes cantidades de energía.
Y aunque a lo largo de los años los físicos e ingenieros han producido algunas ideas muy interesantes e innovadoras que quieren que los viajes interestelares se conviertan en realidad, ninguno de los conceptos tripulados es lo que podríamos llamar “rentable”.
Una cuestión de principios
Esto plantea una cuestión filosófica muy importante relacionada con la paradoja de Fermi y la existencia de las IET. Este no es otro que el Principio Copernicano, nombrado en honor al famoso astrónomo Nicolaus Copernicus.
Para desglosarlo, este principio es una extensión del argumento de Copérnico sobre la Tierra, cómo no estaba en una posición única y privilegiada para ver el Universo.
Extendido al ámbito cosmológico, el principio básicamente afirma que al considerar la posibilidad de vida inteligente, no se debe asumir que la Tierra (o la humanidad) es única.
De manera similar, este principio sostiene que el Universo tal como lo vemos hoy es representativo de la norma, es decir, que está en un estado de equilibrio.
La visión opuesta de que la humanidad está en una posición única y privilegiada para observar el Universo es lo que se conoce como el Principio Antrópico.
En pocas palabras, este principio establece que el acto mismo de observar el Universo en busca de signos de vida e inteligencia requiere que las leyes que lo gobiernan conduzcan a la vida y la inteligencia.
Si aceptamos el Principio de Copérnico como principio rector, nos vemos obligados a admitir que cualquier especie inteligente enfrentaría los mismos desafíos con el vuelo interestelar que nosotros.
Y dado que no prevemos una forma de evitarlos, salvo un gran avance en nuestra comprensión de la física, tal vez ninguna otra especie haya encontrado una tampoco.
¿Podría ser esta la razón del “Gran Silencio”?
Origen
La noción de que la distancia y el tiempo pueden ser un factor (en relación con la paradoja de Fermi) ha recibido bastante consideración a lo largo del tiempo.
Carl Sagan y William I. Newman sugirieron en su estudio de 1981, “Civilizaciones galácticas: dinámica de la población y difusión interestelar”, que las señales y sondas de las IET simplemente pueden no haber llegado a la Tierra todavía. Esto fue recibido con críticas por otros científicos que argumentaron que contradecía el principio copernicano.
Según las propias estimaciones de Sagan y Newman, el tiempo que tardaría una IET en explorar toda la galaxia es igual o menor que la edad de nuestra propia galaxia (13.500 millones de años). Si las sondas o señales de una exo-civilización no nos han llegado todavía, esto implicaría que la vida sensible comenzó a emerger en un pasado más reciente.
En otras palabras, la galaxia está en un estado de desequilibrio, pasando de un estado deshabitado a habitado.
Sin embargo, fue Geoffrey A. Landis quien formuló el que quizás sea el argumento más convincente sobre los límites impuestos por las leyes de la física.
En su artículo de 1993, “La paradoja de Fermi: un enfoque basado en la teoría de la percolación“, argumentó que, como consecuencia de la Relatividad, una exo-civilización solo podría expandirse hasta cierto punto por toda la galaxia.
Un elemento central del argumento de Landis fue el concepto de estadística matemática y física conocido como “teoría de la percolación”, que describe cómo se comporta una red cuando se eliminan nodos o enlaces.
De acuerdo con esta teoría, cuando se eliminan suficientes enlaces de la red, se dividirá en grupos conectados más pequeños.
Según Landis, este mismo proceso es útil para describir lo que les sucede a las personas involucradas en la migración.
En resumen, Landis propuso que en una galaxia donde la vida inteligente es estadísticamente probable, no habrá una “uniformidad de motivo” entre las civilizaciones extraterrestres. En cambio, su modelo asume una amplia variedad de motivos, y algunos eligen aventurarse y colonizar, mientras que otros optan por “quedarse en casa”.
Como él lo explicó:
“Dado que es posible, dado un número suficientemente grande de civilizaciones extraterrestres, una o más ciertamente se habrían comprometido a hacerlo, posiblemente por motivos desconocidos para nosotros. La colonización llevará un tiempo extremadamente largo y será muy costoso.”Es bastante razonable suponer que no todas las civilizaciones estarán interesadas en hacer un gasto tan grande para una recompensa lejana en el futuro. La sociedad humana consiste en una mezcla de culturas que exploran y colonizan, algunas veces a distancias extremadamente grandes, y culturas que no tienen interés en hacerlo”.
En resumen, una especie avanzada no colonizaría la galaxia de forma rápida o constante. En cambio, se “filtraría” hacia afuera a una distancia finita, donde los costos crecientes y el tiempo de retraso entre las comunicaciones imponían límites y las colonias desarrollaron sus propias culturas.
Por lo tanto, la colonización no sería uniforme, sino que sucedería en grupos con grandes áreas que permanecen sin colonizar en un momento dado.
Adam Frank y un equipo de investigadores de exoplanetas del Nexus for Exoplanetary Systems Science (NExSS) de la NASA hicieron un argumento similar en 2019.
En un estudio titulado “La paradoja de Fermi y el efecto Aurora: asentamiento, expansión y estados estables de exo-civilización”, argumentaron que el asentamiento de la galaxia también ocurriría en cúmulos porque no todos los planetas potencialmente habitables serían hospitalarios para una especie colonizadora.
Por supuesto, el modelo de Landis contiene algunas suposiciones inherentes propias, que él expuso de antemano.
Primero, se suponía que el viaje interestelar es difícil debido a las leyes de la física y que existe una distancia máxima sobre la cual las colonias pueden establecerse directamente. Por lo tanto, una civilización solo colonizará a una distancia razonable de su hogar, más allá de la cual se producirá una colonización secundaria más tarde.
En segundo lugar, Landis también asume que la civilización madre tendrá un dominio débil sobre las colonias que cree, y el tiempo necesario para que estas desarrollen su propia capacidad de colonización será muy largo. Por lo tanto, cualquier colonia establecida desarrollará su propia cultura a lo largo del tiempo, y su gente tendrá un sentido de sí mismo e identidad distintos del de la civilización madre.
Como exploramos en un artículo anterior, se necesitarían entre 1.000 y 81.000 años para llegar a Proxima Centauri (4,24 años luz de distancia) utilizando la tecnología actual.
Si bien hay conceptos que permitirían viajes relativistas (una fracción de la velocidad de la luz), el tiempo de viaje aún sería de unas pocas décadas a más de un siglo. Además, el costo sería extremadamente prohibitivo (más sobre eso a continuación).
Pero llevar colonos a otro sistema estelar es solo el comienzo.
Una vez que se hayan asentado en un planeta habitable cercano (y no todos hayan muerto) y tengan la infraestructura para las comunicaciones interestelares, aún tomarían ocho años y medio para enviar un mensaje a la Tierra y recibir una respuesta. Eso simplemente no es práctico para ninguna civilización que desee mantener un control centralizado o una hegemonía cultural sobre sus colonias.
¡El espacio es caro!
Para poner las cosas en perspectiva, considere los costos asociados con la propia historia de la exploración espacial de la humanidad. Enviar astronautas a la Luna como parte del Programa Apollo entre 1961 y 1973 costó unos considerables 25.400 millones de dólares, lo que equivale a unos 150.000 millones de dólares en la actualidad (cuando se ajusta a la inflación).
Pero Apolo no ocurrió en el vacío, y primero requirió el Proyecto Mercury y el Proyecto Gemini como trampolines.
Estos dos programas, que pusieron en órbita a los primeros astronautas estadounidenses y desarrollaron la experiencia necesaria para llegar a la Luna, costaron respectivamente alrededor de US $ 2,3 mil millones y US $ 10 mil millones (ajustados).
Súmelos todos y obtendrá un gran total de alrededor de 163.000 millones de dólares gastados entre 1958 y 1972.
En comparación, el Proyecto Artemis, que devolverá astronautas a la Luna por primera vez desde 1972, costará 35.000 millones de dólares durante los próximos cuatro años.
Eso no incluye los costos de llevar todos los componentes a esta etapa del juego, como el desarrollo del SLS hasta ahora, la cápsula espacial Orion y la investigación del Lunar Gatewaylos sistemas de aterrizaje humano (HLS) y las misiones robóticas. 
Eso es mucho dinero solo para llegar al único satélite de la Tierra. ¡Pero eso no es nada comparado con los costos de las misiones interestelares!
¿Ir a lo interestelar?
Desde los albores de la era espacial, se han hecho muchas propuestas teóricas para enviar naves espaciales a las estrellas más cercanas.
En el corazón de todas y cada una de estas propuestas estaba la misma preocupación: ¿podemos llegar a las estrellas más cercanas en nuestras vidas?
Para enfrentar este desafío, los científicos contemplaron una serie de estrategias de propulsión avanzadas que serían capaces de empujar las naves espaciales a velocidades relativistas.
De estos, el más sencillo fue definitivamente el Proyecto Orion (1958 a 1963), que se basaría en un método conocido como Propulsión por Pulso Nuclear (NPP).
Liderado por Ted Taylor de General Atomics y el físico Freeman Dyson del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton, este proyecto imaginó una nave estelar masiva que usaría la fuerza explosiva generada por ojivas nucleares para generar empuje.
Estas ojivas se liberarían detrás de la nave espacial y detonarían, creando pulsos nucleares. Estos serían absorbidos por una placa de presión montada en la parte trasera (también conocida como “empujador”) que traduce la fuerza explosiva en impulso hacia adelante.
Aunque poco elegante, el sistema era brutalmente simple y efectivo, y teóricamente podía alcanzar velocidades de hasta un 5 por ciento de la velocidad de la luz (5,4 × 107 km/h, o 0,05c).
Por desgracia, el costo. Según estimaciones producidas por Dyson en 1968, una nave espacial Orion pesaría entre 400.000 y 4.000.000 de toneladas métricas.
Las estimaciones más conservadoras de Dyson también sitúan el costo de construir una nave de este tipo en 367 mil millones de dólares (2,75 billones de dólares cuando se ajusta a la inflación). Eso es aproximadamente el 78 por ciento de los ingresos anuales del gobierno de los Estados Unidos para 2019 y el 10 por ciento del PIB del país.
Otra idea fue construir cohetes que se basen en reacciones termonucleares para generar empuje.
Específicamente, el concepto de propulsión por fusión fue investigado por la Sociedad Interplanetaria Británica entre 1973 y 1978 como parte de un estudio de viabilidad conocido como Proyecto Daedalus.
El diseño resultante requería una nave espacial de dos etapas que generaría empuje fusionando gránulos de deuterio/helio-3 en una cámara de reacción utilizando láseres de electrones.
Esto crearía un plasma de alta energía que luego se convertiría en empuje mediante una boquilla magnética.
La primera etapa de la nave espacial funcionaría durante poco más de 2 años y aceleraría la nave espacial al 7.1 por ciento de la velocidad de la luz (0.071c). Esta etapa sería luego descartada y la segunda etapa tomaría el control y aceleraría la nave espacial hasta aproximadamente el 12 por ciento de la velocidad de la luz (0.12c) en el transcurso de 1.8 años.
El motor de la segunda etapa se apagaría y la nave entraría en un período de crucero de 46 años.
Según las estimaciones del Proyecto, la misión tardaría 50 años en llegar a la estrella Barnard (a menos de 6 años luz de distancia). Ajustado para Proxima Centauri, la misma nave podría hacer el viaje en 36 años.
Pero además de las barreras tecnológicas identificadas por el Proyecto, también estaban los costos involucrados.
Incluso según el estándar modesto de un concepto sin tripulación, un Daedalus con combustible completo pesaría hasta 60.000 toneladas métricas y costaría más de [5,2 billones de dólares EE.UU.] (según estimaciones de 2012). Ajustado a 2020, el precio de un Daedalus completamente ensamblado costaría cerca de US $ 6 billones. Icarus Interstellar, una organización internacional de científicos ciudadanos voluntarios (fundada en 2009), ha intentado desde entonces revitalizar el concepto con el Proyecto Icarus.
Otra idea audaz y atrevida es la propulsión de antimateria, que dependería de la aniquilación de materia y antimateria (partículas de hidrógeno y antihidrógeno).
Esta reacción desató tanta energía como una detonación termonuclear, así como una lluvia de partículas subatómicas (piones y muones).
Estas partículas, que luego viajarían a un tercio de la velocidad de la luz, son canalizadas por una boquilla magnética para generar empuje.
Desafortunadamente, el costo de producir incluso un solo gramo de combustible de antimateria se estima en alrededor de 1 billón de dólares.
Según un informe de Robert Frisbee del Grupo de Tecnología de Propulsión Avanzada de la NASA (NASA Eagleworks), un cohete de antimateria de dos etapas necesitaría más de 815.000 toneladas métricas (900.000 toneladas estadounidenses) de combustible para hacer el viaje a Proxima Centauri en aproximadamente 40 años.
Un informe más optimista del Dr. Darrel Smith y Jonathan Webby de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle afirma que una nave espacial que pesa 400 toneladas métricas (441 toneladas estadounidenses) y 170 toneladas métricas (187 toneladas estadounidenses) de combustible de antimateria podría alcanzar 0,5 la velocidad de ligero.
A este ritmo, la nave podría llegar a Proxima Centauri en poco más de 8 años, pero no hay una forma rentable de hacerlo y no hay garantías de que alguna vez las haya.
En todos los casos, el propulsor constituye una gran fracción de la masa total de este concepto. Para abordar esto, se han propuesto variaciones que podrían generar su propio propulsor.
En el caso de los cohetes de fusión, está el Bussard Ramjet, que utiliza un enorme embudo electromagnético para “extraer” hidrógeno del medio interestelar y campos magnéticos para comprimirlo hasta el punto en que se produce la fusión.
De manera similar, está el Vacuum to Antimatter Rocket Interstellar Explorer System (VARIES), que también crea su propio combustible a partir del medio interestelar. Propuesto por Richard Obousy de Icarus Interstellar, una nave VARIES dependería de grandes láseres (impulsados ​​por enormes paneles solares) que crearían partículas de antimateria cuando se dispararan al espacio vacío.
Por desgracia, ninguna de estas ideas es posible utilizando la tecnología actual, ni están dentro del ámbito de la rentabilidad (ni mucho menos).
Dadas las circunstancias, y salvo varios desarrollos tecnológicos importantes que reducirían los costos asociados, sería justo decir que cualquier idea para misiones interestelares tripuladas es simplemente impracticable.
Enviar sondas a otras estrellas dentro de nuestras vidas todavía está dentro del ámbito de la posibilidad, especialmente aquellas que dependen de la propulsión de energía dirigida (DEP).
Como muestran propuestas como Breakthrough Starshot o Project Dragonfly, estas velas podrían acelerarse a velocidades relativistas y tener todo el hardware necesario para recopilar imágenes y datos básicos sobre cualquier exoplaneta en órbita.
Sin embargo, tales sondas son un medio potencialmente confiable y rentable de exploración interestelar, no de colonización.
Es más, el lapso de tiempo involucrado en las comunicaciones interestelares aún impondría restricciones sobre qué tan lejos podrían explorar estas sondas sin dejar de informar a la Tierra.
Por lo tanto, no es probable que una exo-civilización envíe sondas mucho más allá de los límites de su territorio.
Criticas
Una posible crítica de la teoría de la percolación es que permite muchos escenarios e interpretaciones que permitirían que el contacto hubiera ocurrido en este punto.
Si asumimos que una especie inteligente tardaría igualmente 4.500 millones de años en emerger (el tiempo entre la formación de la Tierra y los humanos modernos), y consideramos que nuestra galaxia ha existido durante 13.500 millones de años, eso todavía deja una ventana de 9.000 millones de años.
Durante 9 mil millones de años, múltiples civilizaciones pudieron haber ido y venido, y aunque ninguna especie pudo haber colonizado toda la galaxia, es difícil imaginar que esta actividad hubiera pasado desapercibida.
Dadas las circunstancias, uno puede verse obligado a concluir que, además de ser límites a cómo una civilización puede llegar, hay otros factores limitantes en juego aquí (Gran Filtro, ¿alguien?)
Sin embargo, es importante recordarnos a nosotros mismos que ninguna resolución propuesta a la paradoja de Fermi está libre de agujeros.
Además, esperar que una teoría o un teórico tenga todas las respuestas a un tema tan complejo (aunque con pocos datos) como la existencia de extraterrestres es tan poco realista como esperar consistencia en el comportamiento de las IET mismas.
En general, esta hipótesis es muy útil debido a la forma en que desglosa muchos de los supuestos inherentes al “Hecho A”.
También presenta un punto de partida completamente lógico para responder la pregunta fundamental. ¿Por qué no hemos tenido noticias de ninguna IET? Porque no es realista concluir que ya deberían haber colonizado la mayor parte de la galaxia, especialmente cuando las leyes de la física (como las conocemos) excluyen tal cosa.

Applied Physics construye el primer modelo de unidades de deformación físicaLos hallazgos del grupo se han publicado en la revista revisada por pares Classical and Quantum Gravity.

Los científicos de Applied Physics están emocionados de anunciar que recientemente han construido el primer modelo de unidades de deformación física.
Applied Physics es un grupo independiente de científicos, ingenieros e inventores que asesoran a empresas y gobiernos en ciencia y tecnología para aplicaciones comerciales y humanitarias.

En las noticias más recientes de la organización, el equipo de Applied Physics está anunciando el primer modelo de impulsores warp físicos, algo que, hasta ahora, solo ha tenido un lugar en la ciencia ficción. El estudio del grupo se llevó a cabo en estrecho contacto con distinguidos investigadores en mecánica de campo de deformación, y recibió las bendiciones del estimado físico teórico Miguel Alcubierre, y los hallazgos se publicaron en la revista revisada por pares Classical and Quantum Gravity.
“Muchas personas en el campo de la ciencia conocen el Alcubierre Drive y creen que los impulsos warp no son físicos debido a la necesidad de energía negativa”, dice el astrofísico y científico de la Universidad de Lund, Alexey Bobrick. “Sin embargo, esto ya no es correcto; fuimos en una dirección diferente a la de la NASA y otros y nuestra investigación ha demostrado que en realidad hay varias otras clases de impulsos warp en la relatividad general. En particular, hemos formulado nuevas clases de soluciones de impulso warp que no requieren energía negativa y, por lo tanto, se vuelven físicas”.
“Si bien todavía no podemos romper la velocidad de la luz, no necesitamos hacerlo para convertirnos en una especie interestelar”, dice Gianni Martire, científico de Applied Physics. “Nuestra investigación de impulso warp tiene el potencial de unirnos a todos”.

Tanto Bobrick como Martire se complacen en proporcionar más detalles sobre su trabajo con respecto a los impulsores warp a cualquier parte interesada.
Acerca de Applied Physics
Applied Physics está formada por diversas mentes internacionales con conocimientos avanzados en casi todos los campos de la física, la informática y la ingeniería. Con oficinas en la neutral Suecia y siendo una empresa de beneficio público en los Estados Unidos, Applied Physics está estructurada para ser totalmente independiente de cualquier organismo académico o gubernamental, lo que permite al instituto realizar investigaciones únicamente para el bien público.
ResumenEl impulso warp de Alcubierre es una solución exótica en la relatividad general. Permite viajes superlumínicos a costa de enormes cantidades de materia con densidad de masa negativa. Por esta razón, el impulso warp de Alcubierre ha sido considerado poco físico. En este estudio, desarrollamos un modelo de un impulso warp  de espacio-tiempo en la relatividad general clásica que incluye todas las definiciones de impulso warp existentes y permite nuevas métricas sin los problemas más serios presentes en la solución de Alcubierre. Presentamos el primer modelo general para impulso de deformación esféricamente simétricas de energía positiva subluminal; construir soluciones superlumínicas de impulso de deformación que satisfagan las desigualdades cuánticas; proporcionar optimizaciones para la métrica de Alcubierre que reducen los requisitos de energía negativa en dos órdenes de magnitud; e introducir un impulso de deformación de espacio-tiempo en el que la capacidad espacial y la tasa de tiempo se pueden elegir de una manera controlada. Conceptualmente, demostramos que cualquier impulsor warp, incluido el impulsor Alcubierre, es una capa de material regular o exótico que se mueve inercialmente con una cierta velocidad. Por lo tanto, cualquier impulso warp requiere propulsión. Mostramos que una clase de impulso de deformación espacio-tiempo esféricamente simétrico y subluminal, al menos en principio, puede construirse basándose en los principios físicos conocidos por la humanidad hoy en día.

LA ONU PROMUEVE LA EUTANASIA ACTIVA ENTRE LOS MAYORES CON UNA CAMPAÑA REPULSIVA

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=308&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fyuliana.valerio1%2Fvideos%2F10157944668668085%2F&show_text=false&width=560


La inspiración malthusiana de los genocidas sin fronteras no puede estar más clara: les sobran seres humanos en un planeta que han decidido que es su feudo, y van poco a poco habituando a las masas pasivas y teleconsumidoras a que los improductivos deben hacer sitio voluntariamente. A ese fin obedece una campaña tétrica y ambigüa, a la que solo falta que, en consonancia con el mensaje que lanzan los “concienciados” actores a los que han recurrido, se pegaran un coherente tiro ante la cámara tras recitar su indigno “yo ya he disfrutado de la vida, … ahora hago sitio”. Pero todos sabemos -salvo las semi-inteligencias inoperantes, que de todo hay, y algunas hasta leen el blog- que no se trata de retirar a los farsantes útiles, sino a nuestros mayores, a quienes nos cuidaron, educaron y transmitieron el valor de una vida que ahora van a arrebatarles. “Ventana de Oberton” en estado puro. Gerontocidio auspiciado por demonios sin alma ni empatía.

LAS SIETE PREGUNTAS QUE HAY QUE HACER A FAMILIARES O AMIGOS QUE QUIERAN VACUNARSE

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=312&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fsalinasvane%2Fvideos%2F10159073919396306%2F&show_text=false&width=560

1. ¿Sabías que nunca se ha conseguido una vacuna eficaz contra ningún coronavirus?

De hecho, algunas de las vacunas fallidas contra el Sars acabaron produciendo hipersensibilidad al virus, causando que los ratones vacunados cursasen la enfermedad de manera más grave que los no vacunados.

2. ¿Sabías que se necesitan entre cinco y diez años para el desarrollo de una vacuna?

El desarrollo de vacunas es un proceso lento y laborioso, lo que garantiza la fiabilidad y eficacia del producto final. Ninguna de las vacunas Covid que se están aplicando ha sido sometida todavía a ensayos adecuados ni cuentan con la aprobación de la FDA. Todas han salido al mercado de un modo precipitado, y absolutamente inédito en la historia de la medicina. Los propios fabricantes de Pfizer reconocieron que su producto fue diseñado en unas pocas horas.

3. ¿Sabías que lo que están presentándonos como vacuna es en realidad una terapia génica?

Las vacunas tradicionales funcionan al introducir en el organismo una cepa debilitada del patógeno responsable de causar la enfermedad, “entrenando” al sistema inmunológico para que desarrolle las defensas adecuadas. Estas nuevas “vacunas” no funcionan así, sino inyectando ARN viral en el cuerpo, donde se replica dentro de las células y -teóricamente- estimula al cuerpo a reconocer y fabricar antígenos para las proteínas de pico del virus. El problema es que abren la entrada a otras infecciones y pueden causar enfermedades autoinmunes.

La transferencia de ARNm ha sido objeto de investigación desde la década de 1990, pero nunca antes de 2020 fue incorporada a ninguna vacuna. De hecho, la manipulación genética en humanos está prohibida por numerosos tratados internacionales.

4. ¿Sabías que se desconocen los efectos secundarios a medio y largo plazo porque se encuentra en fase experimental?

Esta es otra información clave que los medios omiten: ninguna de las vacunas ha sido sometida todavía a ensayos adecuados. Varias farmacéuticas se saltaron fases de su desarrollo, o bien no publicaron sus datos, prorrogan la investigación hasta 2023 o abandonaron los ensayos después de “efectos adversos graves”. En estudios con animales, después de ser inyectados con tecnología ARNm todos los animales murieron por reinfección, dato conocido pero que los medios se han guardado mucho de divulgar.

5. ¿Sabías que si esta vacuna daña o mata a alguien las compañías farmacéuticas no podrán ser demandadas?

En la primavera de 2020 numerosos gobiernos concedieron a los fabricantes de vacunas inmunidad legal frente a las posibles demandas por daños y perjuicios invocando leyes pensadas para emergencias o aprobando nuevas leyes.

La Ley de Preparación para Emergencias y Disponibilidad Pública (PREP) de EE.UU. otorga inmunidad hasta al menos el 2024. La Ley de Licencias de Productos de la U.E. hace lo mismo, y hay informes de cláusulas de responsabilidad confidencial en los contratos firmados con los fabricantes de vacunas. El Reino Unido fue aún más lejos, otorgando indemnidad legal permanente al gobierno y a cualquier empleado del mismo por cualquier daño causado a un paciente tratado de Covid o “sospechoso” de Covid.

6. ¿Sabías que si no te vacunas y contraes el Covid, tus posibilidades de supervivencia son de un 99´9 %?

La tasa de letalidad de la infección por SARS-COV-2 ha sido motivo de controversia durante meses, pero ciertamente es mucho más baja de lo que predijeron todos los modelos iniciales. Originalmente se infló masivamente, y la OMS utilizó una cifra del 3,4 %. Estudios posteriores han encontrado que es mucho más baja, en algunos casos incluso inferior al 0,1 %. Un informe publicado en octubre en el propio boletín de investigación de la OMS que encontró un CFR del 0,23 %, “posiblemente considerablemente más bajo”, es decir, incluso según la OMS al menos el 99´77 % de las personas infectadas con el virus sobrevivirán.

“The mail” dijo que se encontró una tasa de mortalidad similar (0,19 %) en un estudio de residentes en Helsinki (Finlandia). Un estudio de anticuerpos en Eslovenia encontró una tasa de mortalidad de alrededor del 0´15 %.

7. ¿Sabías que existen múltiples tratamientos eficaces, seguros y baratos para tratar el Covid? Hidoxicloroquina, zinc, artemisia, vitaminas C y D, invectina, protocolo MATH+, etc., pero no son negocio para la Big Pharma.

SIN MERCENARIOS COLABORACIONISTAS ESTA FARSA NO SE SOSTENDRÍA NI UN MINUTO MÁS

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=490&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdr.Pachec0%2Fvideos%2F10222282505445310%2F&show_text=false&width=560

El vídeo que abre esta entrada ilustra a la perfección el nivel de absurdo y falsedad que desvergonzados terroristas mediáticos difunden con absoluta impunidad (por el momento, al menos). “No hay que reforzar el sistema inmunatorio” (sic) afirma el gorila Ferreras, y no se les cae la cara de vergüenza ni a él ni a su monosabio, “experto”, obviamente, en mentir. Su barrabada es el equivalente de afirmar “no hay que desinfectar las heridas para que se curen” o “no hay que disponer de tropas para defender las fronteras”. Estos dos parásitos catódicos están difundiendo un consejo que puede resultar letal: con un sistema inmunitario bajo un simple catarro puede matar. Y para cualquiera que piense por sí mismo está claro que las “olas” de Covid después de la primavera son la gripe de toda la vida, ésa que dan por desaparecida los desinformadores a sueldo. Todo este circo del Covid se sostiene merced a la irresponsable cooperación de una corte de payasos asesinos vendidos a la subvención estatal:

Hay periodistas que admiten ya que si cuentan la verdad sobre la plandemia se van a quedar sin trabajo

https://loveotv.com/embed/v3moVg4dZCqkZUF

¿Y tú cómo sabes que esta gran mentira se va a desvelar? Yo no soy adivino, sin embargo lo sé desde hace tiempo; una mentira de este calibre, que además ha sido propagada por todo el mundo de una forma tan indecente, se tiene que desvelar, además se desvelará pronto. Se puede mentir a alguien alguna vez, pero no se puede mentir a todos todo el tiempo. Los que han organizado este crimen contra la humanidad han de ser llevados ante los tribunales.

https://loveotv.com/embed/Al92XfSTAdUZlZt

A los que me preguntan si esta gran mentira se va a desvelar les digo también: de ti depende que esta mentira cruel no avance más, de verdad que de ti depende, si le pones ganas esto se acaba muy pronto, pero es que hay que ponerle ganas. Has de contar a los demás lo que sabes, además te digo que sabes mucho más de lo que crees, di lo que está pasando a los que tienes cerca, díselo aunque no te crean, si tan sólo te quedara un día de vida lo harías, por supuesto que lo harías aunque sólo fuera para poder morirte en paz y sin remordimientos.

Y claro que se puede usar el humor, este que ahora escribe lo hace a todas horas, de otra forma aguantar esto sería casi imposible …

Y, en conexión con esa necesidad del risueño humor que permite soportar lo insorpotable, recuerdo al lector que mañana, como cada primero de mes, el blog solo publicará entradas positivas y/o jocosas, en un pequeño acto psicomágico que invoca como actualidad planteamientos lúdicos y relajados, que, ojalá, fueran los únicos a los que poder recurrir para hablar del mundo que nos ha tocado.

LAS INYECCIONES DE ARNm NO PUEDEN CONSIDERARSE LEGALMENTE COMO VACUNAS

Al referirse a las inyecciones para tratar el COVID-19 como “vacunas” en lugar de terapias génicas, los gobiernos y las farmacéuticas están incurriendo en prácticas engañosas contra los ciudadanos.

Las inyecciones de ARNm son terapias génicas que no cumplen con un solo criterio o definición, ni legal ni médico, de vacuna.

Las “vacunas” COVID-19 no imparten inmunidad ni inhiben la transmisibilidad de la enfermedad. En teoría están diseñadas para disminuir los síntomas de la infección, no para evitarla.

Dado que la gran mayoría de las personas que dan positivo en la prueba del SARS-CoV-2 no presentan ningún síntoma, ni siquiera han podido establecer un vínculo causal entre el virus y la enfermedad clínica.

Al llamar a esta tecnología de terapia génica experimental “vacuna”, se están eludiendo la responsabilidad por daños que de otro modo se aplicarían.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., una vacuna es “un producto que estimula el sistema inmunológico de una persona para producir inmunidad a una enfermedad específica, protegiendo a la persona de esa enfermedad”. La inmunidad, a su vez, se define como “Protección contra una enfermedad infecciosa”, lo que significa que “Si es inmune a una enfermedad, puede exponerse a ella sin infectarse”.

Ni Moderna ni Pfizer afirman que este sea el caso de sus “vacunas” COVID-19. De hecho, en sus ensayos clínicos, especifican que ni siquiera realizaron pruebas de inmunidad.

A diferencia de las vacunas reales, que usan un antígeno de la enfermedad que está tratando de prevenir, las inyecciones de COVID-19 contienen fragmentos de ARN sintético encapsulados en un compuesto portador de nanolípidos, cuyo único propósito es disminuir los síntomas clínicos asociados con la S-1 proteína de pico, no el virus real, que no ha sido aislado ni secuenciado.

En realidad, no imparten inmunidad ni inhiben la transmisibilidad de la enfermedad. En otras palabras, no están diseñados para evitar que usted se enferme de SARS-CoV-2; Se supone que solo disminuyen los síntomas de la infección si usted se infecta o cuando lo hace.

¿Por qué llaman “vacunas” a un tratamiento experimental? Claramente, para confundir al usuario proyectando sobre un producto dudoso la imagen de eficacia y seguridad asociada a aquéllas. Si realmente lo llamaran como es, es decir, “quimioterapia de terapia génica”, la mayoría de la gente, sabiamente, se negaría a tomarla. Quizás esa sea una de las razones de su falsa categorización como vacunas. Pero también puede haber otras razones, como eludir la responsabilidad por daños.

Daños que, tal como estamos viendo, se producen de un modo estadísticamente muy elevado.

Biden inicia su era con 22 muertos tras el bombardeo ordenado en Siria

El ataque de EEUU al este de Siria generó las reacciones de los demócratas en Washington, quienes lo rechazan por ir en contra de la promesa de “poner fin a las guerras”

Se calculan al menos 22 muertos tras el bombardeo autorizado por Joe Biden en Siria. La acción se convierte en el primer ataque militar de su mandato y las reacciones ya resuenan en varias partes. Desde el Congreso de EE. UU. hasta en el propio Gobierno sirio retumban las consecuencias de esta acción.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos publicó la cifra de fallecidos asegurando que el ataque alcanzó a combatientes de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) —una coalición de milicias progubernamentales iraquíes— y la milicia iraquí Hezbollah en la provincia de Deir Ezzor, de acuerdo con reportes citados por La Gaceta de la Iberosfera.

Hay preocupación desde el Capitolio. La agencia EFE detalla que los demócratas coinciden en recordar al nuevo presidente que es el Congreso quien tiene la autoridad para autorizar ataques, aunque otros fueron más allá al criticar la estrategia bélica de Estados Unidos en el mundo.

«Los ataques en represalia —como el de Siria—, que no son necesarios para prevenir una amenaza inminente, deben estar dentro de la definición de una autorización de fuerza militar existente del Congreso». Las palabras pertenecen al senador demócrata Chris Murphy.

El congresista Ro Khanna, miembro del comité de Servicios Armados de la Cámara Baja, recordó que los demócratas ganaron las elecciones con la promesa de «poner fin a las guerras, no escalar conflictos en Oriente Medio».

Lo cierto es que la cantidad de muertos podría aumentar, ya que hay otros heridos en estado grave, según el Observatorio Sirio. Dicho organismo agrega que los objetivos habrían sido almacenes de armas que ingresaron desde la frontera con Irak.

El camino bélico

La inquietud de los demócratas va de la mano con la advertencia de Siria. Afirmó que el bombardeo traerá «consecuencias». Además, mencionó que se produjo durante una visita a Damasco del enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Geir Pedersen, lo que interpretó como un reflejo de la «indiferencia» de la administración Biden hacia el papel internacional en la resolución del conflicto.

Esta nueva reacción de EEUU habría sido ocasionada por los ataques contra tropas estadounidenses y de la coalición internacional en Irak, así como de «continuas amenazas» contra este personal, según el Pentágono.

Statement from @PentagonPresSec on airstrikes conducted tonight by U.S. military forces against infrastructure utilized by Iranian-backed militant groups in eastern Syria.👇 pic.twitter.com/dMdsMmpuAO

— Brett McGurk (@brett_mcgurk) February 26, 2021

Mientras tanto, algunos republicanos apoyaron lo que ocurrió. Mitch McConnell, líder republicano en el Senado, , aseguró que Biden «actuó bien dentro de las autoridades de su cargo» y que «los ataques contra instalaciones y personal diplomático y militar estadounidense son solo una de las primeras pruebas para el nuevo gobierno».

Otros saldos tras el ataque fue la destrucción de tres camiones de municiones, provocando que las milicias progubernamentales evacuaran otros edificios cercanos.

“El presidente de Estados Unidos (Joe Biden) y la Administración se reservan el derecho a responder el momento y la forma que elijamos”, fueron las palabras de la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa.

España: La PCR según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

26 de febrero del 2021

Las llamadas «medidas de salud pública» que se han tomado en el último año para evitar contagios se basan en los resultados positivos de la prueba PCR. Pero, según el propio CCAES, organismo que tiene una función central en la organización de estas medidas, los resultados positivos de esta prueba no implican capacidad de contagio.

Según el documento oficial «Información científico-técnica, enfermedad por coronavirus, COVID-19», del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, en su última actualización del 15/1/2021,«La técnica RT-PCR ha sido ampliamente utilizada a lo largo de la pandemia COVID-19 con cierta controversia, por su capacidad para detectar RNA viral durante periodos muy largos que no siempre pueden ser relacionados con virus con capacidad infectiva, lo que plantea numerosas dudas a la hora de tomar medidas de salud pública» (p. 18). «Como ya se ha mencionado, presencia de positividad en la prueba PCR u otra técnica de detección de ácidos nucleicos no implica necesariamente infecciosidad» (p. 19)Este pasaje aparece en todas las actualizaciones de este documento desde la del 3/7/2020 hasta la última del 15/1/2021.

Aclaremos lo primero que la PCR que se usa para el SARS-CoV-2 es siempre del tipo conocido como RT-PCR, de manera que, en este contexto, los nombres RT-PCR y PCR se refieren a lo mismo [*]. El problema que se menciona en estos pasajes es sólo uno de los muchos que plantea esta técnica cuando se usa como método de diagnóstico, pero en esta ocasión dejaremos esos otros problemas de lado para ceñirnos sólo al que se señala en este documento oficial.

Pues bien: la institución que dice eso que acabamos de leer, el CCAES, tiene un papel central en la organización de esas medidas de salud pública que se han tomado a partir de los resultados de la utilización de la técnica PCR de la que ellos mismos reconocen «su capacidad para detectar RNA viral durante periodos muy largos que no siempre pueden ser relacionados con virus con capacidad infectiva». Por decirlo más claro: lo que ahí dicen las autoridades sanitarias es que el hecho de que la PCR le dé positivo a alguien no quiere decir que ese alguien pueda contagiar el virus.

No es pués de extrañar que a continuación añadan que esta falta de relación entre el resultado positivo y la contagiosidad «plantea numerosas dudas a la hora de tomar medidas de salud pública». Si el que alguien dé positivo en la prueba no implica que ese alguien pueda infectar o contagiar a otros, es desde luego muy dudoso que tenga sentido mandar aislarse a personas que dan positivo (por no hablar de sus contactos), cerrar residencias, colegios, negocios y demás porque se encuentren en ellos casos positivos, confinar poblaciones enteras, reducir al mínimo los servicios públicos, imponer toques de queda y todo tipo de obligaciones y prohibiciones en los actos más nimios de la vida corriente por el número de casos positivos, y permitir que se informe en los medios de los números de casos positivos como si fueran lo que no son: verdaderos contagiados y contagiadores.

Y, sin embargo, eso es precisamente lo que se está haciendo. Todas las medidas que se toman para evitar contagios están basadas en, o más bien justificadas por, los resultados positivos de una prueba cuyos resultados positivos no implican contagiosidad. Eso es lo que está haciendo el CCAES y el resto de los organismos que con él colaboran en machacarnos a pesar de que en sus documentos oficiales, científicos, técnicos y toda la pesca se permitan el lujo de reconocer que todo eso «plantea numerosas dudas».

¿Dónde están esas dudas, dónde, que no se ven por ninguna parte?

NOTA [*]: La PCR, la «Polymerase Chain Reaction» o reacción en cadena de la polimerasa, es una técnica de multiplicación de ADN. Mediante esta multiplicación, el ADN se vuelve detectable. Si lo que se quiere multiplicar es ARN, primero hay que aplicar a la muestra de partida una técnica de conversión del ARN en ADN. Esta técnica se llama transcripción inversa o retrotranscripción, en inglés «reverse transcription», y de ahí el nombre de RT-PCR. Según la teoría vírica, el material genético de los virus puede ser ADN o ARN. Los virus de ARN son los llamados retrovirus. Entre ellos están los coronavirus y también el virus del SIDA. (En el texto del CCAES al ARN se lo llama «RNA» por anglicismo.)

El gobierno compra la paz social con CCOO y UGT con un incremento del 56% en subvenciones

El Gobierno ha aprobado una subida de las subvenciones a los sindicatos entre la larga lista de normativas que se aprobaron en el Consejo de Ministros del martes, de más del doble de lo que percibían. El gobierno del PSOE y Podemos ha acordado subvenciones por importe de 13.883.890 euros «destinadas a las organizaciones sindicales en función de su representatividad por la realización de actividades de carácter sindical en 2021».

Esta cuantía supone disparar un 56% las subvenciones que se le otorgaron a CCOO o UGT un año antes: 8.878.123,74 euros. Desde el año 2013, año en el que el Gobierno de Mariano Rajoy recortaba casi un 20% a estas partidas, las subvenciones a los sindicatos no se habían movido del entorno de los 8.900.000 euros.

Todavía falta la publicación en el BOE de esta medida y determinar las cuantías que le tocan a cada sindicato, pero serán CCOO y UGT las centrales más beneficiadas.

La radiactividad de las pruebas nucleares francesas en el Sáhara sigue llegando a Europa

Cuando el viento mueve las arenas del desierto del Sáhara, también desplaza los rastros de las pruebas nucleares francesas a principios de la década de los sesenta.

Un laboratorio de Rouen, en Normandía, ha analizado la arena recogida en el macizo del Jura y ha obtenido muestras de cesio 137. Ha transcurrido más de medio siglo, pero los elementos radiactivos están presentes en los dos continentes, tanto en África como en Europa, a miles de kilómetros de distancia.

El laboratorio Acro se fundó hace 30 años, tras la catástrofe de Chernóbil y detecta el cesio 137 en los restos de las arenas del desierto que llegan hasta el norte de Francia.

El cesio 137 es un radioelemento artificial. Es un producto de la fisión nuclear que se produce en una explosión nuclear y, por lo tanto, no está presente de forma natural en la arena del desierto.

Los vientos del desierto reparten los restos de cesio 137 por todos los lugares de Europa por los que pasa.

Según Pierre Barbey, miembro del laboratorio que ha analizado las muestras, el cesio 137 tiene una vida útil de 30 años. Cada 30 años, pierde la mitad de su contenido radiactivo. Después de siete ciclos de 30 años, se supone que sólo queda el 1 por ciento del material radiactivo.

Cerca de Reggane, en el sur de Argelia, Francia realizó la primera prueba nuclear el 13 de febrero de 1960. La bomba tenía un potencia de 70 kilotones, una explosión tres o cuatro veces más potente que la de la bomba de Hiroshima de 1945.

Entre 1960 y 1966, Francia detonó 17 bombas nucleares en el desierto del Sáhara. Tras la independencia de Argelia, siguió realilzando pruebas nucleares en la Polonesia.

https://france3-regions.francetvinfo.fr/bourgogne-franche-comte/jura/les-poussieres-de-sable-du-sahara-etaient-porteuses-de-cesium-137-residu-d-anciens-essais-nucleaires-francais-1973641.html

Publicado por .

https://odysee.com/@lascosasquepasanxd:1 https://filastox.bandcamp.com/ https://superocho.org/@Grabaczacr https://www.bitchute.com/channel/RDJWbgU9qz5M/ https://www.minds.com/daemonimperatus/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: