Las embarazadas están perdiendo sus bebes tras vacunarse.

Por Roxana Bruno, PhD en Inmunología

Esta publicación reciente es un ejemplo de ello: Hallazgos preliminares de la seguridad de la vacuna de ARNm Covid-19 en embarazadas. Entre 3.958 participantes inscritas en el registro de embarazos, 827 tuvieron un embarazo completo, de los cuales 115 (13,9%) resultaron en una pérdida de embarazo. New England Journal of Medicine
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33882218/

El CDC había dicho que las mujeres embarazadas debían vacunarse “si lo deseaban”.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos y la Sociedad de Medicina Materno-Fetal dijeron que las mujeres embarazadas “deberían tener acceso a las vacunas”, pero nunca les dieron la recomendación de vacunarse.

Resulta que ahora están probando la seguridad de las vacunas COVID directamente en mujeres embarazadas. Y salen a decir que “las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna Covid-19″:

https://www.wsj.com/articles/cdc-recommends-pregnant-women-receive-covid-19-vaccine-11619217983

Todo esto lo han dicho después de los datos preliminares del “estudio” realizado por investigadores de los mismos CDC, que fue publicado hace una semana, el miércoles 21 de abril, en el New England Journal of Medicine:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2104983

Esta publicación fraudulenta sugiere que las vacunas K0 B¡T fabricadas por Pfizer, BioNTech y Moderna “son seguras para las mujeres embarazadas”, cuando en realidad esto no esta demostrado…

La máquina de propaganda se pone en marcha cuando el pasado viernes la directora de los CDC dijo: “Es importante destacar que no se observaron preocupaciones de seguridad para las personas vacunadas en el tercer trimestre o preocupaciones de seguridad para sus bebés”. Esto es una clara manipulación mediática, porque las mujeres embarazadas fueron excluidas específicamente de todas las pruebas de seguridad durante 2020.

Ni Pfizer, ni BioNTech ni Moderna inscribieron a mujeres embarazadas en los ensayos para evaluar si las inyecciones funcionaban de manera segura durante el embarazo.

Si analizamos la publicación, los datos reales son apenas 78 mujeres embarazadas que supuestamente tuvieron K0 B¡T y que fueron vacunadas: desde luego NO se puede considerar “vacunas seguras” basados en datos de 78 mujeres.

Además el estudio de NEJM examinó a mujeres embarazadas que recibieron la vacuna entre el 14 de diciembre y el 28 de febrero. Los datos sugieren que la gran mayoría eran mujeres embarazadas antes del tercer trimestre, entonces, ¿cómo es posible generalizar sobre la seguridad de las vacunas en un embarazo, cuando las mujeres que están formando parte del estudio ni siquiera habrían dado a luz todavía?

Si recibieron la vacuna durante el primer trimestre de su embarazo entre diciembre 2020 y febrero 2021, mayoría estarían todavía cursando el embarazo, entonces no han terminado su gestación. En el estudio ya reportan una tasa de pérdida fetal del 14%, que se minimiza y desestima.

Se puede observar que reportan también un “2,2% de malformaciones congénitas importantes”. Pero no se dispone de datos a largo plazo, porque el estudio se llevó a cabo durante un período de 2 meses, lo cual excluye cualquier seguimiento posterior de las mujeres que reciben la vacuna al principio del embarazo.

Es un fraude más, con consecuencias impredecibles, perpetrado por autores que son todos empleados de los propios CDC.

Tendremos que hacer una denuncia formal de manera urgente para rechazar la vacunación e impedir que nuestras embarazadas y sus bebés formen parte de este experimento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Up ↑

%d bloggers like this: