Las multinacionales farmacéuticas corrompen a los grupos parlamentarios con grandes cantidades de dinero

Los grupos de trabajo informales del Parlamento británico relacionados con la salud reciben donaciones millonarias de la industria farmacéutica, según un nuevo estudio de la revista científica Plos One (1).

En Reino Unido hay 146 grupos parlamentarios de todos los partidos, llamados APPG, que tienen relación con la salud y algunos de ellos recibieron importantes cantidades de dinero de la industria farmacéutica.

Entre 2012 y 2018 las empresas farmacéuticas entregaron casi 2,2 millones de libras (3 millones de dólares), lo que aproximadamente supone el 30 por ciento de toda la financiación recibida por 58 de estos grupos parlamentarios.

El dinero en cuestión fue entregado directamente por las propias empresas farmacéuticas o indirectamente a través de organizaciones de pacientes que también financian las empresas. Los autores del estudio las consideran como instrumentos de cabildeo de los monopolios elaborar la política sanitaria.

Los APPG sobre el cáncer y la salud fueron los mayores receptores del dinero. 22 grupos parlamentarios recibieron de las empresas farmacéuticas el 100 por cien de su financiación externa.

“En el contexto de los APPG relacionados con la salud, los pagos de la industria farmacéutica representan conflictos de intereses institucionales, ya que crean circunstancias en las que el interés primario (la elaboración de políticas en interés de la salud pública) corre el riesgo de verse indebidamente influenciado por el interés secundario (el objetivo de la industria farmacéutica de maximizar los beneficios)”, señala el estudio.

En siete publicaciones de los APPG sobre el cáncer y el VIH que contaron con aportaciones de organizaciones externas, se mencionaron 28 colaboradores de 13 empresas farmcéuticas diferentes. 19 de ellas habían pagado al APPG que publicaba el informe.

Los grupos parlamentarios a sueldo de las multinacional son una parte clave de la elaboración de las políticas públicas y está claro que el dinero de las empresas entra en el torrente sanguíneo de los APPG”, dicen Emily Rickard y Piotr Ozieranski, del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad de Bath.

Actualmente el Parlamento británico está investigando a las APPG, que hasta ahora han funcionado de una manera sigilosa (2). Este tipo de instituciones parlamentarias involucran a organizaciones externas para que sean coautoras de sus publicaciones y reciben dinero de patrocinadores externos para cubrir sus gastos administrativos y organizar eventos.

(1) https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0252551
(2) https://committees.parliament.uk/call-for-evidence/268/allparty-parliamentary-groups/
https://mpr21.info/las-multinacionales-farmaceuticas-corrompen-a-los-grupos-parlamentarios-con-grandes-cantidades-de-dinero/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Up ↑

%d bloggers like this: