Gran Bretaña renuncia al pase sanitario, mientras que Francia va a prescindir de 350.000 trabajadores de la salud: Vaya “pandemia” de mierda.

En medio de una pandemia oficial que supuestamente pone en riesgo a la humanidad, y por tanto justifica el famoso “pase sanitario”, Francia se prepara para deshacerse de nada menos que 350.000 profesionales de la salud que se niegan a vacunarse (y no son suicidas), mientras que Gran Bretaña renuncia al pase de vacunación, por razones éticas. Es cierto que Gran Bretaña ya no forma parte de la Unión Europea, pero, en cualquier caso, esto debería hacernos reflexionar sobre los fundamentos ideológicos de las opciones que voluntariamente toman nuestros gobiernos. Y la salud no tiene nada que ver,¡ aquí, Israel lo demuestra ampliamente.

El 15 de septiembre es la fatídica fecha en la que se puede suspender a las personas, especialmente en el ámbito médico, que no hayan tomado sus dosis de vacunas. Estamos oficialmente en una pandemia, oficialmente la humanidad está lo suficientemente amenazada como para que las medidas liberticidas que establecen un régimen de apartheid sanitario sean oficialmente validadas y seguidas por una gran parte de la población.

Sin embargo, un número importante de personas del sector sanitario, médicos, enfermeras y otros, se niegan a vacunarse. Según los datos publicados, hay 300.000 en los centros hospitalarios y 50.000 en los consultorios privados:

Según el último recuento realizado por el Ministerio de Salud, el 13% del personal de los hospitales no había iniciado el curso de vacunación. De un total de 1,1 millones de personas en la función pública hospitalaria, este porcentaje deja augurar que miles de personas serán suspendidas.

Según un recuento provisional del Ministerio de Salud, 300.000 profesionales de establecimientos sanitarios o médico-sociales aún no han sido vacunados. A lo que hay que añadir 50.000 personas en el sector privado.

Sin polemizar las estimaciones, que lógicamente pueden ser revisadas a la baja para su publicación, se trata ya de una gran masa de personas competentes en asuntos de salud. Y que no se vacunan. Sorprendente… Si la humanidad está en peligro y su salvación está en la vacunación, ¿son suicidas? Uno se pregunta, porque están precisamente informados y formados para entender esta información.

Y, de hecho, cuando observamos lo que está ocurriendo en Israel, hay motivos para preguntarse sobre la eficacia de una política exclusivamente de vacunas que no ha tenido en cuenta en absoluto la dimensión asistencial:

Hoy, la euforia ha dado paso a la preocupación. En las dos últimas semanas, el país ha registrado 10.402 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, la cuarta tasa de infección más alta del mundo, por detrás de Georgia, Dominica y Cuba, pequeños países donde la vacunación está mucho menos avanzada. Esto representa un aumento del 600% en comparación con el mes de julio. Más preocupante aún es el hecho de que el número de muertes también está aumentando exponencialmente, con 23 muertes registradas hasta el 22 de agosto, frente a cero en julio. Lo nunca visto desde febrero.

Y las curvas recientes siguen demostrándolo, mientras el país discute una 4ª dosis:

En este contexto, más político que sanitario, Gran Bretaña va a contracorriente y abandona la aplicación del pase de vacunación, que debía aplicarse en algunos lugares a partir de finales de septiembre. Y lo que es aún más sorprendente es que el ministro de Salud no  juega al final de la sagrada guerra sanitaria y a la Victoria (ya que las cifras oficiales de contaminación siguen siendo importantes), no, asume razones éticas, mientras que sus colegas del Gobierno anunciaron hace unos días su puesta en marcha:

“No me gusta nada la idea de que la gente tenga que presentar papeles para hacer cosas básicas”.

Efectivamente, es una “idea” que ya ha existido y que no ha dejado buenos recuerdos… Su postura contraria es sorprendente. Es cierto que Gran Bretaña ha abandonado la UE. Pero eso no lo explica todo. En cualquier caso, todos estos elementos, y muchos otros, deberían hacernos pensar seriamente en las motivaciones ideológicas, no sanitarias, de nuestros dirigentes.

¿Cómo pueden no saberlo, si nosotros lo sabemos?

¿Cómo podemos pensar seriamente que este mismo gobierno será capaz de cambiar de política, ya que está manifiestamente en marcha para aplicar esa misma política?

Karine Bechet-Golovko

http://www.verdadypaciencia.com/2021/09/gran-bretana-renuncia-al-pase-sanitario-mientras-que-francia-va-a-prescindir-de-350.000-trabajadores-de-la-salud-que-es-esta-pandemi

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Up ↑

%d bloggers like this: