El nazismo ucraniano bajo su oligarca curiosamente judío

Para entender un poco la situación actual de Ucrania, lo que hay que hacer es estudiar a los principales oligarcas ucranianos, empezando por Ihor Kolomoisky, también algunos de los rusos como Mikhail Fridman.

Todos ellos son judíos, todos tienen la ciudadanía israelí además de la ucraniana/rusa.

Es muy sencillo, todo es cuestión de dinero: Ucrania era, con diferencia, la más rica e industrializada de las repúblicas soviéticas, tenía algunas industrias de categoría mundial como las enormes obras ferroviarias de Kharkov, la planta de aviones Antonov en las afueras de Kiev, las fundiciones de mineral de hierro y aluminio de Donbas, la agricultura del cinturón de cereales del sur, por nombrar sólo algunas.
Ahora Ucrania es el segundo país más grande de Europa (después de Rusia) pero el segundo más pobre (después de Moldavia) y todas las industrias han desaparecido, los activos han sido despojados y llevados a la quiebra por los oligarcas, Ucrania ha visto cómo su PIB se ha mantenido estancado durante 2 décadas, el desempleo es endémico -millones se han trasladado al extranjero para trabajar-, poco se ha construido o reformado desde la caída de la URSS, es un país que retrocede en la mayoría de los aspectos, robado a manos llenas por un puñado de oligarcas judíos.

En cuanto a lo del nazismo, del que habla Putin pero que Occidente minimiza o rechaza de plano, bueno, los nazis originales también fueron creación de las altas finanzas judías, pero esa es otra historia bastante larga. En definitiva, estos grupos de ultraderecha, sean alemanes, ucranianos o estadounidenses, siempre se crean para crear malestar interno en una nación y permitir a la élite monárquica concentrar la riqueza en sus manos.

No olviden que Mussolini definió el fascismo como la dictadura de las corporaciones y eso es exactamente lo que ha sucedido en Ucrania y en Estados Unidos: la élite monetaria propietaria de las corporaciones dirige el país y los políticos son poco más que un elenco rotativo de actores para mantener a la opinión pública mirando hacia el lado equivocado. Trump es un buen ejemplo, pero comparado con Hitler o incluso con Mussolini y Franco, es un actor de pésimo gusto y un orador público excrementicio, el hecho de que haya logrado convertirse en POTUS dice mucho sobre la falta de discernimiento entre la parte de la población estadounidense que lo apoyó.

Los nazis en Alemania, en la actual Ucrania y en los EE.UU. y en todas partes, fueron y son, la creación de la élite judía adinerada. Incluso Stroessner en Paraguay, Perón en Argentina y Pinochet en Chile, los aspirantes a Hitler de tercera categoría, fueron sus creaciones.

El ascenso de Hitler y los nazis, por ejemplo, había docenas de partidos políticos en Alemania en la década de 1920, muchos de ellos regionales, los nazis eran uno de los más pequeños, confinados en la región sur de Baviera.

Luego, de la noche a la mañana, los nazis se convirtieron en un movimiento político muy grande y de ámbito nacional; los financieros judíos inyectaron un enorme volumen de dinero para que esto sucediera. El dinero procedía de Wall St, canalizado a través del banco Kuhn, Loeb & Co de Berlín y de un puñado de importantes industriales como Fritz Thyssen.

Hitler no era un buen orador o un personaje carismático hasta que fue liberado de la prisión de Landsberg, entonces tomó clases de interpretación y le enseñaron cómo pronunciar un discurso a una multitud de una manera formulada que los llevaría al frenesí: se empieza lentamente, se habla de una manera conversacional, relajada, de bajo perfil, y luego se aumenta lentamente el ritmo y la veracidad hasta que finalmente, se ponen los ojos en blanco mientras se aprietan los puños y se escupe baba en todas direcciones mientras se grita a todo pulmón. Funcionó de forma brillante, pero fue un personaje 100% fabricado para el que Hitler fue entrenado: pasó muchas horas delante de un espejo de cuerpo entero perfeccionando sus posturas y sus gestos de golpear el puño, practicó sus discursos sin parar, discursos escritos para él por un equipo de los mejores guionistas.

Lo mismo sucedió en Ucrania en las últimas décadas, el dinero proviene de los más altos niveles de las finanzas judías internacionales y fue canalizado a los políticos ucranianos de extrema derecha a través de un puñado de oligarcas líderes como Ihor Kolomoisky.

Después de la experiencia de aprendizaje que el mundo tuvo con Hitler, ya no se puede poner a los sociópatas rabiosos en la posición pública de poder, hay que esconderlos detrás de algunas caras más respetables, que es lo que es Zelenskiy y lo que fue Poroshenko antes de él.

Zelensky el Actor/comediante fue elegido a dedo por Kolomoisky para ser presidente, una marioneta total, está interpretando un papel y lo está haciendo bien debido a sus habilidades de actuación.

Todos los presidentes y primeros ministros ucranianos desde 2004, cuando tuvieron la primera revolución de colores, aparte del pro-Moscú Yanukovich, han sido elegidos a dedo por los oligarcas.

Zelensky ya tenía las habilidades de actuación, siendo un actor de carrera, así que todo lo que tuvieron que hacer fue darle los guiones y algunas instrucciones. Su actuación es bastante menos dramática y demostrativa que la de Hitler, pero no por ello deja de ser una actuación y, lamentablemente, está engañando a personas de todo el mundo occidental que lo aclaman como un héroe por enfrentarse al gran oso malo ruso. Me da asco…

Kolomoisky y un puñado de otros oligarcas son responsables de la creación y financiación de las bandas armadas nazis que supuestamente son voluntarios que defienden a Ucrania de las hordas invasoras rusas desde la mítica invasión de 2014, pero que en realidad han sido responsables de los asesinatos de al menos 14.000 civiles ucranianos, de masacres como el bestial ataque a los manifestantes pro-Yanukovich en Odessa, que vio cómo violaban y asesinaban a mujeres embarazadas mientras otras morían quemadas. Han estado bombardeando constantemente a la población del Donbás durante los últimos 8 años mientras los medios de comunicación del mundo fingen que no existen o, si incluso reconocen su existencia, los pintan como heroicos cruzados que frenan la marea del malvado imperialismo ruso. Realmente me pone muy enfermo…

Tienen nombres como los batallones Azov y Dnipro y son tripulados por los peores criminales, matones, sociópatas, psicópatas, violadores y asesinos que el dinero puede comprar, la escoria no sólo de Europa, sino de las Américas, Oriente Medio, África y Asia – vienen de todo el mundo para supuestamente luchar una cruzada contra los malvados rusos, pero en realidad, no son más que el músculo para los oligarcas y el instrumento de violencia y muerte que utilizan para lograr su nefasta agenda.

Estudien las infames Brigadas Kaminski y Dirlewanger de la Segunda Guerra Mundial, verán muchos paralelismos con las unidades mercenarias oligarcas de hoy en día, como los batallones Azov y Dnipro

Esta gente no son guerreros ideológicos, sólo son criminales, sociópatas y psicópatas que se esconden detrás de una ideología para cometer los peores crímenes, como asesinatos y violaciones.

Por lo tanto, es discutible que sean nazis o no, la ideología es sólo una farsa. En realidad, son el músculo de los jefes del crimen que han despojado a Ucrania de sus activos y tienen planes de hacer lo mismo con Rusia, si no fuera por ese molesto Putin que se interpone en su camino…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s