Ucrania es la punta de lanza de la OTAN para destruir a Rusia

Hace cuatro días, en una entrevista concedida a un canal de televisión ucraniano, Oleksii Reznikov, Ministro de Defensa ucraniano, confesó que Ucrania “ya se había convertido de facto en miembro de la OTAN”.

“En la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid” en junio del año pasado, “se definió claramente que en la próxima década la principal amenaza para la alianza sería la Federación Rusa. Hoy, Ucrania está eliminando esa amenaza. Hoy llevamos a cabo la misión de la OTAN. No están derramando su sangre. Nos estamos desprendiendo de los nuestros. Por eso están obligados a proporcionarnos armas”, afirmó Reznikov (*).

Los “socios occidentales” de Ucrania recuerdan constantemente a Kiev que es “como un verdadero escudo, que defiende a todo el mundo civilizado, a todo Occidente” de la “amenaza rusa”. Personalmente él ha recibido recientemente tarjetas de felicitación y mensajes de texto de ministros de Defensa occidentales diciéndoselo.

Reznikov expresó su “absoluta” certeza sobre el eventual ingreso de Ucrania en la OTAN, afirmando estar “convencido de que se trata de una posibilidad absolutamente realista. Por supuesto, no aceptarán esa decisión política por consenso hasta que ganemos. Eso está claro. Pero después de la victoria, después de que todo esto termine y haya algún tipo de paz, los países de la OTAN estarán principalmente interesados en construir una arquitectura de seguridad. Han visto sus propias debilidades, han visto quién es fuerte y poderoso. Hoy nos están enseñando, pero mañana nuestros oficiales, sargentos e incluso nuestros soldados les enseñarán a luchar contra los rusos. Rusia seguirá siendo una de las amenazas para la OTAN y para Europa en su conjunto”.

El secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, ha respondido a las declaraciones de Reznikov en otra entrevista al diario Argumenti i Fakti: “Los acontecimientos en Ucrania no son un enfrentamiento entre Moscú y Kiev, sino un enfrentamiento militar entre Rusia y la OTAN, y especialmente entre Estados Unidos y Gran Bretaña”.

“Los planes de Occidente son seguir dividiendo a Rusia y, con el tiempo, borrarla del mapa político del mundo”, declaró Patrushev.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que la OTAN y Estados Unidos forman parte de la guerra. “De facto, ya se han convertido en parte indirecta de este conflicto, inundando Ucrania de armas, tecnología, información de inteligencia, etc.”, declaró en una rueda de prensa.

El bastión ucraniano de Soledar, fuertemente fortificado, ha caído. Todas las reservas que el mando ucraniano envió han sido aplastadas por el fuego masivo de la artillería rusa. Las fortificaciones construidas en las calles del centro de la ciudad, en forma de pozos antitanque tradicionales hechos de raíles soldados, no sirvieron para nada.

La línea de defensa del ejército ucraniano está rota y el mando ucraniano no podrá invertir la situación. Anoche el Comandante en Jefe del ejército ucraniano, Valery Zaluzhny, le pidió a Zelensky que ordene la retirada de las tropas de Artemovsk (Bajmut), porque es imposible retener la ciudad tras la caída de Soledar. Pero de momento no hay señales de retirada de las unidades ucranianas de allá.

En Bajmut hay una ciudad debajo de la ciudad, con largos túneles que convergen en las grandes minas de sal de Soledar, al norte. Fueron construidos por la Unión Soviética como extensos sistemas de fortificaciones durante la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los túneles son lo suficientemente grandes como para que circulen los tanques.

La 128 brigada de asalto de montaña del ejército ucraniano comenzó una retirada de Soledar que rápidamente se convirtió en huida. La 61 brigada mecanizada también empezó a abandonar sus posiciones, a pesar de los intentos de reforzarla con batallones de refresco. Eso provocó la huida de la 10 brigada de asalto de la montaña, así como de la 17 brigada de tanques. Era la última reserva operativa que se suponía que debía mantener las posiciones en Soledar y tapar agujeros en la línea de defensa.

Otras unidades ucranianas, incluidas las fuerzas especiales “Karpaty” y restos de las brigadas de asalto de montaña, intentaron mantener puestos de observación en edificios de cinco plantas de la calle Karpinski, pero el lunes se replegaron hacia el noroeste de la ciudad, a la zona de “Artemsoli” y la estación de ferrocarril de “Sol”.

Es la tercera línea de defensa, que intenta permanecer en las afueras de Artemovsk (Bajmut) hasta que aparezcan los refuerzos anunciados por el mando. Son brigadas recién formadas a partir de las movilizadas en la región de Chernihiv, que llevan un mes coordinándose para el combate en el campo de entrenamiento de Goncharovsky.

Los restos del ejército ucraniano intentaron impedir que las tropas rusas alcanzaran el norte de Soledar, cortando la carretera a Seversk. Pero fracasaron, por lo que entre 300 y 400 soldados ucranianos han quedado cercados.

La situación también cambió radicalmente cerca de Artemovsk (Bajmut). El lunes el ejército ruso desalojó a los destacamentos combinados de la 60 y 17 brigada mecanizada ucraniana de la aldea de Podgorodne, lo que abrió la posibilidad de rodear la localidad por el norte. En el sur y sureste de la ciudad los rusos destruyeron zonas fortificadas en los pueblos de Opytne y Kleshcheyevka y la limpieza del territorio alrededor de la fábrica de yeso (Knauf) en la calle Patrice Lumumba.

El ejército ucraniano trasladó a Artemovsk (Bajmut) las reservas de la 60 brigada mecanizada, así como dos grupos blindados de la 28 brigada mecanizada y compañías de fuerzas especiales. Otros intentos de reforzar las líneas de defensa no podrán llegar a tiempo.

La nueva línea de defensa del ejército ucraniano se construirá en Artemovsk (Bajmut), al igual que en Soledar, a lo largo de las afueras occidentales de la ciudad, y luego a lo largo del asentamiento de Chasov Yar, que en los últimos meses se ha convertido en su principal fortaleza, así como en un punto de distribución para las reservas que llegan.

La pérdida de toda la línea defensiva Artemovsk – Soledar – Seversk amenaza al ejército ucraniano con consecuencias de largo alcance. En primer lugar, cesa la presión sobre Kremennaya y Lysychansk, y todo el flanco del frente ucraniano se hundirá en esa dirección.

En segundo lugar, la creación de una nueva línea de defensa requerirá importantes esfuerzos por parte de Kiev. Ya han quedado prácticamente destruidas unas seis brigadas que formaban las guarniciones de Artemovsk y Soledar, y es necesario rotarlas y reequiparlas con nuevos reclutas.

En las últimas semanas, esas guarniciones se han mantenido a expensas de unidades “veteranas”, incluidas unidades de asalto de montaña y fuerzas especiales. Las nuevas brigadas muestran una escasa eficacia.

Los ucranianos también están reforzando su presencia en Ugledar, lo que puede significar preparativos para una contraofensiva en dirección sur. Hasta el momento, el ritmo de avance del ejército ruso en Soledar y en los alrededores de Artemovsk (Bajmut) es bastante rápido.

(*) https://www.youtube.com/watch?v=9Oqi0oIprFg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s